INFORME DE TRANSPARENCIA INTERNACIONAL 2016

España toca fondo en percepción de la corrupción y ya registra su peor posición

Mientras que otros países del entorno mejoran… España registra su peor récord histórico en percepción de corrupción y se sitúa en el puesto 17 de los 28 de la Eurozona según TI

Foto: Captura de vídeo de la señal facilitada por la Audiencia Nacional de la declaración del extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)
Captura de vídeo de la señal facilitada por la Audiencia Nacional de la declaración del extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)

España tiene una situación de corrupción muy alta y grave con respecto al resto de países de la zona euro. Es una de las conclusiones obtenidas por Transparencia Internacional (TI) en su informe sobre el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) de 2016, en el que el caso español se sitúa en el puesto 17 de los 28 países de la Eurozona. “Estamos por debajo de la media y la situación es notablemente mejorable”, según manifestó el presidente de TI y catedrático de la Universidad Autónoma, Jesús Lizcano.

Con respecto a los 176 países de los cinco continentes que participan en el estudio, España se sitúa en una posición algo más favorable, concretamente en el puesto 41, bastante por encima de otras naciones mediterráneas europeas como Italia y Grecia (60 y 69 respectivamente), pero muy por debajo de Portugal, que ha escalado hasta la posición 29. Los países nórdicos continúan estando en lo más alto del ránking: Dinamarca (encabeza la lista), Suecia y Noruega (destacan en los puestos cuarto y sexto) y otros vecinos del Viejo Continente como Alemania, Luxemburgo o Países Bajos (que empatan en la posición novena y décima).

Transparencia Internacional no niega que la situación española es “de tristeza” porque pese a los “muchos esfuerzos, no se ven todavía resultados”. En el informe relativo a 2016 para el que se han seleccionado siete encuestas, España está en la peor posición de su historia en el listado del IPC, pese a mantener la misma puntuación del pasado año (58 puntos). El motivo es evidente: otros países del entorno han mejorado su situación de percepción de corrupción… a diferencia de España, donde los ciudadanos continúan percibiendo la impunidad y la politización de la justicia.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (d), recibe los aplausos de los diputados populares tras pronunciar su discurso en el debate de investidura. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (d), recibe los aplausos de los diputados populares tras pronunciar su discurso en el debate de investidura. (EFE)

“Hemos llegado al suelo”, afirman desde Transparencia Internacional, que ahora pone sus esperanzas en las medidas que la nueva política pretende implementar en las instituciones y administraciones públicas. “La corrupción es un tema de Estado y los partidos políticos deben tener a bien un pacto integral contra esta lacra, olvidando los intereses partidistas”, insiste Lizcano.

Una de las principales lecturas que la organización destaca es la imperiosa necesidad de acabar con la desigualdad para combatir la corrupción e impedir el auge de los populismos que han aparecido en muchos países como respuesta a esta lacra. “Desigualdad y corrupción crean un círculo vicioso”, insisten desde Transparencia Internacional, que destacan a su vez la publicación de los Papeles de Panamá como el mejor ejemplo para demostrar que “para los ricos y poderosos sigue siendo demasiado fácil aprovechar la opacidad del sistema financiero para enriquecerse”.

La solución no pasa, según TI, por realizar ajustes a leyes especificas contra la corrupción, sino que se hace urgente implementar reformas sintéticas que contrarresten los desequilibrios y pongan freno a la impunidad generalizada por la corrupción, como sucede en España. Entre ellas, la organización destaca acabar con los indultos por corrupción política, reducir el número de aforados (España es el país europeo con mayor número de ellos), acabar con el clientelismo político, despolitizar los órganos constitucionales y dotar de menos poder a los partidos políticos en beneficio de la sociedad civil o la regulación de ‘lobbies’.

Por detrás de Uruguay y Emiratos Árabes

Aunque en el listado de 176 países España aparece en el puesto 41, Transparencia Internacional alerta de que a día de hoy países como Uruguay o Botswana están por encima. Una situación "alarmante" en palabaras de la organización, que también destaca el ascenso de Portugal y Polonia en el ámbito europeo, naciones ambas dos que en anteriores ediciones del ránking estaban por debajo de España.

Otros ejemplos internacionales sorprendentes que han conseguido mejorar la percepción de corrupción en su país son los Emiratos Árabes Unidos, Cabo Verde, Brunei o Lituania, todos con una posición mejor que la española.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios