voluntarios, seguridad privada y policía de paisano

Podemos pidió Policía dentro de Vistalegre y declara el acto de "alto riesgo" por altercados

Más de 100 "voluntarios de respeto", 60 agentes de seguridad privada, policía de paisano y vigilancia nocturna de Policía Municipal y Nacional velarán por la seguridad del evento

Foto: Público asistente a la primera Asamblea Ciudadana de Podemos en el Palacio de Vistalegre. (Daniel Muñoz)
Público asistente a la primera Asamblea Ciudadana de Podemos en el Palacio de Vistalegre. (Daniel Muñoz)

Las tensiones internas que han fracturado Podemos amenazan con convertirse en un problema de seguridad ciudadana. Responsables de seguridad de la formación liderada por Pablo Iglesias solicitaron esta semana en una reunión con la Policía Nacional que enviara agentes a su II Asamblea Ciudadana Estatal, que se desarrolla este fin de semana en el Palacio de Vistalegre de Madrid, para garantizar que no se produzcan enfrentamientos entre las facciones del partido que están peleando por controlarlo. Querían que hubiera efectivos en el interior del recinto para que pudieran frenar inmediatamente cualquier posible altercado.

La Policía aceptó reforzar el dispositivo que ha planificado para proteger la convención de Podemos pero, según ha podido saber El Confidencial, rechazó que sus funcionarios estén dentro del recinto durante el desarrollo del congreso al entender que esa labor corresponde a la seguridad contratada por el partido y la empresa que gestiona el edificio. La beligerancia en el seno de la dirección se ha trasladado también a las bases más activas, cada vez más polarizadas, que asistirán a la asamblea.

La petición del partido morado constata que sus máximos dirigentes temen que el enfrentamiento entre los seguidores de Pablo Iglesias y los de Íñigo Errejón, que ha marcado la actividad del partido durante las semanas previas al congreso, termine traduciéndose en disputas y peleas que afecten incluso a las votaciones que tendrán lugar en Vistalegre II para elegir al nuevo secretario general del partido y su equipo de dirección. Según ha podido saber El Confidencial, la Policía desplazará efectivos antidisturbios al exterior del palacio, pero ha comunicado a los responsables de seguridad de Podemos que solo entrarán al recinto los agentes que realizan habitualmente labores de escolta para los líderes de la formación.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el secretario político, Íñigo Errejón, durante el pleno del Congreso. EFE
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el secretario político, Íñigo Errejón, durante el pleno del Congreso. EFE

Ante la negativa de la Policía, el partido ha tenido que tomar sus propias medidas para reducir el riesgo de que estalle un conflicto. Fuentes oficiales de Podemos han confirmado a este diario que han declarado el congreso como “acto de alto riesgo”. Habrá 60 guardias privados de seguridad y más de un centenar de militantes del partido dedicados a labores de vigilancia y control, también llamados “voluntarios de respeto”. Además, habrá perros en los accesos al recinto para supervisar las pertenencias de los invitados.

El partido también ha solicitado un incremento de la vigilancia policial en los exteriores de Vistalegre este sábado por la noche, tras el cierre de las urnas de votación, previsto para las 20 horas. Vaticinan que el momento de mayor tensión será el domingo a las 15:00 horas, cuando se anuncien los resultados finales.

La beligerancia en el seno de la dirección se ha trasladado también a las bases más activas, cada vez más polarizadas, que asistirán a la asamblea

La organización ha confirmado a este diario que policías de paisano velarán por la seguridad de los asistentes, aunque sin precisar si se trata de agentes de la Policía Nacional o de la Policía Municipal. Las medidas de seguridad adoptadas en esta segunda asamblea ciudadana del partido son notablemente más exigentes a las tomadas en su congreso fundacional, principalmente en lo relativo a la cantidad de agentes de seguridad privada, voluntarios de respeto y policías de paisano.

Está prevista la asistencia de 10.500 personas. Según han precisado fuentes del partido, la entrada estará limitada mediante un sistema de doble acreditación. Será necesario exhibir una credencial de colgante y una pulsera para poder entrar al Congreso. El domingo se entregarán una credencial y una pulsera diferentes para limitar el riesgo de un hipotético sobreaforo.

El decisivo congreso que determinará el futuro de la formación ha acaparado la atención de la prensa española y extranjera. En total se han acreditado 600 trabajadores de medios de comunicación para seguir el desarrollo del congreso durante este sábado y domingo.

Del duelo entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón solo podrá quedar uno. Si el actual líder de la formación pierde la partida, dimitirá de la secretaría general y se echará a un lado para adoptar un perfil bajo a nivel orgánico. Iglesias también baraja dejar su escaño en el Congreso de los Diputados si no se impone su proyecto político-estratégico ni su lista es mayoritaria. Si el perdedor es el número dos, no se mantendrá al frente de la portavocía del grupo parlamentario al dejar de contar con mayoría en el consejo ciudadano estatal.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios