LA UCO ESTÁ INVESTIGANDO LA RUTA DE LOS PAGOS

Rato usó a un amigo para desviar gran parte de los 25,8 millones que facturó a Endesa

La Guardia Civil está investigando a las empresas que subcontrató Rodrigo Rato para gestionar las cuñas de radio de Endesa por las que su agencia facturó 25,8 millones de euros
Foto: Rodrigo Rato. (Reuters)
Rodrigo Rato. (Reuters)

Rodrigo Rato utilizó durante años un complejo entramado societario para facturar una fortuna sin ser descubierto por Hacienda, pero el expresidente de Bankia también se tomó otras molestias para maximizar sus ganancias. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil encargada del caso Rato está investigando los servicios que la supuesta agencia de publicidad del exdirigente del Partido Popular, Cor Comunicación SL, facturó a Endesa entre 2008 y 2013 tras descubrir que todos los trabajos relacionados con la eléctrica fueron subcontratados a su vez por Cor Comunicación SL con otras dos agencias, Media House SL y Grupo Macal Promoción y Exclusivas SL. Los agentes sospechan que los pagos de Endesa pudieron encubrir el pago de otros favores y que Media House y Grupo Macal habrían participado en la ocultación de esos fondos.

La tesis de la UCO convenció al juez que instruye la causa, Antonio Serrano-Arnal, que sólo tardó unos días en autorizar la práctica de las diligencias necesarias para identificar a los propietarios de esas dos agencias desconocidas y aclarar si pudieron colaborar con la trama de Rato. El resultado de las pesquisas aún no ha trascendido pero, según ha podio averiguar este diario, ambas pertenecen a la misma persona, Francisco Javier Machuca Serrano, un empresario extremeño que figura como administrador y único accionista de ambas sociedades.

Aparentemente, Machuca no tiene vínculos con Rato. Sin embargo, Machuca ocupó el cargo de consejero durante casi una década en Sonora Gestora de Radio y Publicidad SL, una de las empresas que componían el holding del exvicepresidente del Gobierno. Es decir, que Rato utilizó a un socio para desviar gran parte de los servicios y fondos que su agencia cobró a Endesa.

Sede de Endesa.
Sede de Endesa.

Una agencia de publicidad opaca

La operativa ha llamado la atención de la Guardia Civil por el volumen de los pagos y la opacidad de los movimientos. Rato negó que fuera el propietario de Cor Comunicación SL hasta 2013, justo el año en que dejó de trabajar para Endesa. Sin embargo, trabajadores de su entramado han declarado al juez que el político manejaba la agencia desde su misma fundación en 1997 y que también se llevaba los beneficios que generaba la sociedad, incluso durante sus etapas como ministro y presidente de Bankia (enero de 2010-mayo de 2012).

A la UCO también le ha sorprendido la cuantía que cobró a Endesa. En total, Cor Comunicación facturó a la eléctrica en sólo seis años 25,8 millones de euros por la supuesta gestión de sus espacios publicitarios en cadenas de radio. Rato se llevó 4,2 millones de euros por esos encargos, el 16,2% de la facturación, y destinó el resto de los fondos a contratar a las dos agencias de publicidad que teóricamente realizaron los trabajos, Media House SL y Grupo Macal. A la primera le pagó 16,4 millones de euros en el mismo periodo y, a la segunda, 5,2 millones de euros.

​La sociedad vendida a Radio María

La UCO trata de aclarar ahora si Rato aprovechó su relación con el dueño de esas dos agencias para quedarse también con parte de ese otro dinero. Machuca ocupó entre 2004 y 2013 el cargo de consejero en Sonora Gestora de Radio y Publicidad SL, la mercantil que utilizó el expresidente de Bankia para controlar los postes de radio que tenía su familia por medio territorio nacional y que vendió a Radio María en 2012 por un importe aproximado de un millón de euros, como reveló este diario. Según el registro, Media House facturó 888.933 euros en 2014, mientras que Macal no presenta sus cuentas desde 2011, cuando alcanzó unos ingresos de 1,1 millones de euros.

La elección de un socio para repartirse los supuestos trabajos de Endesa revelaría un sólido patrón de conducta en el comportamiento delictivo de Rato. Como ya ha quedado acreditado en el caso Bankia, el exvicepresidente del Gobierno adjudicó durante su mandato en la entidad hasta 16,2 millones de euros en contratos al banco de inversiones Lazard, el mismo para el que Rato había trabajado hasta 2010 y con cuyo presidente comparte la propiedad de dos locales comerciales. También en su época en Bankia colocó como asesor de la entidad al empresario que le pagaba por dar conferencias, Pedro Díez Martínez, con el que también llegó a fundar una sociedad en Reino Unido. Y también recurrió a un socio, Alberto Portuondo, para ocultar el cobro de 835.000 euros por darle 56,2 millones de euros de Bankia a Publicis en contratos de publicidad. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC