oficina barcelonesa, voluntarios en toda españa

La ONG islámica que alimenta a los mendigos españoles y sus planes para expandirse

Una de las organizaciones caritativas más importantes del mundo musulmán ha abierto oficina en España para recaudar fondos para Siria y Palestina y ya reparte comida a personas de la calle

Foto: Voluntarios de Islamic Relief España reparten alimentos y bebidas calientes. (Islamic Relief España)
Voluntarios de Islamic Relief España reparten alimentos y bebidas calientes. (Islamic Relief España)

El creciente peso de España en el tablero internacional del islam ha provocado el desembarco en Barcelona de una de las mayores ONG del mundo musulmán, Islamic Relief Worldwide, una entidad que tiene sus cuarteles generales en Reino Unido pero depende de las aportaciones económicas de los gobiernos ultrarrigoristas de los países del Golfo Pérsico, y que utiliza el voluntariado y los programas de ayuda al desarrollo para hacer proselitismo de esa visión del islam. Las Fuerzas de Seguridad no consideran que sea una amenaza directa, pero siguen de cerca sus pasos por el protagonismo que está asumiendo en una comunidad que ya integran casi dos millones de personas en España y por el riesgo de que se convierta en un agente de radicalización, según expertos de la lucha antiterrorista consultados por El Confidencial.

Esta Navidad, voluntarios de Islamic Relief recorrieron las principales ciudades de España pidiendo donativos para ayudar a los refugiados de la guerra siria, a los habitantes de Alepo y a los ciudadanos de Palestina. No ocultaban a qué ONG pertenecían. Llevaban petos azules con el logotipo de su organización: el nombre junto a la cúpula y dos minaretes de una mezquita. Solo en 2015, las oficinas centrales de Islamic Relief en Birmingham (Reino Unido) contabilizaron ingresos por valor de 121 millones de euros.

Foto: Islamic Relief España.
Foto: Islamic Relief España.

El programa que les está haciendo más conocidos en España es el reparto de bebidas calientes y alimentos a personas que viven en la calle. Entre los beneficiados, hay muchos nacionales. Sus voluntarios, en su mayoría chicas jóvenes que visten velo e incluso 'niqab', les entregan caldo, café y bolsas de comida. El 18 de diciembre, colgaron un mensaje en un perfil de Facebook para informar de una de sus visitas. “Nuestro magnífico equipo de voluntarios en Madrid ha recorrido las calles de esta emblemática ciudad ofreciendo bebidas calientes y alimentos a quienes, lamentablemente, no disponen de un refugio en el que poder resguardarse del frío invierno”.

Sus acciones son cada vez más visibles y manejan planes ambiciosos para seguir creciendo en España. “Como musulmanes, tenemos la obligación de trabajar para ayudar a los demás, a toda la humanidad”, explica Mahfoud, director de Islamic Relief en España. “No preguntamos religión, ni raza, ni nacionalidad. Eso sería pecado para un musulmán. Atendemos a todo el mundo”. Su objetivo inmediato es la creación de comedores y aspiran a abrir más adelante centros de formación. Mahfoud revela que ya están en conversaciones con autoridades de varios ayuntamientos para ampliar su estructura en España.

Mahfoud no forma parte del patronato de Islamic Relief, pero ha asumido labores de gestión. La entidad fue inscrita oficialmente como fundación en España en julio de 2013 con el siguiente objeto social: “Paliar la pobreza en cualquier parte del mundo, especialmente a aquellos colectivos necesitados y/o víctimas de sucesos catastróficos, hambrunas, conflictos bélicos, exclusión y marginalidad social”. En ese momento, ofrecieron como dirección un piso en la exclusiva plaza del Marqués de Salamanca de Madrid. Ahora centralizan su actividad en un segundo piso del número 98 de la avenida del Paralelo de Barcelona.

Voluntarios de Islamic Relief España recolectan fondos por Alepo. (Islamic Relief España)
Voluntarios de Islamic Relief España recolectan fondos por Alepo. (Islamic Relief España)

Mahfoud niega vínculos con entidades como Hermanos Musulmanes, una organización islamista ultraconservadora que nació en Egipto y tiene filiales en todo el mundo. Se les considera creadores del islamismo político moderno y han sido prohibidos por sus presuntos lazos con el terrorismo en el propio Egipto, Siria, Rusia, Arabia Saudí, Bahréin y Emiratos Árabes Unidos. En otros países, como Estados Unidos, están sometidos a estrecha vigilancia. Lo cierto es que dirigentes de Islamic Relief España están relacionados con la Liga Islámica para el Diálogo y la Convivencia (Lidcoe), la entidad que agrupa a todas las comunidades de Hermanos Musulmanes en territorio nacional. Y el propio presidente de la ONG, Ibrahim El-Zayat, fue cofundador de la Federación de Organizaciones Islámicas de Europa (FIOE), el brazo de Hermanos Musulmanes en el viejo continente.

Los métodos que utiliza Islamic Relief también son parecidos a los del movimiento ultraconservador. En Egipto, se han convertido en un agente político decisivo gracias a las redes que han tejido durante años con su estructura de servicios sociales, que incluye centros de salud, hospitales, orfanatos, escuelas, institutos y universidades para los ciudadanos con menos recursos. Su capacidad de influencia se confirmó cuando uno de sus líderes, el islamista Mohamed Morsi, logró imponerse en las elecciones de 2012.

Israel prohibió a la ONG actuar en su territorio tras acusarla de estar financiando a Hamás. Expertos de la lucha antiterrorista aseguran que Islamic Relief ha adoptado en España un perfil moderado y transversal, aunque consideran evidente que está usando la caridad para tratar de implantar su visión conservadora del islam, la misma que se aplica en países como Arabia Saudí, Qatar y Kuwait, principales financiadores. En opinión de estos expertos consultados por El Confidencial, no se puede concluir que representen un riesgo para la seguridad, pero podrían llegar a convertirse en un elemento de radicalización y un problema para la integración de los fieles musulmanes en la sociedad española.

La ayuda de Islamic Relief llega a las regiones más necesitadas de Alepo.
La ayuda de Islamic Relief llega a las regiones más necesitadas de Alepo.

La opinión sobre Islamic Relief ha mejorado en los últimos años. Un informe de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional de 2002, publicado por 'El País', acusaba a Islamic Relief de estar financiando campos de entrenamiento terroristas de Al Qaeda en Afganistán. Los fondos que manejaba procedían en ese momento de la familia real saudí. El informe policial también acusaba a la ONG de prestar apoyo logístico a yihadistas, ofreciéndoles empleo y otro tipo de coberturas.

Ni rastro de ese pasado en el discurso actual de sus dirigentes. El 25 de abril de 2015, reunieron a unas 400 personas en un salón de un hotel de Barcelona en una cena en beneficio de los afectados por la guerra de Siria. Hace solo unos días, el 6 de enero, organizaron otro evento en Parla (Madrid) para recaudar fondos para Alepo, y al día siguiente repitieron el acto en Mataró (Barcelona). A través de su página web, los musulmanes también pueden entregar el 'zakat' o limosna para los necesitados, uno de los cinco pilares del islam. Asimismo, Islamic Relief se encarga de hacer llegar a musulmanes sin recursos la carne fresca de animales sacrificados con motivo de la Fiesta del Cordero, la celebración más importante del islam. Las aportaciones oscilan entre 55 y 300 euros. Están buscando un coordinador de comunicación para divulgar sus actividades en España. “En estos momentos, estamos empezando. En países como Alemania, Reino Unido o Canadá estamos más implantados. Ahora tenemos unos 150 voluntarios, pero esperamos tener muchos más”, cuenta Mahfoud.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios