rEFERENTE DEL PARTIDO DE IGLESIAS

Julio Anguita, el califa rojo, emerge y media para acercar a Podemos e IU

Los líderes de Podemos ensalzan su figura y le quisieron en el partido. Él podría promover el pacto con IU e insta a romper con el PSOE en Andalucía
Foto: Anguita, en mayo, en una comparecencia ante los medios. (Efe)
Anguita, en mayo, en una comparecencia ante los medios. (Efe)

Julio Anguita vuelve a emerger como referente político, loado por los dirigentes de Podemos y por las nuevas figuras de Izquierda Unida como Alberto Garzón. Desde Córdoba, donde vive y recibe a quien le pide conversación y opinión, Anguita refuerza su voz política y apuesta con fuerza por la integración de toda las fuerzas “que pueden derrotar al bipartidismo”. Un postulado que ya ha sido rechazado por los del partido de Pablo Iglesias, que cada vez dejan más claro que no abrazarán ningún pacto con IU antes de las elecciones.

Anguita volvió a la primera línea hace menos de tres años cuando formó un bloque social llamado Frente CívicoSomos mayoría”. Lo articuló como un referente para el pensamiento de izquierda tras el movimiento del 15-M, pero su recorrido ha sido mucho menor del que se pensó. Desde el principio dejó claro que no sería el embrión de ningún nuevo partido. A muchos les ha contado una anécdota. A Anguita le seguían llamando para dar charlas, conferencias, para oír sus pensamientos y llenaba salas, bibliotecas, salones de actos... Llegó un momento en que, cuando recibía una invitación, preguntaba: “¿De qué tengo que hablar?”. Le contestaban: “De lo que quieras”. Entonces se enfadaba mucho y decía “pues no voy”. Esa, recuerda un actual dirigente de Izquierda Unida, era y es “su frustración”.

Julio anguita
Julio anguita

 

Todo su entorno insiste en que en este momento no tiene ningún tipo de pretensión y es casi imposible su vuelta a la primera fila. Otra cosa es que quiera influir“A Julio se le escucha, se le atiende, su opinión es seguida por todo tipo de gente, pero él siente que esa reivindicación de su pensamiento no va más allá y le gustaría que sirviera para algo”, asegura. Todo su entorno insiste en que en este momento no tiene ningún tipo de pretensión y es casi imposible su vuelta a la primera fila. “No lo veo ni biológica ni políticamente”, asegura una fuente de IU que lo conoce bien. Otra cosa es que quiera influir. Pocos ven la posibilidad de que Anguita se convierta en el mediador en un proceso de integración entre IU y Podemos, por más que sea casi el único que podría intentarlo. Sobre todo porque los de Pablo Iglesias cada vez tienen más claro que caminan en solitario y rechazan pactos en las municipales.

Admiración por Iglesias

Hace pocas semanas, Anguita fue trending topic en Twitter por plantar una entrevista a Cuatro en directo tras pasar demasiado tiempo esperando la conexión. Semanas antes intervino en otra entrevista en La Sexta Noche y se mostró convencido de que hay todavía diferencias entre IU y Podemos, pero que “lo importante es la meta y no el instrumento”. Su discurso a favor de la convergencia de la izquierda viene de muy lejos, pero ahora cobra más fuerza que nunca. De él ha dicho Pablo Iglesias que es el único político que salvaría de la quema. El histórico dirigente de IU también ha expresado públicamente su admiración por el líder de moda y su proyecto.

Se conocen. De hecho, fuentes muy próximas a Anguita confirman que antes de lanzar Podemos, Iglesias se entrevistó con él en su casa en Córdoba y le ofreció entrar en el proyecto. Le acompañaba Juan Carlos Monedero. Anguita fue conciso: “Me debo a Izquierda Unida”, aseguran que le contestó. Nunca, sin embargo, ha ocultado su gran simpatía por el nuevo partido. Quienes le conocen muy de cerca recalcan que no es verdad que ahora esté más activo que hace un año, por ejemplo. De hecho, hace tres meses volvió a tener un problema de salud y su agenda se ha relajado mucho. Anguita sufre una afección cardíaca que le obligó a retirarse de la primera línea, aunque nunca se haya ido del todo.

Antonio Maíllo. (Efe)
Antonio Maíllo. (Efe)

Ruptura con Susana Díaz

Esta semana, el bloque cívico de Anguita ha promovido en las redes sociales un documento que alienta a la ruptura inmediata de IU con el PSOE en Andalucía. El texto marca posiciones ante la próxima asamblea convocada el 21 de diciembre en Sevilla y que pondrá a examen la coalición en la Junta de Andalucía. El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, se ha limitado a asegurar que su manifiesto es “muy respetable”. Poco más. En la actual dirección andaluza del partido tienen la intuición de que el escrito es apoyado por Anguita, pero que no ha salido de su puño y letra. Anguita y Maíllo no han hablado todavía directamente sobre este asunto porque al veterano político no le gustan las conversaciones por teléfono, sino cara a cara. La charla, no obstante, se producirá, según aseguran.

Frente a quienes, como Anguita, instan a alejarse del PSOE, los actuales dirigentes de IU insisten en que la hoja de ruta pasa por 'cumplir todo lo que tenemos que hacer y cuanto antes mejor'No es el primero ni será el último que llega con esa posición a favor de la ruptura con los socialistas. La ejecutiva regional espera la próxima semana los documentos de debate aprobados en las asambleas provinciales y a partir de ahí tendrá indicadores más ciertos para saber lo que pide la militancia. Aunque la dirección de IU no está en la posición de una ruptura inminente, admite que todo esta abierto a lo que se vote. Frente a quienes, como Anguita, instan a alejarse del PSOE y advierten de que es una gran contradicción abrazar el discurso en contra del bipartidismo y mantener a este partido en Andalucía, los actuales dirigentes de IU insisten en que la hoja de ruta pasa por “cumplir todo lo que tenemos que hacer y cuanto antes mejor”.

El pacto se basó en la firma de un documento público cargado de medidas y leyes que aún tienen que ver la luz. Está en marcha la banca pública y el banco público de tierras, y se quiere adelantar al primer trimestre del año próximo la renta básica. Cumplir con estas tres promesas históricas de los comunistas en Andalucía sería muy importante antes de promover una ruptura, insisten en la actual ejecutiva regional.

Julio anguita y marcelino camacho en una manifestación por la paz en noviembre de 1991.
Julio anguita y marcelino camacho en una manifestación por la paz en noviembre de 1991.

 

La posición del histórico líder en contra del pacto con los socialistas no es nueva. Cuando comenzó a negociarse el acuerdo alzó fuerte su voz en contra de que IU entrara en el Gobierno andaluz. Anguita fue alcalde de Córdoba entre 1979 y 1986. Después fue secretario general del Partido Comunista de España (1988-1998) y coordinador general de IU (1989-2000). Con él, IU cosechó sus mejores resultados electorales en la historia y, tras su retirada, comenzó un declive que en los últimos tiempos se había remontado. O eso decían las encuestas. Hasta que llegó Podemos. Esos a los que Anguita dio calabazas, aunque no oculten su sintonía.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
59 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

En Primera Plana (Spotlight) Trailer Subtitulado HD
Historia de una pasión - Trailer subtitulado en español (HD)
MUSTANG (Tráiler Oficial España)

ºC

ºC