La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

GRABÓ SU FALSA COMIDA CON EL REY EN RIBADEO

Escoltas, CNI, palacios, negocios... Así construyó sus engaños el pequeño Nicolás

Francisco Nicolás llegó a presentarse indistintamente como miembro del gabinete de Vicepresidencia, de la Oficina Económica de La Moncloa y hasta del CNI

Francisco Nicolás Gómez Iglesias siempre quiso ser famoso, pero no por el motivo que le ha acabado convirtiendo en el personaje de la semana. Con 20 años, este estudiante de segundo curso de Derecho en el selecto Centro Universitario de Estudios Financieros (CUNEF) de Madrid sólo aspiraba a instalarse en los círculos más restringidos del poder, pero se quedó a las puertas de conseguirlo. Como adelantó este jueves El Confidencial, la Policía lo detuvo el martes por la mañana. Se le acusa de falsedad, usurpación de funciones públicas y estafa por engañar a particulares y empresas prometiendo falsos negocios que iban a salir adelante gracias a sus presuntos contactos con la élite política y económica nacional.

Frankie, el alias con el que le conocían sus amigos, trató de mantener su mentira hasta el último momento. Fuentes cercanas a la investigación revelan que, cuando los agentes le abordaron, aseguró que se equivocaban de persona y que era un respetable hombre de negocios. Se inventó incluso que era amigo de los máximos responsables del Ministerio del Interior para tratar de impedir que le pusieran las esposas. Pero, por supuesto, los policías no le creyeron. Frankie ha pasado sus dos últimas noches en los calabozos, y puede que sean las primeras de una larga temporada.

Hasta ese momento había tenido más suerte. Según ha podido saber este diario, llegó a presentarse indistintamente como miembro del gabinete de Vicepresidencia del Gobierno, de la Oficina Económica de la Moncloa, de equipos de ministerios y hasta del CNI. Una de las coberturas que más utilizaba era del secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, con quien había coincidido en FAES, el think tank del Partido Popular. La relación entre ambos era inexistente, pero en la imaginación de Frankie pasaban otras cosas.

En FAES arrancó precisamente su presunta carrera delictiva. “Lo conocí cuando él sólo tenía 15 años”, asegura una persona que también estuvo vinculada a esa institución. “El primer día llegó acompañado de su madre. Aseguró que su hijo tenía mucho interés por la política y que estaba interesado en recibir formación”, recuerda esta persona. Frankie sólo necesitó unos meses para montar un seminario de jóvenes conservadores y pidió que José María Aznar fuera uno de los primeros ponentes. De aquella sesión con el expresidente del Gobierno salió una de las fotos que preside su perfil de Facebook. El joven impostor sentado en una mesa con Aznar.

En FAES y Nuevas Generaciones comenzó a tejer un primer círculo de contactos. “Era una persona muy extraña. En una ocasión me prometió, sin que yo le dijera absolutamente nada, que me iba a conseguir un puesto en el Consejo de Administración de una empresa importante”, asegura un chico que también coincidió con él en las juventudes del Partido Popular y que prefiere permanecer en el anonimato. “Hacía lo mismo con todo el mundo. A un amigo le ofreció un contrato de 80.000 euros al año en una gran constructora. Luego todo eso quedaba en nada, pero quería aparentar. Estabas hablando con él y cortaba la conversación para decirte que un ministro le estaba llamando por teléfono. Recuerdo una vez que me dijo que había desayunado con el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, porque estaba de visita en Madrid. Y siempre que podía sacaba que su padre tenía muchos negocios y era una persona importante. Yo no me creía absolutamente nada, pero parece que algunas personas sí que picaron”, apunta este joven.

Quienes lo trataron aseguran que era una persona resuelta, con más desparpajo del que suele tener un chico que acaba de abandonar la adolescencia. Utilizaba esa soltura para dejarse caer por desayunos informativos, foros empresariales, celebraciones oficiales y actos del PP. Asistía a todos los eventos del partido. Tanto que llegó a convertirse en un rostro familiar. “Saludaba a todo el mundo, se acercaba a hablar con la gente y los trataba como si les conociera de toda la vida”, asegura otra persona que también participaba en ese tipo de actos. “Se ponía a hablar contigo con tanta seguridad que al final pensabas que realmente era un antiguo alumno o un conocido y, claro, le seguías la corriente”.

Su ambición iba más allá de colarse en ese tipo de actos. Como realmente disfrutaba era sentándose en las mesas presidenciales o en las primeras filas de los eventos. En una ocasión compartió mantel con el exministro de Agricultura y actual comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete. Otra vez codirigió una charla con el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir. También era frecuente verlo en el antepalco del Santiago Bernabéu. Una vez allí, se comportaba como si fuera la reencarnación de John F. Kennedy. Traje oscuro, camisa azul de gemelos, corbata a juego y el pelo bien engominado. Frankie era uno más entre los que más tienen. 

 

Rentabilizaba esas citas tomándose fotos con el mayor número posible de famosos (vea el álbum completo). En otra instantánea colgada en su perfil de Facebook aparece en compañía de José Ricardo Martínez, exdirigente de UGT recientemente expulsado del sindicato por las tarjetas de Caja Madrid; el secretario general de UGT, Cándido Méndez; el presidente de CEOE, Juan Rosell, y el presidente de la patronal madrileña, Arturo Fernández, también implicado en el caso de las tarjetas. A Frankie le apasionaba retratarse con rostros conocidos y le daba igual aparecer con los agentes sociales o con deportistas. Por ejemplo, también tiene fotos con Falcao y con Di Stéfano.

Hasta aquí todo habría quedado en un simple delirio de grandeza. Pero la Policía detectó que Frankie había cruzado esa línea y había transformado sus fantasías en una forma de vida. Según se desprende de la investigación, el joven estudiante de CUNEF habría utilizado las fotos con famosos y otro atrezzo, como coches alquilados de alta gama, para dar la impresión de que tenía amistades en las más altas esferas de la Administración y el Gobierno. Con esa tarjeta de visita, abordó a particulares e inversores para prometerles suculentas operaciones financieras o inmobiliarias. Aseguraba que serían un éxito gracias a sus excelentes relaciones personales.

En un joven de 20 años, esa historia chirría más que el motor de una Rieju de los 70, pero algunas víctimas mordieron el anzuelo. La Policía le acusa de estafar 25.000 euros mediante la venta de falsos informes del CNI. En el registro de su vivienda encontraron otros supuestos documentos oficiales que igualmente habían sido fabricados por él. En algunos papeles había reproducido la firma del subsecretario de Presidencia, Jaime Pérez Renovales. Además, los agentes se incautaron de placas falsas de la Guardia Civil y la Policía Municipal de Madrid, y de distintivos de luces como los que emplean los vehículos camuflados de las Fuerzas de Seguridad en situaciones de emergencia.

Antes de pasar por los calabozos de comisaría, tuvo tiempo de divertirse. El 19 de junio, se coló en la recepción que organizaron los reyes Felipe VI y Letizia en el Palacio Real tras el acto de coronación del Congreso. Frankie aprovechó esa oportunidad para retratarse en todos los rincones del Palacio. También se tomó una foto inclinándose ante los monarcas. No cabía más felicidad en su cara. Había franqueado todos los controles y ya era un miembro más de la Corte.

Dos meses después llevó sus fabulaciones a una dimensión difícilmente superable. La Policía Local de Ribadeo (Lugo) recibió una llamada para pedirles que montasen un despliegue policial para el día 14 de agosto porque el Rey –nadie dejó claro si Felipe VI o Juan Carlos I– iba a mantener un almuerzo privado con un empresario de la zona en un restaurante del puerto. “Llamó una persona que se hizo pasar por un nexo entre Casa Real y el Gobierno”, relató ayer el alcalde ribadense, Fernando Suárez, a El Confidencial.

Llegado el día de autos, en el muelle del pueblo, junto al restaurante San Miguel, en el que habían quedado el monarca y el financiero, se llegaron a amontonar “cuatro coches oficiales con unos ocho escoltas, con sirenas incluidas”, narra el alcalde. Pero nadie le decía quién era “esa personalidad tan importante que iba” a llegar al pueblo. Los medios de comunicación locales esperaban a las puertas del establecimiento para inmortalizar la instantánea del monarca, o de la Reina, o de alguna Infanta. Sin embargo, no llegó ninguna alta institución reconocible.

Escoltas, CNI, palacios, negocios... Así construyó sus engaños el pequeño Nicolás

Vídeo: El rey que nunca llegó a Ribadeo

“Al no recibir ninguna llamada, me acerqué yo mismo al restaurante para ver quién estaba ahí”. La única personalidad que se encontró el alcalde fue el presidente de Alsa, Jorge Cosmen, que había sido invitado a comer con el Rey. El otro comensal era Francisco Nicolás, el verdadero artífice de todo el engaño, que grabó su llegada triunfal al restaurante como puede verse en el vídeo que encabeza esta información. “Me dijo que era militante del PP. El enlace entre Casa Real y el Gobierno. Que lo sentía mucho, pero que al final el Rey no había podido venir por un tema de máxima urgencia”. En esos cinco minutos que el alcalde dedicó a dar la bienvenida a esas dos personas, Frankie se ausentó un segundo para atender “una llamada de la vicepresidenta del Gobierno”, recuerda ahora entre risas el alcalde.

Varios medios de comunicación se hicieron eco del dispositivo de seguridad, que llegó a acordonar el pueblo para la falsa visita. “El propio Gómez Iglesias llamó a los periódicos para que eliminaran esa noticia”, relata Suárez. “Decía que iba a hacerle mucho daño y que le podían despedir”. Pero lo cierto es que su trabajo imaginario siguió como si nada. Hace sólo 10 días llamó por teléfono al dirigente de un nuevo partido de ámbito nacional para pedirle una reunión. El político sólo lo conocía de vista, pero Frankie le aseguró que toda su familia había votado a su formación en las pasadas elecciones europeas y que tenía mucho interés en cerrar una cita con él. Será difícil que ese encuentro llegue a producirse. La secretaria de Frankie ha tenido que bloquear su agenda para que pueda reunirse con su abogado. 

El redactor recomienda

#86

Un futuro presidente del PP, sin lugar a dudas reune todos las características de este partido ...bueno, no, parece un poco más listo

Ampliar comentario
#85

Todos con Nicolas !!! Este tio lo que hizo fue aprender muy bien de sus tutores los politicos . Él no ha hecho nada que ellos no hayan hecho antes .  Lo que a ellos les tardo años el lo hizo en un zas .

Estan indignados porque puso a toda esta claque en evidencia . 

 

Bravo Nicolas les comiste los dulces

Ampliar comentario
#84

Este muchacho ha puesto a las clases políticas y dirigentes en otro de los lugares que les corresponde, el de hacer el ridículo, y eso no se perdona. Y de ahí la reacción desproporcionada de la policía y de la fiscalía.

Ampliar comentario
#83

No lei todo, lo reconozco, pero solamente leyendo lo primero,hace que esas telas de araña del poder, uno se pregunte, y que mas dará quien es el gachupin?.....

 

 

Asi vemos a los zapateros, a los corruptos "legales" no solo chupando del bote....sino exigiendo respeto.....y asuminedo autoridad....

 

 

Yo a este chaval, no solo no lo imputo de nada, sino que lo nomino como presidente del gobierno......

 

 

Tener un rajoy con cocainomanos a las alcaldias, o un zapatero,con minusvalidos cerebrales(pero de esos que te chupan el alma,en función de ser los apuñaladores maximos del partido)...pues no, mires usted......mi presidente,/a el de mi comunidad de vecinos, es un tio/a honrado/a,.......me vale.....si no los quiero verborrea.....que hablan ,que dicen......y no hacen nada.....prefiero un mudo, o laguien tartamudo, sin elocuencia verbal, pero que haga lo que hay qe hacer....

 

1.- adelgaxzar la administración.

2.- separar los poderes, que sean independientes.

3.-que mas dará si los dos primeros no lo van a hacer....

4.-insumisión fiscal.....

5.-salir a la calle.....

6.-.............

Ampliar comentario
#82

Aunque va a tener una fuerte competencia,seguro que pronto

tendremos otra vez noticias del joven Francisco Nicolas.

Ampliar comentario
#81

Si se llega a juntar con el Gran Urdangarín, la que habrían montado entre los dos...

 

Prefiero no comentar el hecho de que cualquier pájaro se cuele en palacio y salude a Mileti y su cónyuge. ¡Qué nivelazo en seguridad, oiga!

 

 

 

Ampliar comentario
#80
En respuesta a xxxx

 Me refiero al pedigrí de camada, ¿Viene ya de familia de altos cargos o de la alta sociedad??

Ampliar comentario
#79

Donde fueres haz lo que vieres....

Ampliar comentario
#78

Y luego dicen que andamos escasos de talento!!

Ampliar comentario
#77

La historia de españa y la picaresca siempre han estado unidas, pero lo de este chaval es para escribir una novela.

 

L0o positivo de esto, es que deja al aire de nuevo las verguenzas de nuestra clase politica borreguil y sumisa, que caen rendidos(da igual del partido politico que sean) ante un friki que les ofrece posibilidad de negocios por trafico de influencias...

La corrupcion llega a limites que no nos podemos imaginar.

 

triste pero cierto...

 

 

Ampliar comentario
#76

Mirándolo bien, este chaval no es muy distinto que muchos de los "elementos" que aparecen en algunas de sus fotos.......desde luego que me causa más risa que otra cosa.....

Ampliar comentario
#75

Ah...... pero ¿ este individuo tiene Secretaria ? y ¿ Quien la paga ? 

Ampliar comentario
#74

¡Este tío es un monstruo de güeno!, ya tenían que haberlo fichado para presidente de algo, que seguro hace carrera en política...¡Es genial!!!

Ampliar comentario
#73

Esto es Hollywood!.

Ampliar comentario
#72

Seguro que es asesor del gobierno y le han dejado tirado....

Ampliar comentario