este miércoles sigue su declaración

Retrato de la ‘mafia’ Gürtel: del vídeo del alcalde contando dinero al 'pastel' de Génova

José Luis Peñas, denunciante de la Gürtel, hizo una detallada radiografía de los tejemanejes de la trama. Tanto que cabreó a Correa y casi llegan a las manos a la salida del juicio

Foto: José Luis Peñas. (EFE)
José Luis Peñas. (EFE)

Ha tenido que esperar 3.322 días desde que una fría mañana de noviembre de 2007 presentara en la sede central de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional un CD con 17 horas y 53 minutos de comprometedoras grabaciones, el epicentro de un terremoto político que hoy, casi nueve años después, sigue generando réplicas. Nada más y nada menos que 3.322 días después, José Luis Peñas, héroe para algunos, traidor para otros, se sentó por fin este martes (y 13) en el tribunal que juzga la primera época del caso Gürtel para explicar el origen de la trama. Él es el denunciante, el detonante de la bomba (aunque algún otro presuma ahora de apuntarse ese tanto).

Retrato de la ‘mafia’ Gürtel: del vídeo del alcalde contando dinero al 'pastel' de Génova

En estos nueve años, José Luis Peñas se ha consolidado en la iconografía mediática de este país. Son muchas las entrevistas que ha concedido, explicando los detalles y pormenores de lo que vivió en primera persona. Ha escrito incluso un libro, con un evocador título, ‘Uno de los suyos’. Pero este martes, la cita era especial. Empezaba el momento de la verdad. El principio del fin. Su cuello también va en ello. A pesar de ser el denunciante del caso, está imputado por apropiarse, presuntamente, de fondos procedentes del Ayuntamiento de Majadahonda y de favorecer al líder de la trama, Francisco Correa, en la adjudicación de contratos públicos. La Fiscalía pide para él seis años y medio de prisión.

Peñas no defraudó. Tiene buena memoria y lleva casi nueve años empapándose de la instrucción del caso. Guiado por el interrogatorio de la fiscal Concepción Nicolás, este exconcejal de Majadahonda (que hoy es funcionario del Ayuntamiento de Madrid) retrató a la perfección las escenas más mafiosas de la trama liderada por Don Vito, los tejemanejes más oscuros de lo que Peñas definió en varias ocasiones "la organización". Sus palabras hicieron mella. Sobre todo en Correa, que a la salida del juicio insultó a Peñas y al otro exedil de Majadahonda procesado, Juan José Moreno. Casi llegaron a las manos. Peñas se quedó con ganas, pero tiene mucho más estilo. Y asegura que la verdad le avala. Eso es suficiente para él.

El caso es inmenso, ingente, inabarcable. Por eso está dividido en varias piezas. Aunque la de Boadilla del Monte no se trata en este juicio, Peñas relató uno de los episodios más sórdidos que vivió junto a Correa: el vídeo que supuestamente grabó la trama para coaccionar al alcalde de este municipio, Arturo González Panero, alias el ‘Albondiguilla’. "Yo solo vi a Panero en una mesa llena de dinero". La escena se produjo en el restaurante Sorolla, el preferido de Correa y donde Don Vito tenía un reservado. Allí Correa citó a un enviado del alcalde, Miguel Ignacio González Sánchez-Zorita, que fue concejal del PP en Salamanca, Boadilla y alto cargo en la Junta de Castilla y León.

Francisco Correa, a su llegada a la Audiencia Nacional. (Gtres)
Francisco Correa, a su llegada a la Audiencia Nacional. (Gtres)

Correa quería que el intermediario explicara al Albondiguilla que no le convenía sacar los pies del tiesto. El regidor boadillense se había cansado de la Gürtel y al parecer quería ‘disolver’ la amistad que había permitido a la trama hacer buenos ‘negocios’ en la próspera localidad del oeste madrileño. Pero Correa tenía un as en la manga, una cinta que habían grabado clandestinamente en la que Panero aparecía contando dinero en una casa. "Este vídeo se le mostró a una persona cercana al alcalde para presionarle", explicó Peñas al tribunal. "Yo no he visto el vídeo entero, solo un fragmento cuando esta persona abandonó el reservado del restaurante con la cara desencajada. Yo estaba fuera y pude ver un poco", explica después Peñas a El Confidencial.

"No te queremos joder la vida. Imagínate la cinta en internet". Esta frase es una de las anotaciones que la trama hizo en un cuaderno cuando preparaban una reunión con el Albondiguilla. El vídeo nunca ha aparecido, pero el juez Baltasar Garzón, primer instructor del caso, llegó a citar como testigo al propio Sánchez-Zorita. Fue en 2008, antes de que se destapara públicamente la trama y cuando la UDEF investigaba en secreto tras la denuncia de Peñas en 2007. Por poco no se fue todo al garete, ya que Sánchez-Zorita fue citado a la Audiencia Nacional el mismo día en que Peñas tenía que ir presentarse ante el juez. Sánchez-Zorita reconoció al abogado de Peñas, que hábilmente salió del apuro con la excusa de que estaba allí por un tema de la memoria histórica de Zapatero.

El vídeo "era el modo de actuar de Correa cuando no conseguía las cosas", señaló Peñas. La estrategia de Don Vito en los municipios siempre era la misma. "Controlar a los alcaldes era tener el poder del municipio. Su idea era tener una excelente relación con el regidor y a partir de ahí obtener lo que quiere". La frase de Peñas tiene su lógica repasando la lista de exalcaldes imputados en el caso: los de Boadilla del Monte, Majadahonda, Arganda del Rey y Pozuelo de Alarcón, donde la trama hizo y deshizo a su antojo.

En Pozuelo, por ejemplo, no se habló del famoso Jaguar de Jesús Sepúlveda, ya procesado, sino de otro de los vehículos del exalcalde de Pozuelo y exmarido de la exministra Ana Mato. Peñas ha recordado que Correa también se sintió engañado cuando los contratos municipales de Pozuelo dejaron de llegar. "Correa dijo que había pagado a Sepúlveda los viajes de los dos últimos años". La fiscal puso entonces la grabación de Correa hablando del Land Rover que le había regalado a Sepúlveda, y que ya se lo cobraría a cambio de alguna "obrita". A Correa le gustaba controlar todo. De hecho, consiguió colocar a su cuñada (la hermana de su mujer) en el Ayuntamiento de Pozuelo, mientras devolvía el favor consiguiendo que el hermano de Sepúlveda acabara enchufado en el Consistorio de Majadahonda.

La tarta de las comisiones

La declaración de Peñas fue intensa. Había muchos temas que tratar. Algunos pasaron de refilón, cuando se merecen mucha más atención. Peñas habló también de una grabación que su compañero Juan José Moreno hizo a un directivo de una constructora que pagaba comisiones por llevarse obras. "En la grabación, hablan de la dimisión de Guillermo Ortega", el exalcalde de Majadahonda. "Génova recibía mucho dinero al principio y luego los alcaldes y los intermediarios se dieron cuenta de que podían quedarse con un trocito de la tarta". Eso no gustó, y provocó que Ortega tuviera que dejar la alcaldía. El partido no le abandonó y Esperanza Aguirre le colocó en una empresa pública de la comunidad. La fiscal, una lástima, no profundizó.

Imagen del monitor en la sala de prensa de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares con la declaración del exconcejal del PP en Majadahonda José Luis Peñas. (EFE)
Imagen del monitor en la sala de prensa de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares con la declaración del exconcejal del PP en Majadahonda José Luis Peñas. (EFE)

Peñas ya había soltado las primeras cargas de profundidad por la mañana. Antes de entrar al juicio, en la entrada de la Audiencia Nacional, contó a los periodistas que Rajoy y Aguirre son los responsables políticos de la trama, ya que lo sabían todo y no hicieron nada. Ya dentro, delante del juez, también habló de José María Aznar y de su gran amistad con Correa, lo que facilitó que este hiciera muchos negocios con el partido. "Ana Botella no quería hacer nada si no estaba el Bigotes. Era un tipo encantador, que sí decía un taco caía bien, porque lo decía con gracia". Cómo no, Peñas recordó en un par de ocasiones que estuvo invitado en la boda de la hija de Aznar con Alejandro Agag. "La gente se apartaba cuando él [Correa] pasaba, congresistas, senadores…".

Peñas seguirá este miércoles con su declaración. Aportando más datos. Al fin y al cabo, fue ‘uno de los suyos’ durante un tiempo. "Seguiré contando la verdad, aunque a Correa le joda".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios