sucesos

El descuartizador de Pioz asesinó a sus víctimas "de forma secuencial"

La Guardia Civil esclarece el crimen en dos semanas pero se topa con la burocracia: el presunto asesino está en Brasil y los brasileños no son extraditables

Foto: Imagen de Marcos Nogueira y Janaína Santos Américo, la pareja descuartizada en Pioz. (Facebook)
Imagen de Marcos Nogueira y Janaína Santos Américo, la pareja descuartizada en Pioz. (Facebook)

El presunto asesino del cuádruple crimen de Pioz, François Patrick Nogueira, sobrino de la familia descuartizada, mató a sus víctimas "de forma secuencial". Así lo ha explicado uno de los responsables de la investigación, el comandante Reina, de la Guardia Civil, quien ha concretado que el sospechoso no se enfrentó a todos los miembros de la familia a la vez, porque uno de ellos no estaba en casa. A este último, ha dicho, lo abordó 'a posteriori'. El autor de los hechos, como ha determinado la Sección de Análisis de la Conducta Criminal del instituto armado, es un "narcisista, egoísta, con falta de apego hacia la vida humana" y que ya tenía antecedentes por una agresión "muy violenta" contra un profesor en Brasil, de donde es originario.

[Cronología del asesinato de Pioz: hipótesis y confesión del presunto autor del crimen]

"La Guardia Civil ha obtenido multitud de indicios razonables y pruebas indubitadas de que Nogueira sería el presunto autor de los hechos", ha sentenciado el comandante, tras explicar que los investigadores comenzaron a sospechar del sobrino cuando este, que vivía con la familia, no denunció el asesinato de Marcos Campo Nogueira y Janaína Santos Américo y los dos hijos de ambos, María y David.

[El supuesto autor del asesinato de Pioz llega a España]

François Patrick Nogueira. ('Jornal da Paraiba')
François Patrick Nogueira. ('Jornal da Paraiba')

Desde el principio, ha indicado Reina, los responsables de las pesquisas trataron de reconstruir la vida de las víctimas, se centraron en su entorno familiar y concluyeron que se trataba de una "familia normal", que no tenía "ningún tipo de relación con el crimen organizado". Sin embargo, encontraron algo extraño. "Descubrimos que había un quinto miembro de la familia, tratamos de localizarle y averiguamos que cogió un avión a Brasil el 20 de septiembre, 48 horas después de que se hiciera público el hallazgo de los cadáveres", ha explicado el comandante, quien ha añadido que el sospechoso "tenía el billete de vuelta a Brasil para noviembre, pero el 19 de septiembre lo cambió para irse al día siguiente".

Según Reina, el asesino solo cortó miembros a los adultos, introdujo todos los cadáveres en bolsas, las precintó y se puso a limpiar para "hacer desaparecer indicios y pruebas del crimen". "Llevamos dos semanas y es pronto para sacar conclusiones definitivas", añade el comandante, quien ha indicado que aún "existe mucha información por contrastar y muchas líneas por cerrar". "No está levantada la totalidad del sumario, hay una parte muy importante que sigue bajo secreto; se levantó una parte para acallar ciertos rumores, para dar a conocer a la familia lo que podría haber ocurrido y para pedir colaboración ciudadana, por si alguien puede aportar algún dato de interés", ha señalado, poco antes de recalcar que en lo sustancial el crimen está resuelto.

El descuartizador de Pioz asesinó a sus víctimas "de forma secuencial"

"Nosotros no tenemos ninguna duda de la autoría", ha subrayado el comandante Reina, quien ha explicado también que la Guardia Civil tiene intención de personarse en la causa judicial que se abra en Brasil junto con la Policía de aquel país, debido a que los nacionales del estado sudamericano no son extraditables. Los investigadores, por lo tanto, han tardado apenas dos semanas en resolver un crimen que ahora se complica por motivos burocráticos.

Respecto al móvil que llevó presuntamente al sobrino a matar a sus familiares, el comandante ha indicado que aún no tienen suficientes elementos para determinar un motivo concreto. "No podemos hablar todavía de un crimen pasional, es una hipótesis, pero hay otras posibilidades", ha dicho Reina, quien ha indicado que aún está pendiente de conocerse el informe del forense, que presumiblemente ayudará a señalar el arma utilizada por el descuartizador. "Pudieron morir desangrados, pero estamos pendientes del informe forense", ha insistido.

El sumario del caso, cuyo secreto se levantó parcialmente ayer, apunta a Patrick Nogueira Gouveira, un brasileño de 19 años sobrino de Marcos, el padre de la familia asesinada. El Juzgado de Instrucción número 1 de Guadalajara dictó un auto de prisión y una orden internacional de detención contra él, pero por el momento no ha obtenido respuesta de las autoridades brasileñas. Según el Juzgado, como ha recordado hoy la Guardia Civil, sobre el joven pesan "indicios racionales de criminalidad en relación con los hechos".

La casa donde sucedió el asesinato. (EFE)
La casa donde sucedió el asesinato. (EFE)

El padre de Janaína, Wilton Diniz Américo, declaró a medios de comunicación brasileños que Patrick quería ganarse la vida en España jugando al fútbol y que se había instalado provisionalmente en la casa que Marcos y Janaína compartían en Torrejón de Ardoz (Madrid). Pero la relación del chico con la pareja fue tensa. Según aseguró el padre de la fallecida, Patrick iba siempre semidesnudo por la casa y estaba enamorado de Janaína. El matrimonio habría llegado precisamente a Pioz intentando perder de vista al joven.

Diversos periódicos brasileños han revelado también que Nogueira declaró ante las autoridades policiales del estado de Paraíba el pasado viernes, pero que fue puesto en libertad sin cargos. El joven dejó muestras de sangre para que estas fueran comparadas con el material genético encontrado por los investigadores en el chalé de Guadalajara donde presuntamente se produjo el cuádruple asesinato. El abogado de Patrick ha negado las acusaciones. Ha explicado que el chico no salió de España como un forajido, sino porque temía por su integridad física.

[Fotogalería: así es el chalé donde se encontraron los cadáveres]

Fuentes cercanas a la investigación han lamentado la escasa colaboración de las autoridades brasileñas en el esclarecimiento del crimen. Admiten que no tienen ninguna información sobre esa supuesta declaración del sobrino y que también desconocen por qué no se ha ejecutado la orden de detención que recae sobre él, único sospechoso hasta el momento del asesinato múltiple. En público, sin embargo, la Guardia Civil ha evitado atacar a las autoridades brasileñas.

El descuartizador de Pioz asesinó a sus víctimas "de forma secuencial"

El hecho de que los cuerpos fueran descuartizados con cortes limpios y apenas hubiera rastros de huellas en el interior de la vivienda llevó a pensar a los agentes en un primer momento que el crimen había podido ser ejecutado por uno o varios especialistas desplazados expresamente desde Brasil y que el móvil podría ser un ajuste de cuentas. Esta hipótesis, sin embargo, fue pronto descartada por los investigadores, que se centraron enseguida en el entorno familiar y en la rápida marcha del sobrino de España.

Según el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, la Guardia Civil confirmó "dactilarmente" que dos de los cuerpos corresponden a Marcos y Janaína. Las otras dos víctimas serían sus hijos, aunque aún no se ha efectuado una identificación oficial. Patrick ya fue detenido en 2013, cuando apenas tenía 16 años, por apuñalar a un profesor en el interior de un aula en Brasil. Por esos hechos fue condenado a 45 días de trabajos sociales. Con su viaje a España, pretendía reconducir su vida. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios