IGLESIAS BUSCA LA HEGEMONÍA DE LA IZQUIERDA

Cuatro amenazas y una gran oportunidad para Podemos si se repiten las elecciones

La dirección del partido es consciente de que enfrenta dificultades organizativas, de financiación y de discurso si se abre este escenario, pero valoran la oportunidad de dar el 'sorpasso' definitivo al PSOE
Foto: Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, número dos de Podemos, celebran los resultados la noche del 20-D. (EFE)
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, número dos de Podemos, celebran los resultados la noche del 20-D. (EFE)

Podemos ya contempla el escenario de repetición de elecciones como uno de los más plausibles. La composición de la Mesa del Congreso ha cerrado las puertas a un pacto de izquierdas, según han dejado caer varios dirigentes de la formación emergente, mientras que desde las filas socialistas reiteran que votarán no a la investidura del Mariano Rajoy o de cualquier otro candidato popular. Tras las votaciones a la Presidencia del Congreso en la sesión constitutiva de este miércoles, fuentes de Podemos no vacilaban en asegurar que “esta Mesa nos lleva a la repetición de elecciones”.

La posibilidad de que se repitan los comicios en el próximo mes de mayo no gusta en la dirección del partido, pero el equipo de Pablo Iglesias trabaja con esta hipótesis desde el 21 de diciembre. En el primer análisis en frío de los resultados del 20-D, el secretario general insistía, con más ahínco que en los últimos días, sobre el hecho de que "ahora es tiempo de dialogar y de altura de Estado" pero acompañaba sus palabras de una clara advertencia: “Si las fuerzas del inmovilismo fuerzan un escenario de repetición lo asumiremos encantados”.

Ninguna formación política con representación muestra sus deseos en público de que se llegue a este extremo, pero el secretario general del partido morado no dudó en asegurar que "podemos ser muy optimistas al respecto", en referencia a sus resultados en esos hipotéticos comicios. Otros, como Mariano Rajoy, han dado órdenes de prepararse para la carrera electoral una vez constatado el rotundo rechazo de Pedro Sánchez. Al margen de los mensajes externos e internos, Podemos es consciente de que enfrenta dificultades organizativas, de financiación y de discurso si se abre este escenario, aunque también gozaría de oportunidades que podrían traducirse en un incremento de votos.

El presidente en funciones, Mariano Rajoy, aplaudido en la sesión constitutiva del Congreso. (EFE)
El presidente en funciones, Mariano Rajoy, aplaudido en la sesión constitutiva del Congreso. (EFE)

Fuentes de financiación

Los microcréditos aportados por simpatizantes y militantes son la principal fuente de financiación de Podemos, ya que por estatutos tiene prohibido contraer préstamos bancarios. La repetición de citas electorales durante 2015 (elecciones andaluzas, municipales y autonómicas, catalanas y, finalmente, generales) obligó a los responsables de financiación del partido a idear un método para renovar los microcréditos ya obtenidos, en lugar de devolverlos una vez recibida la subvención electoral. De este modo se retenía el dinero que los simpatizantes habían prestado, principalmente, el 24-M para volver a emplearlo de cara a la campaña de las generales.

El tiempo para volver a gestionar este sistema de financiación jugaría en contra si se repiten elecciones. Además de que el factor agotamiento ya se deja sentir en el bolsillo de los simpatizantes, que llevan financiando numerosas campañas electorales, desde el envío postal de los votos hasta toda la logística de los actos. La falta de recursos económicos es uno de los primeros escollos a los que se enfrenta la organización si se repiten elecciones.

Referéndum

La ambigüedad demostrada por la formación emergente a la hora de definir sus prioridades políticas, así como las líneas rojas para llegar a acuerdos de investidura marcarían negativamente la campaña. Podemos ha jugado a anteponer en algunas ocasiones la celebración de un referéndum en Cataluña y, en otras, los planes de choque social. La organización se ha hecho rehén de una demanda concreta, la del reférendum en Cataluña, que para amplios sectores del electorado no es una prioridad y de la que difícilmente se podría apear en una nueva campaña sin perder credibilidad.

La simpatía con los nacionalismos periféricos, primando la línea roja catalana, puede menguar las expectativas de Podemos en el resto de España

Compaginar el nacionalismo centralista con los periféricos aboca a contradicciones. Por un lado, el españolismo puntúa favorablemente en los territorios interiores, pero resta en Cataluña, País Vasco o Galicia. Al contrario, la excesiva simpatía con los nacionalismos periféricos, primando la línea roja del derecho a decidir sobre otras cuestiones sociales puede menguar las expectativas de Podemos en el resto de España.

Primarias

Otro de los requisitos exigidos en los documentos organizativos de la formación emergentes para presentar una lista a las elecciones. Una vez más, la falta de tiempo dificultaría su buena organización. El modelo de primarias elegido por la dirección del partido, y llevado a cabo a principios de verano, ya obtuvo una fuerte contestación interna, tanto por no ser proporcional como por no poder elegirse a los candidatos por circunscripción. Volver a abrir este debate consumiría recursos internos en forma de tiempo y cerraría a la formación en sí misma.

Las voces dentro del partido, capitaneadas por la secretaria general andaluza, Teresa Rodríguez, el eurodiputado Miguel Urbán y otros sectores vinculados a Anticapitalistas o a las bases pidiendo una asamblea extraordinaria tras el 20-D han dado una tregua debido a la posibilidad de repetición de elecciones. Sin embargo, todos ellos coinciden en subrayar que si finalmente se abre este escenario, el proceso para elegir las listas debe responder a una suma más amplia de actores. El electorado podría tener que elegir nuevas caras, desperdiciando el capital simbólico ya adquirido por los actuales diputados en sus respectivas circunscripciones.

Teresa Rodríguez en una sesión de control ejecutivo en Parlamento de Andalucía. (EFE)
Teresa Rodríguez en una sesión de control ejecutivo en Parlamento de Andalucía. (EFE)

 

Movilización electoral (abstencionistas)

Los datos del CIS y otras encuestas indican que alrededor de un 12% de los votos obtenidos por Podemos y las candidaturas territoriales con las que confluyó en Cataluña (En Comú Podem), Galicia (En Marea) y Valencia (Compromís-Podem) corresponden a votantes que solían abstenerse. La formación morada ha logrado movilizar este voto en unas elecciones que se presentaron como históricas, pero en caso de repetición los analistas indican que será más difícil que vuelvan a acudir a las urnas. Máxime, la movilización de las personas que ejercieron su derecho a voto por correo, cuyo aumento con respecto a 2011 fue del 14%.

Hegemonía en la izquierda

Las apelaciones al voto útil que abundarían en una nuevas elecciones entendidas como una segunda vuelta jugarían a favor de Podemos. La formación de Pablo Iglesias ha sido la primera fuerza en Cataluña y País Vasco, mientras que ha superado al PSOE en Madrid, Galicia, Comunidad Valenciana, Baleares, Canarias, y Navarra. En el cómputo general, Podemos ha quedado a 340.000 votos de los socialistas, con una diferencia de un punto y medio. La formación morada representaría el voto útil, incluso en circunscripciones pequeñas y rurales, donde a pesar de ser tercera fuerza ha conseguido traducir los votos en escaños (Burgos, Ourense, Valladolid, Lugo, Cantabria, Badajoz, etc.).

Izquierda Unida-Unidad Popular, en cambio, sufriría la losa del voto útil, ya que pese a obtener cerca de un millón de votos, solo ha logrado obtener dos diputados, ambos por Madrid. Podemos sería el gran beneficiado de este caladero de votos de izquierda en caso de entenderse las nuevas elecciones como una segunda vuelta. Todo ello sin descartar que ante unos nuevos comicios se produzca una alianza técnica entre ambas formaciones. Conseguir convertirse en la única fuerza hegemónica de la izquierda, como en los lugares donde propició confluencias, llevaría a Podemos a soñar con la posibilidad de ser segunda fuerza por delante del PSOE.  

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
66 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Iglesias: "Si Rajoy fracasa, Sánchez y yo estamos de acuerdo en dialogar para formar un Gobierno progresista"
SECUESTRO. Tráiler final en español HD. En cines 19 de agosto
LOS CABALLEROS BLANCOS - Trailer en español HD

ºC

ºC