UNA DE LAS CINCO granjas MÁS GRANDES DEL MUNDO

El 'monstruo lácteo' que promete salvar el futuro de Soria (y hundir al resto del sector)

La cooperativa navarra Valle de Odieta quiere abrir en Noviercas (155 habitantes) la granja lechera más grande de Europa, con 20.000 vacas. Crearía 250 empleos directos en la región

Foto: Interior de la granja Fair Oaks, la más grande de Estados Unidos, con 30.000 vacas lecheras. (Fair Oaks)
Interior de la granja Fair Oaks, la más grande de Estados Unidos, con 30.000 vacas lecheras. (Fair Oaks)

Algunos lo han definido como el 'monstruo lácteo' que arruinará el sector lechero español y activará una bomba de relojería medioambiental. Otros prefieren verlo como la salvación de Soria en su lucha contra la despoblación. Lo que nadie discute son sus cifras, que dan auténtico vértigo. Una vaquería con 20.000 cabezas en ordeño, 900 hectáreas de terreno, un consumo de 600.000 kilos de forraje y más de tres millones de litros de agua cada día, 93 millones de inversión y 180 millones de litros de leche al año. El resultado: la mayor granja de leche de Europa y una de las cinco más grandes del mundo, a una escala que solo Estados Unidos y China se han atrevido a implantar. Su ubicación: Noviercas, un pueblo de 155 habitantes al este de Soria, entre La Rioja, Navarra y Aragón.

El proyecto empresarial está liderado por la cooperativa navarra Valle de Odieta y cuenta con el apoyo de la Junta de Castilla y León. La cooperativa ha alcanzado preacuerdos con todos los propietarios del terreno que ocuparía la explotación, y ya solo aguarda el informe de impacto medioambiental de los técnicos de la Junta, previsto para esta primavera, para poner la primera piedra. El sector agrícola y ganadero de la mitad norte de la Península asiste con una mezcla de incredulidad y miedo al avance de la macrogranja. La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) asegura que en cuanto abra la explotación de Noviercas, las 432 granjas lecheras de su entorno y sus 726 empleos directos, desde Zamora a Cantabria pasando por el País Vasco, se irán a la ruina al instante. Por no hablar del volumen de purines y estiércol, que COAG cifra en 368.000 toneladas al año (casi un millar al día), el equivalente al residuo generado por 4,4 millones de personas, es decir, la población de Castilla y León y Castilla-La Mancha juntas.

El sindicato COAG afirma que 432 granjas lecheras y 726 empleos directos desaparecerán en cuanto abra la explotación de Noviercas

La cuestión, sin embargo, va más allá del presunto impacto económico y medioambiental. Es también la lucha desesperada de una región por evitar su muerte biológica. La comarca del Moncayo, donde se enclava Noviercas, cuenta 12 personas por kilómetro cuadrado (se considera desierto demográfico una cifra inferior a ocho personas) y la tasa de envejecimiento es alarmante. No hay apenas industrias ni relevo generacional en la agricultura. De ahí la pregunta que tiene enfrentado al sector: ¿qué es más importante, insuflar vida a una región que agoniza o proteger al resto de ganaderos y al medioambiente de consecuencias potencialmente nefastas?

Un grupo de vacas descansa antes de ser ordeñadas en Tapia de Casariego (Asturias). (Reuters)
Un grupo de vacas descansa antes de ser ordeñadas en Tapia de Casariego (Asturias). (Reuters)

La disyuntiva es tan peliaguda que incluso ha logrado dividir la alianza sindical agraria que forman COAG y Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) en Castilla y León. El secretario de UPA en Soria, Raúl Ramírez, es de los pocos ganaderos que se posicionan a favor del proyecto de Noviercas: "Esta provincia es un desierto, no vivimos ya casi nadie en los pueblos. Que algo del dinero que circula se quede en esta provincia y genere puestos de trabajo, unos 250 directos, es muy positivo. Con ese volumen sería una de las empresas que más trabajo dan en toda la provincia". Y apostilla: "Ya está bien de poner pegas a todas las inversiones que llegan a Soria. Tenemos precedentes de grandes empresas que se quisieron instalar aquí y las rechazamos. No estamos en condición de que eso vuelva a pasar".

"Se necesitarán 200 cubas de 10.000 litros para sacar los residuos. A medio plazo, se contaminarán los acuíferos de toda la zona", advierte COAG

Sus compañeros de COAG no solo inciden en la trampa que supone esta inversión, sino que han lanzado una campaña social en su contra bajo el eslogan #EstaGranjaNOeslaLeche. "Es una bomba medioambiental. Una vaca mea al día 100 litros, por lo que se necesitarán 200 cubas de 10.000 litros cada día para sacar los residuos del terreno. Aunque dispongan de hectáreas para repartir los purines, en invierno, con el terreno anegado de agua, es imposible meter las cubas, y eso contaminará a medio plazo los acuíferos de toda la zona. Además, ni siquiera es una ganga económica. Esos 250 empleos hundirán los otros 726 que ya existen, y serán empleos precarios, de tres o cuatro horas de ordeñe por 400 euros que solo los europeos del Este querrán hacer", exclama Lorenzo Rivera, presidente de COAG en Zamora, antes de señalar enfurecido: "En Europa, la media por explotación es de 130 vacas. Juntar 20.000 vacas es una locura que ningún país aceptaría. Soria y las provincias despobladas necesitan toda la inversión del mundo, pero que no se aprovechen de su desesperación para inundarlas de mierda, que es lo que van a hacer. Esa granja no la ha querido nadie, Navarra y el País Vasco les han dicho que ni por asomo, y se han ido al rincón más deprimido de Soria porque saben que necesitan inversiones".

La cooperativa Valle de Odieta, que ya cuenta con la granja lechera más grande de España en Caparroso (Navarra), con 4.800 cabezas entre ordeño y cría, está llevando la operación con total secretismo. Apenas se ha manifestado desde que se hicieran públicas sus intenciones y ha rechazado atender a este periódico. Lo único que ha trascendido por terceras fuentes es que parte de los 93 millones es capital extranjero y que un porcentaje de la leche irá destinado a la quesería que está construyendo en Ólvega, a 14 kilómetros de Noviercas, con una inversión de unos 20 millones de euros.

Por su parte, el alcalde de Noviercas, Pedro Millán, se reconoce "cansado" de la polémica y de los duros ataques al proyecto. Aunque no puede ocultar el hecho de que antes de tocar a su puerta, la macrogranja fue rechazada por el Gobierno vasco con un "no rotundo" (en palabras de la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia) y por Navarra. "Estamos luchando contra la despoblación, tratando de que en Noviercas haya vida, creo que no hay nada más importante que eso", afirma Millán.

"Estamos luchando contra la despoblación, tratando de que en Noviercas haya vida, creo que no hay nada más importante que eso", dice el alcalde

Ante la inquietud de los vecinos, Millán ha repartido un documento lleno de argumentos a favor de la macrogranja. Sobre el punto del consumo de agua, el alcalde informa de que cuentan con el trabajo de la Escuela de Ingenieros de Caminos de Madrid para determinar la aptitud del terreno. Millán cifra el consumo en 2,5 millones de litros al día. COAG, en cambio, lo eleva a seis millones, similar al consumo de la ciudad de Soria. En cuanto al estiércol y el metano, Millán es taxativo: la vaquería gestionará los millones de residuos mediante una planta de biogás que conseguirá "mayor control y reducción del metano aportado a la atmósfera", cubrirá las necesidades de energía de la propia vaquería y producirá "compost y fertilizantes ecológicos". Y advierte: "Si hay un problema medioambiental no se ejercerá la actividad, [pero] son los técnicos los que deben determinar los parámetros medioambientales a constatar y valorar, no nosotros".

Un trabajador supervisa el ordeño en Condres, Asturias. (Reuters)
Un trabajador supervisa el ordeño en Condres, Asturias. (Reuters)

Los ganaderos tuercen el gesto al oír hablar de los técnicos de la Junta de Castilla y León, cuyo informe de impacto medioambiental es lo único capaz de detener la macrogranja. "No sería la primera vez que por presiones políticas se aprueba una locura. Esto me suena a cuando en Madrid querían permitir hasta fumar para montar Eurovegas. A un ganadero, si no saca agua de su parcela, no se le permite tener una granja. Y a esta en cambio se le viene a ofrecer la misma Confederación Hidrográfica del Duero". Quien esto afirma es Félix Roncero, dueño de una de las 432 explotaciones amenazadas según los sindicatos.

"Una granja con ese volumen hundirá el mercado en España, y los ganaderos pequeños y medianos, granjas que llevan mucho tiempo sufriendo, peleando para que sus hijos puedan incorporarse, invirtiendo en tecnología puntera, caerán casi todas. Es una injusticia total que las administraciones le den todas las facilidades a este proyecto y en cambio al resto de ganaderos, que tanto hemos sufrido desde el fin de las cuotas lácteas, se nos deniegue incluso abrir pozos de sondeo en nuestras tierras", prosigue el ganadero, que cuenta con 240 vacas en su explotación.

"No sería la primera vez que por presiones políticas se aprueba una locura. Esto me suena a cuando en Madrid querían montar Eurovegas"

Roncero, que es miembro del consejo de dirección de la prestigiosa cooperativa Ganaderos de Zamora (Gaza), también advierte sobre la calidad de los empleos que generará Valle de Odieta en Noviercas. "Solo necesitará un secretario que maneje el ordenador, un administrativo y uno o dos veterinarios. Lo demás es mano de obra muy barata. Es decir que, en realidad, lo que hace esta granja es concentrar y eliminar empleos". Ramírez, de UPA Soria, rebate esa visión: "De los 250 empleos, al menos 50 serán cualificados. Y esa es una cifra por si sola muy interesante. Es gente que consume, que gasta en la región y activa la economía".

Una vaca asoma la cabeza en una granja en Tapia de Casariego (Asturias). (Reuters)
Una vaca asoma la cabeza en una granja en Tapia de Casariego (Asturias). (Reuters)

Sobre el perjuicio al resto de ganaderos y el posible hundimiento del mercado, el responsable de UPA es radical: "En Soria había cientos de explotaciones y hoy solo quedan dos. ¿Que habrá granjas limítrofes afectadas? No digo que no, pero ellos tampoco se han preocupado cuando crecían y aquí desaparecían los ganaderos. Algunas regiones de este país han actuado con egoísmo, se nos ha dejado de lado muchos años, ahora no pueden pedir que colaboremos rechazando un proyecto vital para el futuro de nuestra provincia".

Desde el fin de las cuotas lácteas en abril de 2015, han desaparecido 2.000 explotaciones (el 10% del total) en nuestro país, incapaces de soportar unos precios en origen por debajo de los costes de producción. Paradójicamente, España es deficitaria en producción lechera: produce seis millones de toneladas de leche al año y consume nueve. Está pues por ver qué impacto tendrá Noviercas en el caso de que las administraciones aprueben el proyecto, aunque la cooperativa Valle de Odieta no planea juntar las 20.000 vacas hasta dentro de cuatro años. COAG, por su parte, adelanta que llevará el caso a Bruselas para tratar de impedir su aprobación.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios