PONEN EN MARCHA UN PROTOCOLO ÚNICO EN ESPAÑA

Los pediatras hacen labores policiales para detectar el ciberacoso en las consultas

La prevención es esencial para frenar el preocupante auge de este fenómeno. La Guardia Civil y los pediatras se han unido para identificar y tratar casos de ciberacoso directamente en los hospitales

Foto: Un agente de la Policía en la investigación de casos sobre ciberacoso y pornografía infantil. (Efe)
Un agente de la Policía en la investigación de casos sobre ciberacoso y pornografía infantil. (Efe)

La Guardia Civil y la Policía están muy preocupadas por el ciberacoso. Ambos cuerpos imparten sesiones en colegios e institutos con el fin de concienciar a profesores, padres y alumnos acerca de los peligros que conlleva un uso descontrolado de los dispositivos electrónicos por parte de los menores. Los casos se multiplican al mismo tiempo que estos dispositivos y la proliferación de aplicaciones amplía el abanico de posibilidades.

Los agentes han visto ya demasiadas historias de niños y niñas a los que chantajean a través de las redes sociales, a los que persiguen hasta que se derrumban. Para el capitán de Delitos contra Menores de la Guardia Civil, Carlos Igual, la mayoría siguen el mismo patrón y arrojan consecuencias similares. Los chavales confían en un desconocido con el que se topan en internet, hacen lo que les pide y se encuentran inmersos en un círculo vicioso al que no ven salida y que les provoca ansiedad, depresión, falta de apetito y otros síntomas enfermizos.

El oficial del instituto armado explica que los chicos están migrando hacia redes sociales que no manejan sus padres, como Twitter o Snapchat. La primera permite a cualquiera abrirse un perfil, ya que no pide la edad del usuario. La segunda, según Igual, “parece creada a posta para el sexting”, ya que facilita el envío de mensajes, fotos y vídeos que se destruyen a los pocos segundos.

Ante esta preocupante situación ha nacido en España una iniciativa única. Desde hace meses los hospitales intentan unirse a la labor policial del diagnóstico e identificación de posibles casos de ciberacoso. Concretamente en las unidades de pediatría, donde los médicos especialistas en niños y adolescentes ya han comenzado a aplicar un protocolo desarrollado por la pediatra del Hospital Universitario La Paz, María Salmerón, en colaboración con la Asociación Española de Medicina del Adolescente y el Ministerio de Industria (a través de Red.es).

Se trata de la primera guía clínica publicada sobre la prevención del ciberacoso dirigida al personal sanitario (médicos, enfermeras) con el objetivo de que en las consultas se identifiquen síntomas propios de este problema y detecten posibles casos. El proyecto, en el que han participado profesionales como psicólogos, pediatras, abogados y especialistas en nuevas tecnologías y técnicos informáticos, “es pionero en el mundo entero”, según explica Salmerón , “y tanto es así que lo vamos a traducir al inglés” ante el interés exterior que ha generado.

Policía y Guardia Civil apelan al sentido común para navegar seguro en la red. (Efe)
Policía y Guardia Civil apelan al sentido común para navegar seguro en la red. (Efe)

Cuando la pediatra se topó con el primer caso ejerciendo en La Paz en 2012, empezó a buscar documentación y bibliografía sobre el ciberacoso y apenas encontró información. “Había datos, información cuantitativa, pero nada cualitativo. Me costó mucho abordar el tema”, cuenta. A partir de ahí comenzó a investigar y decidió impulsar esta guía que ya funciona desde hace meses. “Los casos fueron aumentando porque en la consulta no solo estábamos pendientes de casos de menores que venían directamente por ciberacoso, sino que a cualquier niño que acudía a una visita rutinaria le preguntábamos qué uso le daba a las TIC y encontrábamos situaciones nuevas”.

Aún es pronto para hablar de los resultados del protocolo, pero Salmerón confirma que en estos momentos ya se ha logrado una gran concienciación dentro de los hospitales. “Los pediatras han incluido en sus exámenes de salud preguntas acerca del tema de internet, cómo lo usan los menores y para qué, igual que preguntan a un niño por su familia o el colegio. Y eso es clave”, insiste. Lo más importante son las tareas de prevención. Por eso la guía lo que busca es enseñar al profesional a detectar síntomas, aprender a sospechar. Y en caso de detectar un caso, explica cómo hay que tratarlo para no meter la pata. “Es un tema muy complicado; hay casos en los que se denuncia directamente y hay otros en los que prima la mediación escolar. De ahí la importancia de estar muy atentos”, explica la pediatra de La Paz.

En la misma línea se expresa Carlos Igual, que no se cansa de insistir en la importancia de la prevención. De hecho, asegura que el problema no es tanto averiguar quién es el que ha cometido el delito, por ejemplo, de envío de fotografías íntimas de un menor. “Tenemos los medios y es relativamente sencillo llegar a identificar a quien dio inicio a todo; lo realmente grave es el daño que se hace, que es irreparable; las imágenes quedan ahí para siempre”, asegura. “Alguna vez algún juez nos ha preguntado si había algún modo de eliminar todas las fotos y le hemos dicho que no”, admite el capitán de la Guardia Civil.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC