EL PRIMERO EN LLEGAR, EL JEFE DEL EJECUTIVO DE MELILLA

Arranca la VI Conferencia de Presidentes con la ausencia de Puigdemont y Urkullu

Los 17 presidentes autonómicos están ya en la Cámara Alta, con Rajoy, Santamaría y Montoro. Felipe VI asiste a la apertura de su primera cumbre como Rey antes de la foto de familia

El primero, el presidente de la ciudad autónoma de Melilla, Juan José Imbroda, a las 8.25 horas de la mañana, cinco minutos antes de lo que marcaba el protocolo. El primero en llegar al palacio del Senado, a la VI Conferencia de Presidentes, una cumbre que no se reunía desde 2012, en la España que todavía era bipartidista y mayoritariamente azul, y a la que se llega ahora con parte del programa pactado y con dos ausencias demasiado significativas y de peso, las de Carles Puigdemont e Iñigo Urkullu.

[Ver galería: desfile de los presidentes autonómicos]

Roja, y no azul, era la alfombra que serpenteaba desde la verja de la plaza de la Marina Española hasta el imponente palacio que aloja la Cámara Alta. La alfombra que, remedando 'El mago de Oz', parecía conducir a los mandatarios autonómicos hasta su destino. A las puertas, les esperaba el presidente del Senado, el popular Pío García-Escudero, a cuerpo (en traje, sin abrigo, pese a las bajas temperaturas en Madrid), al que saludaban y estrechaban la mano y con el que uno tras otro intercambiaba unas cuantas palabras. Fotos y más fotos del posado y después los servicios de protocolo les conducía al interior.

Poco a poco fueron llegando los 17 presidentes previstos. Además de Imbroda, Juan Vicente Herrera (Castilla y León) y Juan Jesús Vivas (Ceuta), los únicos tres mandatarios que han participado en todas las conferencias, desde su creación en 2004, impulsadas por José Luis Rodríguez Zapatero, aterrizaron a la alfombra roja los populares Cristina Cifuentes (Madrid), Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Pedro Antonio Sánchez (Murcia) y José Ignacio Ceniceros (La Rioja) y los socialistas Javier Fernández (Asturias, también presidente de la gestora), Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Ximo Puig (Valencia), Javier Lambán (Aragón), Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Susana Díaz (Andalucía cargada con un voluminoso portafolios) y Francina Armengol (Baleares), las dos últimas en llegar al Senado antes del Gobierno, y los nacionalistas Uxue Barkos (Navarra), Fernando Clavijo (Canarias), más el regionalista Miguel Ángel Revilla (Cantabria).

Arranca la VI Conferencia de Presidentes con la ausencia de Puigdemont y Urkullu

Café en la biblioteca

Los jefes de los Ejecutivos autonómicos llegaban a pie y desfilaban cerca de la alfombra, muchos sin atreverse a pisarla, mientras sus asesores se escurrían por la otra parte de la fuente que preside la plaza de la Marina Española. García-Escudero a veces consumía la espera con unos pequeños pasos sobre sí mismo, quizá para sacudirse el frío de la capital. Unos cuantos minutos tuvo que aguardar al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que prefirió acercarse en coche. Nada más bajar del vehículo, se desenfundó sus guantes largos negros y saludó al presidente del Senado.

Tras el breve desayuno, sobre las 9.50 arrancó la reunión de trabajo, que se prolongará hasta la tarde. Son diez los acuerdos a los que se llega

A las 8.53, dos minutos antes de lo que marcaba la agenda, Mariano Rajoy. Y a las 8.59, el Rey llegaba en coche a la Cámara Alta, recibido por el presidente del Gobierno y por García-Escudero. Los tres posaron juntos. Coincidieron, por cierto, en la tonalidad de sus corbatas, azules. Para Felipe VI es su primera cumbre autonómica desde su acceso a la jefatura del Estado, aunque no su debut en un foro de este tipo, porque ya acompañó a su padre, el rey Juan Carlos, en la anterior conferencia, la de 2012, cuando él aún era príncipe de Asturias.

Arranca la VI Conferencia de Presidentes con la ausencia de Puigdemont y Urkullu

Tras un saludo a los miembros de la Mesa y a los portavoces del Senado (también a Ramón Espinar, el jefe de Podemos en el Senado, marcando su estilo, aparcando el traje y corbata), todos juntos participaron en un café en la imponente biblioteca de la Cámara Alta, un espacio neogótico, construido en 1882 completamente en hierro para evitar en lo posible el riesgo de incendio, y que contiene obras de gran valor de los siglos XI al XVII.

Tras el café de media hora, todos los participantes de dirigieron al exterior del palacio, para la foto de familia ante la Puerta del Rey. Tras ellos, las banderas de todas las comunidades y de las ciudades autonónomas, colocadas según marca el protocolo, en función de la aprobación de sus respectivos estatutos. En ausencia de los presidentes de Cataluña y Euskadi, posaron al lado de Montoro, a su izquierda, Díaz y Fernández, y al lado de Santamaría, Feijóo. A las 9.50 comenzó la reunión a puerta cerrada, en una mesa en forma de U presidida por Rajoy. La señal realizada ofrecía a los dos grandes aliados del PSOE, los presidentes de Andalucía y Asturias, juntos y charlando en la cabecera de la mesa.

Susana Díaz y Javier Fernández, junto al presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, durante la foto de familia. (EFE)
Susana Díaz y Javier Fernández, junto al presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, durante la foto de familia. (EFE)


Son diez los acuerdos que se firmarán este martes en el Senado. El más importante tiene que ver con un tema sensible y complicado, la reforma de la financiación autonómica, una exigencia de todas las comunidades, que también demandan que se garanticen recursos para la sanidad, la educación y los servicios sociales. Pero hoy solo se da el pistoletazo de salida, porque la negociación será larga y difícil. Pero también se hablará de desequilibrios demográficos, de la movilidad de los funcionarios, de acabar con las tasas de reposición, de los asuntos europeos o la coordinación de la protección civil.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
57 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios