miguel ángel flores también recurrirá

Madrid Arena: la indignación por la sentencia pasa de las familias a las redes

Las acusaciones se reúnen hoy para coordinar los recursos que todas interpondrán ante el Tribunal Supremo contra la resolución judicial que también desaprueba el propio Flores

Foto: Miguel Ángel Flores. (EFE)
Miguel Ángel Flores. (EFE)

La sentencia de la Audiencia Provincial por el caso Madrid Arena ha 'incendiado' las redes sociales. Durante todo el día de ayer, los comentarios que criticaban la resolución judicial se multiplicaban conforme avanzaba la mañana y se difundía la noticia de que la sala había absuelto a la mayoría de acusados y condenado al resto a penas que muchos ciudadanos han calificado de excesivamente bajas. 

La Sección Séptima ha condenado al empresario Miguel Ángel Flores a cuatro años de prisión por cinco delitos de homicidio imprudente grave y otros 29 de lesiones, a tres años a los responsables de Madridec, Francisco del Amo, y Diviertt, Francisco Rojo, y a dos años y medio a Miguel Ángel Morcillo (Diviertt) y Carlos Manzanares (Kontrol 34). El resto de acusados —hasta 15 en total— fueron exculpados de su responsabilidad penal. 

Madrid Arena: la indignación por la sentencia pasa de las familias a las redes

"Justicia???? Le sale la muerte de cada chica a menos de un año de cárcel!!!!", aseguró un usuario de redes sociales. "Qué barato les ha salido jugar con la vida de los jóvenes por dinero", valoró otro. "A menos de un año por muerte, ¿quién entiende esta justicia?", subrayó una tercera ciudadana en Twitter pocos minutos después de hacerse pública la resolución judicial.

Entre los exculpados, la absolución que más llamó la atención fue la de los médicos Simón y Carlos Viñals, que trabajaron en la sala del botiquín del pabellón Madrid Arena durante la noche de la tragedia en la que murieron cinco chicas por aplastamiento. La Audiencia Provincial ha admitido que ambos actuaron de forma negligente, pero aun así les exculpó al entender que no había quedado acreditado que una actuación diferente hubiera salvado la vida de las jóvenes a las que atendieron (Rocío OñaKatia Esteban y Cristina Arce), ya que estas fueron rescatadas muy tarde.

"Y los médicos absueltos", clamaron algunos usuarios de las redes sociales, cuya indignación bien parecía ser el reflejo de lo que están sintiendo algunos de los familiares de las cinco chicas. "La sentencia me parece una broma de mal gusto", aseguró a El Confidencial Isabel de la Fuente, madre de Cristina Arce, quien ya había dicho que ninguna decisión judicial le devolvería a su hija. Isabel incidió especialmente en la decisión de la Audiencia Provincial de dejar fuera a los médicos. "Confundieron una parada con un fallecimiento, estamos juzgando si se las atendió correctamente o no, no si pudieron vivir", afirma la madre de Cristina.

Simón y Carlos Viñals, los médicos que atendieron a las chicas del Madrid Arena, han salido absueltos. (EFE)
Simón y Carlos Viñals, los médicos que atendieron a las chicas del Madrid Arena, han salido absueltos. (EFE)

Tanto su abogada, Pepa Siñeriz, como los del resto de familias personadas en la causa como acusación particular se reunirán hoy para coordinar los recursos que con casi total seguridad interpondrán todas ellas ante el Tribunal Supremo contra la sentencia. Los casi 700 folios que componen el fallo han provocado que los abogados hayan decidido tomarse al menos un día para leer con detenimiento el escrito y decidir cómo actuar.

Tras el encuentro que todos ellos tendrán hoy, saldrá una línea de actuación coordinada para protestar jurídicamente contra una resolución que no ha gustado a las acusaciones, pero tampoco a los condenados. Respecto a estos últimos, la defensa de Miguel Ángel Flores, por ejemplo, ha anunciado ya que recurrirá la sentencia al entender que es "una barbaridad" desde el punto de vista jurídico. La pena impuesta a Flores, según explican desde la Audiencia Provincial, es la mayor que cabía en este caso, opinión que seguía la línea marcada por la Fiscalía, pero que no compartieron las acusaciones particulares, que habían reclamado 20 años de cárcel, cuatro por cada víctima.

Tanto el Ministerio Público como el tribunal entienden que la actuación del empresario cumple los requisitos exigidos para los delitos de homicidio por imprudencia grave, tipo que prevé una pena máxima de cuatro años en el Código Penal. Según la sala, "con sus acciones y sus omisiones [él y sus socios] infringieron los deberes de cuidado que les competían como responsables del evento". “Cuando Flores comprobó la acumulación de personas que esperaban para entrar al pabellón entre las dos y las tres de la mañana, lejos de asumir el exceso de entradas vendidas y de impedir el paso de los asistentes, como era su obligación, modificó el lugar de acceso de los asistentes por Cota 11, utilizando para ello el portón de Cota 0 y las puertas de Muelle Mónico, que eran puertas de emergencia, entrando por dichos lugares al pabellón 3.000 personas en poco más de media hora”, apunta el fallo.

Isabel de la Fuente, madre de Cristina Arce. (EFE)
Isabel de la Fuente, madre de Cristina Arce. (EFE)

“Esto se realizó —continúa— con absoluta imprudencia, sin ningún tipo de control del estado del interior del pabellón y manteniendo el cierre de los vomitorios y de las escaleras, lo que produjo la inevitable acumulación de personas en los escasos lugares en los que podían transitar y salir de una pista en que, por la entrada de público en la forma expuesta, era imposible permanecer, siendo todo ello la causa de lo sucedido en el vomitorio central, tal como se ha expuesto y consecuencia de la conducta gravemente imprudente de Miguel Ángel Flores, impropia de un empresario experimentado en este tipo de negocios”.

El fallo de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial hecho público ayer puede ser recurrido por cualquiera de las partes en el plazo de cinco días, de ahí que todos los implicados se hayan encerrado literalmente a analizar el escrito y tratar de iniciar una nueva línea de defensa o de ataque que pueda tener posibilidades ante el Tribunal Supremo, última instancia judicial.

La sala ha impuesto una indemnización de 350.000 euros para cada una de las familias de las chicas fallecidas durante la trágica fiesta de Halloween que se celebró el 1 de noviembre de 2012 en el pabellón Madrid Arena y que derivó en las cinco muertes mencionadas (Teresa Alonso y Belén Langdon, además de las citadas Rocío, Katia y Cristina). Esta cantidad será abonada por los condenados.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios