La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Ante el fuerte rechazo social

El TC estudia el recurso contra las tasas judiciales que daría la puntilla a Gallardón

Fuentes del tribunal señalan que se ha dado prioridad a este asunto ante el fuerte rechazo social que existe contra la tasas judiciales del ministro de Justicia
Foto: Alberto Ruíz-Gallardón (Efe)
Alberto Ruíz-Gallardón (Efe)

La gestión de Alberto Ruiz-Gallardón al frente el Ministerio de Justicia, cada vez más cuestionada, podría sufrir en los próximos meses otro revés. El Tribunal Constitucional se ha puesto manos a la obra para estudiar el recurso contra las tasas judiciales que aprobó el Gobierno a finales de 2012 y que están causando un gran malestar en toda la carrera judicial, desde los propios jueces hasta abogados y procuradores, sin incluir al propio ciudadano que ha visto cómo el acceso a la Justicia se ha encarecido notablemente.

Fuentes del tribunal señalan que se ha dado prioridad a este asunto ante el fuerte rechazo social que existe contra las tasas judiciales. Por ahora, el ponente está redactando su texto, que después tiene que ir a pleno para su votación. Si este particular sigue el mismo camino que el resto de asuntos relevantes que ha visto el tribunal desde que lo preside Francisco Pérez de los Cobos, lo previsible es que se intente buscar el mayor consenso posible y evitar votos particulares. De ahí que el borrador que se presente inicialmente acabe necesitando algunas modificaciones.

Extrapolando este asunto a la carrera judicial, en el debate no va a primar que los magistrados sean conservadores o progresistas, porque hay voces críticas en ambos sectores. El tribunal que defiende la Carta Magna tendrá que decidir si las tasas afectan en sí mismas a la tutela judicial efectiva e impiden al ciudadano acceder a la Justicia. Otra de las opciones que se contempla es que se considere el concepto de tasa judicial constitucional pero las cuantías desproporcionadas.

Francisco Pérez de los Cobos. (Efe)
Francisco Pérez de los Cobos. (Efe)

Un gran clamor social

Desde el TC se entiende que el recurso planteado contra las tasas de Ruiz-Gallardón debe ser resuelto con prontitud principalmente por dos razones. La primera, porque el clamor social es muy elevado y la muestra es que cada vez se presentan menos recursos ante el Tribunal Supremo por las excesivas cuantías. Y la segunda porque hay muchos procesos judiciales paralizados al haber presentado jueces y tribunales cuestiones de inconstitucionalidad a las tasas judiciales –entre ellas la propia Audiencia Nacional– que no pueden resolverse hasta que el recurso principal quede decidido. De ahí que se espera que antes de que acabe el año haya una decisión tomada.

Dentro de la carrera judicial se critica que el Ministerio de Justicia no escuchara a los diversos colectivos antes de aprobar en el Boletín Oficial del Estado las tasas. Fue una medida que se hizo deprisa y corriendo desde el Departamento de Justicia y no se analizó con suficiente cautela las cantidades que se fijaban, tal y como reconocieron en su momento fuentes gubernamentales.

Menos recursos en el Supremo

El eje principal de las críticas gira en torno a algunas tasas, principalmente las de lo contencioso-administrativo en el Supremo que asciende a los 1.200 euros, y que están pensadas para las grandes empresas, para las que esas cantidades son irrisorias, pero no para el ciudadano de a pie o para el pequeño empresario que no puede hacer frente a ese pago para recurrir una decisión que considera contraria a sus intereses.

El presidente del Tribunal Supremo, Felipe VI y Gallardón. (Efe)
El presidente del Tribunal Supremo, Felipe VI y Gallardón. (Efe)
Un magistrado del Supremo reconocía recientemente que “la crisis económica que sufre España ha afectado a la tutela judicial efectiva y un claro ejemplo son las tasas judiciales”. Otro magistrado asegura que desde su aprobación se ha notado que han disminuido el número de recursos ante el Alto Tribunal. Por un lado, se consigue lo que perseguía el Ministerio, reducir la litigiosidad, pero la gran pregunta es si la manera de hacerlo, impidiendo al ciudadano el acceso a la Justicia, es constitucional o no.

Uno de los grandes combatientes contra las tasas ha sido el presidente del Consejo General de la Abogacía Española, Carlos Carnicer. En un manifiesto aprobado por este órgano tras la entrada en vigor, las calificaba de “experimentos o iniciativas improvisadas carentes de eficacia alguna, que sólo tienden a impedir o recortar el acceso de los ciudadanos a la Justicia sin percatarse de que el verdadero problema no son disfunciones puntuales, sino el deplorable estado que sufre la Administración de Justicia”.

El euro por receta como antecedente

No es la primera vez que el TC se enfrenta a unas tasas. Primero en mayo, y luego en junio, resolvió la inconstitucionalidad del euro por receta en Cataluña y Madrid. En el caso catalán, explicaba la sentencia que al tratarse la financiación de la Sanidad de una competencia básica del Estado, no cabe “el establecimiento de una tasa como la controvertida, que altera, haciéndolo más gravoso para los beneficiarios, el régimen de participación en el coste previsto” por la ley. De hecho, el euro por receta recae directamente en la prestación farmacéutica, haciendo más gravosa para los ciudadanos de Cataluña la adquisición de medicamentos con receta, pues el pago de la tasa es una condición para su dispensación.

En esa misma sentencia, se avalaba la tasa judicial implantada por la Generalitat, pero hacía una matización importante. A diferencia de las tasas judiciales impuestas por el Estado, “la autonómica no está enlazada con el acceso a la jurisdicción o a los recursos, ya que el pago de la misma no constituye condición de admisibilidad de los actos procesales cuya vertiente administrativa pretende financiar”. Es decir, el tribunal ya explicaba que la tasa autonómica no afecta a la tutela judicial efectiva, al contrario de lo que le puede pasar a la tasa implantada por Ruiz-Gallardón.

“Mientras que la conexión de las tasas estatales con la potestad jurisdiccional es directa y resulta patente, toda vez que su impago lleva ineludiblemente aparejada la inadmisión del acto procesal al que la misma se anuda, siendo así conditio sine qua non para el propio ejercicio de la tutela judicial efectiva, el abono de la tasa autonómica carece, como no puede ser constitucionalmente de otro modo, de toda consecuencia impeditiva o retardataria del acceso a la jurisdicción”, añadía la sentencia.

Aborto y LOPJ, reformas poco electorales

Las tasas judiciales del ministro de Justicia han tenido algo positivo: unir a la carrera judicial, abogacía y demás trabajadores de la Administración de Justicia. Algo similar ha ocurrido con la reforma al anteproyecto de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que todavía no ha sido aprobada y son muchas las voces dentro del Poder Judicial que aseguran que esta legislatura no verá la luz. La razón principal es que el Ministerio pretende eliminar los partidos judiciales, es decir, los juzgados de los pueblos, y centralizarlos en las capitales de provincia. Con unas elecciones municipales y autonómicas para la primavera que viene, muchos candidatos del Partido Popular se pueden encontrar con graves consecuencias electorales si esta medida llega a aprobarse.

Fuentes jurídicas explican que la reforma que plantea Justicia está pensada para provincias como Madrid, donde el transporte público es numeroso y ágil, pero no para muchos otros pueblos de España donde llegar a la capital sin coche no es trabajo sencillo. De ahí, que se critique desde la carrera judicial porque esta medida que pretende aprobar el ministro no está pensada para la realidad española.

Precisamente, ante las críticas y los informes desfavorables a esta medida, el ministro aseguró este verano que mantendrá los partidos judiciales y evitará el cierre de ninguna sede judicial. Lo que hará será crear distintos tribunales de Instancia en cada provincia. Tras estudiar los informes de los distintos órganos consultivos y de las Comunidades Autónomas, el proyecto, según explicó Ruiz Gallardón, incorporará la posibilidad de crear más de un Tribunal de Instancia en cada provincia si así lo estiman necesario las Comunidades Autónomas. "Esta posibilidad, que será excepcional y siempre y cuando se cumpla con los criterios territoriales, demográficos y sociales que se establezcan por ley, permitirá que en provincias donde haya localidades con una importancia judicial igual o superior a la capital se puedan constituir más tribunales instancia"

Lo mismo ocurre con la reforma de la Ley del Aborto, para la que el tiempo electoral se le echa encima. Ruiz-Gallardón apostó fuerte por hacer una reforma integral a la norma que rige actualmente y que contempla la interrupción del embarazo por plazos y no por supuestos. El gabinete del ministro elaboró una reforma más restrictiva incluso que la de 1985 y que no gusta dentro de las filas del PP. Con la cuenta atrás para empezar con la campaña electoral, el Gobierno intenta que el tema del aborto no entre de lleno en el debate político. El ministro aseguró que antes de verano estaría aprobada, algo que no ocurrió y que evidencia las tensiones entre el Ejecutivo y su ministro de Justicia por este asunto. 

El redactor recomienda

#19

Me ha parecido entrever en las últimas declaraciones del sr. Gallardón una cierta advertencia de que "volverá" a retirarse de la vida política. ¡Animo! No nos deje con la miel en los labios. RETIRESE, que no lloramos porque anuncie que se va, "sino porque aún no se ha ido".

Ampliar comentario
#18

Ojalá las tasas de Gallardón... acaben por el orto(*) de su artífice...

 

(*) Escúchese en el más puro acento porteño...

Ampliar comentario
#17

Si una ley es anticonstitucional deberian dimmitir (cesar) todos los que la votaron

Ampliar comentario
#16

Tasa totalmente injusta y disciminatoría, entre pobles con derechos y ricos con iguales derechos, unos no pueden aceder por falta de posibles, y los otros  ! sin problemas !

 

Es posible que existan abusos, pero seguro que hay alguna forma de evitatlos/eliminarlos de alguna forma, que no penalice al ciudadano normal, que no tiene otra opción, y ésta se le veta por la falta de dinero  --a perro flaco, todo son pulgas --

 

Ampliar comentario
#15

Una de las razones y puede que la principal por la que Gallardón implantó de prisa y corriendo las tasas judiciales fue porque sabían la avalancha de demandas judiciales que se iban a presentar en los juzgados por el tema de las Preferentes de los bancos nacionalizados.

Ambos hechos coincidieron en octubre-noviembre de 2012.

Ampliar comentario
#14
En respuesta a taraza

 Si cada uno paga lo que consume entonces.... para que diferenciar entre público y privado?? estoy de acuerdo en lo que usted intenta recalcar que, creo, es que existen muchos abusos, pero no todo puede ser blanco o negro, existen tantos tonos de grises que no se puede generalizar de forma tan extrema.

Las tasas son muy elevadas para la situación económico-social que sufre España, y no permiten que todas las personas tengan el mismo acceso a la justicia, eso la convierte en incostitucional.

La carta magna dice "libre acceso a la justicia" e "igualdad de los ciudadanos", el que tenga más dinero y pueda pagarse un mejor abogado, BIEN por ÉL!!!, y los demás... pues lo siento, pero no se puede establecer diferencias ya de entrada por la posición económico-social de una persona.

Además, el dinero ya recuadado no se ha destina a lo que dijeron se destinaría....

Ampliar comentario
#13

 Se podrían "entender" si fueran más bajas y se hubieran destinado a sufragar la Justicia gratuita..... pero lo de la justicia gratuita se resolvería si cada uno que la pide pagara 50€ por petición concedida.... con eso se evitarían algunos abusos.

Ampliar comentario
#12
En respuesta a lmid

 entonces estás de acuerdo en que tienes un asunto de más de 3.000 euros y lo pierdes en primera instancia (donde ya has tenido que pagar 153 euros de tasas), y, por razón de la cuantía ya que superas los 3000 euros, quieres apelar por la injusticia que se te ha cometiddo y tienes que pagar una tasa de 800 euros sólo por apelar!!!... eso es justo?? añadele además el trabajo del abogado y procurador.... porque te podrás quejar de lo que cobramos los abogados y procuradores pero..... proporcionalmente te cobra más un electricista o un fontanero por darle a un botón que un abogado por evitar que te den un "hostión"....

Ampliar comentario
#11

"Desde el TC se entiende que el recurso planteado contra las tasas de Ruiz-Gallardón debe ser resuelto con prontitud principalmente por dos razones. La primera, porque el clamor social es muy elevado y la muestra es que cada vez se presentan menos recursos ante el Tribunal Supremo por las excesivas cuantías. Y la segunda porque hay muchos procesos judiciales paralizados al haber presentado jueces y tribunales cuestiones de inconstitucionalidad a las tasas judiciales –entre ellas la propia Audiencia Nacional– que no pueden resolverse hasta que el recurso principal quede decidido. De ahí que se espera que antes de que acabe el año haya una decisión tomada."

 

Con prontitud... antes de que acabe el año...

 

Cuando ni se han molestado en sacar fallo sobre la ley del Aborto de Zapatero (y ya ha llovido lo suyo) ahorea el tema de las tasas les corre tanta priza que a ver si les da tiempo antes de las uvas...

 

Una justicia TAN lenta nunca puede ser justicia.

Ampliar comentario
#10

Este Sr. Es un ejemplo de  político nunca llegaría a cobrar un sueldo similar en la empresa privada. En el Ayto/CCAA de Madrid gestiona a base de dejar una deuda imposible de pagar. Así yo también lo hago!!!

 

En el Ministerio,  agiliza la justicia a base de perder clientes ya que menos gente pueda permitírsela. Por que es lo que ocurre.

 

¿Pero qué clase de gestor es este? De los que resuelven problemas solo para llevarse el titular porque el problema sigue allí.

 

Lo dicho, este hombre no  ganaría el mismo salario en la empresa privada donde hay que gestionar y solucionar problemas con lo que se tiene (sin endeudarse) y por supuesto sin perder clientes.

 

Con mi voto esta vez no conteis.

Ampliar comentario
#9

Uno puede ser licenciado en Derecho y tener una visión muy estrecha sobre este asunto...

No creo que exista mucha discusión sobre el principio que debe regir en toda sociedad libre, es decir, democrática: "Quién consume, paga la consumición". 

Puede haber alguna excepción, por motivos de tipo humanitario... por ejemplo, una sanidad pública mínima. 

Pero en todo lo demás, quién consuma o utilice servicios, públicos o privados, que los pague de su bolsillo...

La doctrina socialista es justamente la contraria... que, lógicamente, da como resultado un abultado gasto social, que no para de crecer, y que acaba por ser inviable,  como aquí está sucediendo...

Ya que está de moda Cataluña, diré que cuando llegué allí y salimos, compañeros de trabajo, a dar una vuelta, cada cual pagaba lo que consumía... me quedé muy sorprendido porque en mi tierra pagaba uno lo de todos, y luego el siguiente, y así...

Uno de ellos me dió una explicación que me convenció: así nunca hay problemas: quién quiere beber cerveza, paga la cereveza; y quién quiere beber copa muy cara, bebe copa muy cara, y nadie le mira de reojo: paga él su propia copa...

No sé si existe todavía esa forma de hacer entre catalanes...

Ampliar comentario
#8
En respuesta a bellaseductora

Pero es que este cordero pascual se lo ha ganado a pulso con sus disparates.

Ale, que te fiche cualquier  multinacional española y a continuar viviendo del cuento. 

Ampliar comentario
#7

La ley de tasas solo la combaten los interesados en el negocio de la justicia como los abogados por el negocio y los jueces por la influencia del lamentable colectivo. Que unos hermanos se peleen por una herencia o un matrimonio roto por sus pretensiones lo deben hacer con su dinero no él del resto de contribuyentes. Y lo de la alarma social suena tan falso como lo de la linaza de civilizaciones. Nada es gratis todo lo pagamos los que de verdad pagamos impuestos

Ampliar comentario
#6

13071973

Ampliar comentario
#5

nos explicó el fiscal en excedencia, que las tasas servirian para sufragar el coste de la modernixacion de la justicia...jajajaja

lo primero que hace es eliminar 1800 jueces y fiscales sustitutos por falta de fondos, lo segundo eliminar hasta un 26% el acceso a los tribunales por gente que no puede asumir las tasas, reduce la justicia gratuita, y cada vez la demora es mayor, con lo que una justicia lenta no es justicia... gallardon haz un favor a ESPAÑA vuelve a casa a descansar, que si vuelves a la carrera fiscal eres un peligro

Ampliar comentario