estuvo tres veces en la moncloa en 2011

Zapatero fichó al experto web de Púnica para enseñar a sus hijas a usar Facebook y Twitter

Zapatero y su mujer contrataron en 2011 al empresario Alejandro de Pedro Llorca para evitar que se difundieran nuevas fotografías de sus dos hijas tras la publicación de su imagen vestidas de góticas
Foto: Las hijas de Rodríguez Zapatero en el Orgullo Gay. (Facebook)
Las hijas de Rodríguez Zapatero en el Orgullo Gay. (Facebook)

La hoja de servicios del experto en reputación 'online' imputado en el caso Púnica, Alejandro de Pedro Llorca, tiene más páginas de las que parecía en un principio. Según han confirmado fuentes cercanas a la investigación a este diario, el empresario fue contratado en 2011 por el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que enseñara a sus dos hijas, Laura y Alba Zapatero, a utilizar de un modo más seguro y privado internet y las redes sociales. De Pedro acudió en al menos tres ocasiones a La Moncloa para impartir esas clases, que fueron abonadas por el Partido Socialista.

Zapatero y su mujer, Sonsoles Espinosa, recurrieron a De Pedro después de que las fotos de sus dos hijas vestidas de góticas en una recepción con el matrimonio Obama el 22 septiembre de 2009 se convirtieran en un fenómeno viral y aparecieran en los principales medios de comunicación. El fenómeno eclosionó solo unas horas después de la recepción, pero experimentó un nuevo pico en 2011 que llevó al dirigente socialista a recurrir a un experto en internet para evitar que otras fotos de Laura y Alba pudieran alcanzar la misma repercusión.

Zapatero eligió a De Pedro por consejo de sus asesores. De hecho, la elección se realizó sin ningún tipo de convocatoria ni concurso previo. La contratación se mantuvo en el más estricto secreto. De hecho, a las clases, que se impartieron dentro de la residencia oficial de Presidencia del Gobierno, en el complejo de La Moncloa, solo asistió el entorno más cercano de la familia Zapatero.

Privacidad y seguridad

Alejandro de Pedro Llorca. (Facebook)
Alejandro de Pedro Llorca. (Facebook)

El propietario de Eico Online Reputation Management y Madiva Editorial y Publicidad, dos de las empresas involucradas en Púnica, explicó a Laura y Alba -en aquel momento tenían 18 y 16 años, respectivamente- cómo debían utilizar Facebook, Twitter, Tuenti y otras redes sociales para evitar que personas ajenas a su entorno pudieran ver los contenidos que generaban, un riesgo que inquietaba profundamente a sus padres. En 2009, un internauta ya había conseguido colarse en sus cuentas y publicar varias imágenes de las chicas.

Según ha podido saber El Confidencial, De Pedro enseñó a las jóvenes qué tenían que hacer para aprovechar las opciones de privacidad que ofrecían las plataformas que estaban utilizando y, también, cómo evitar que sus perfiles y los contenidos que volcaban en ellos pudieran ser localizados por Google u otros buscadores. El otro gran encargo que Zapatero y su mujer realizaron al experto web detenido en octubre de 2014 por la Guardia Civil fue que utilizara sus conocimientos en difusión de contenidos digitales para tratar de reducir la difusión que la famosa fotografía de sus hijas con el matrimonio Obama estaba cosechando de nuevo en 2011, dos años después de que se tomara, un trabajo que ya publicó 'Okdiario'.

El PSOE asumió la factura

La factura por esos servicios fue abonada por Ferraz, a pesar de que las clases particulares se impartieron dentro del complejo de La Moncloa y fueron asesores de Presidencia del Gobierno los que se encargaron de la selección del informático de Púnica. La dirección socialista tampoco informó nunca de que el partido había asumido esos gastos. El PSOE abonó un total de 52.000 euros por las lecciones y los trabajos para tratar de ocultar la fotografía.

Las lecciones no surtieron el efecto que esperaba el matrimonio Zapatero. Tras la publicación de la imagen con Obama, que llegó a ser censurada por la agencia EFE e incluso provocó la protesta de la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, han seguido difundiéndose en los años siguientes imágenes de las chicas que previamente habían sido colgadas por ellas mismas en internet y redes sociales.

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. (EFE)
El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. (EFE)

El último episodio en la tormentosa relación de las hijas del expresidente socialista con internet se produjo hace apenas un mes. Alba Zapatero subió a la plataforma de vídeos YouTube un fragmento de 80 segundos en el que mostraba sus dotes interpretativas representando ante la cámara diferentes estados de ánimo. El corte fue rápidamente rebotado por numerosos internautas y Alba decidió retirar el vídeo solo unas horas después de publicarlo.

Trabajos para el CNI

El trabajo de De Pedro para la familia Zapatero se suma a otros de primer nivel que habían pasado desapercibidos después de 15 meses de investigación del caso Púnica. Como reveló este diario la semana pasada, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) también contrató a este experto para que difundiera contenidos positivos sobre España en páginas web y foros frecuentados por independentistas. El propio De Pedro ha manifestado a los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que por esos trabajos, realizados durante 2013 y 2014, habría cobrado de los servicios de inteligencia aproximadamente 20.000 euros.

De Pedro fue detenido en la primera fase de Púnica por su presunta implicación en la red corrupta que lideraban el exconsejero madrileño de Presidencia Franscisco Granados y el constructor David Marjaliza. El instructor de la causa, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, le acusa de haberse beneficiado supuestamente de sus contactos con la trama para conseguir contratos irregulares de administraciones públicas controladas en su mayoría por el PP para mejorar la imagen de sus máximos responsables políticos. Los trabajos para el expresidente Zapatero y también para el CNI desvelados ahora amplían considerablemente el espectro de su clientela y cuestionan el papel de simple conseguidor que se le ha atribuido. Velasco le imputa en estos momentos los delitos de organización criminal, tráfico de influencias, malversación, cohecho, falsificación documental, utilización de información confidencial y fraude.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC