La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

un juzgado de barcelona ya ha abierto diligencias

La Fiscalía investiga si las bodegas catalanas Torres desviaron fondos a paraísos fiscales

La firma de Vilafranca del Penedès cobraba una sobrefacturación de casi el 20% a su distribuidor mexicano y lo enviaba a Bahamas para burlar al fisco
Foto: (foto: Bodegas Torres)
(foto: Bodegas Torres)

El Juzgado de Instrucción número 29 de Barcelona ha remitido a la Fiscalía la denuncia por presunto fraude y estafa contra Bodegas Torres presentada por uno de sus principales distribuidores en Latinoamérica para que investigue si, además, el grupo bodeguero catalán desvió fondos a paraísos fiscales. La denuncia se interpuso el pasado 23 de julio por Adma Inchausti, presidenta del Grupo San Jorge, el mayor holding importador de alimentos gourmet de Bolivia y distribuidor en exclusiva de los productos de Torres durante 25 años en el país andino, relación rota en 2013 por desacuerdos comerciales.

Las acusaciones que investiga el juzgado, ahora trasladadas a la Fiscalía, se centran en una presunta trama urdida por Torres y el distribuirdor mexicano La Negrita DF, del que las bodegas catalanas poseen una participación accionarial del 10%, para desviar fondos a la sociedad fantasma Promotora de Mercadotecnia, con sede en Bahamas. La firma de Vilafranca del Penedès, según las pruebas en poder de Inchausti, cobraba una sobrefacturación cercana al 20% a La Negrita por los vinos y brandies que le suministraba, cantidad que era ingresada en Bahamas para burlar al fisco español y al mexicano.

Bodegas Torres es el grupo líder del sector vinícola catalán y uno de los mayores de España. La compañía comercializa medio centenar de marcas de vino y brandy y exporta más del 70% de su producción a unos 150 países. En el primer semestre de este año, el incremento de la facturación rozó el 7%, por lo que el grupo espera alcanzar a final de 2014 una cifra de ventas cercana a los 240 millones de euros. La cúpula de la saga familiar la ocupa ahora Miguel Torres Maczassek -hijo del todavía presidente Miguel A. Torres, de 73 años-, que en 2012 fue nombrado director general de la compañía.

(Facebook Bodegas Torres)
(Facebook Bodegas Torres)

Un portavoz de Miguel Torres S.A. aseguró ayer a El Confidencial que el grupo bodeguero "actúa y ha actuado siempre en cumplimiento con las leyes y normativas vigentes en cada país. El grupo tiene su sede social en España y, por lo tanto, paga sus impuestos en este país. La contabilidad de la compañía está auditada por PWC (PriceWaterhouseCoopers). Miguel Torres S.A. no ha ocultado nunca fondos en paraísos fiscales como Bahamas, Andorra y Suiza. Promotora de Mercadotecnia no pertenece al grupo, y el 10% de participación en la empresa mexicana La Negrita S.A. responde a la estrategia de internacionalización de la compañía".

Según la presidenta del grupo boliviano San Jorge, Bodegas Torres también habría desviado presuntamente a otra empresa fantasma radicada en Irlanda, Provintra, una parte de los fondos europeos que recibe para la promoción de productos vinícolas en terceros países. Esas ayudas las promueve la UE a través de la Organización Común de Mercados Agrícolas (OCM), y su objetivo es financiar campañas publicitarias y acciones de marketing para dar a conocer fuera de la UE las marcas vinícolas comunitarias. Documentos en poder de Inchausti probarían que Provintra facturó a Miguel Torres Chile S. A. -de capital 100% chileno y propiedad de Miguel A. Torres- unos servicios de asesoramiento presuntamente ficticios con cargo a los fondos OCM.

Bodegas Torres, además, habría facturado a Miguel Torres Chile S. A. vinos y brandies fabricados en España con un sobreprecio de entre el 15% y el 20%. Esa sobrefacturación también se desviaba presuntamente a la firma fantasma Provintra. Según Inchausti, la metodología se aplicaba igualmente a la inversa: Miguel Torres Chile S. A. percibe ayudas y subvenciones del Gobierno chileno por la exportación de sus vinos y derivados a otros mercados. Entre sus compradores figura la propia bodega española, que de nuevo se valdría de la compañía irlandesa para desviar pagos por servicios supuestamente inexistentes. El holding importador boliviano asegura tener pruebas de que Torres también oculta fondos en cuentas opacas de Suiza y Andorra, y solicitará al juez, afirma, nuevas pericias para demostrarlo.

El Juzgado de Instrucción número 29 de Barcelona ha abierto las diligencias 3281/14 para averiguar, además, si algunas de las marcas comercializadas por Torres "no tienen la calidad y las propiedades que anuncian en su etiquetado", como asegura el Grupo San Jorge. Entre ellas las de mayor consumo, como los brandies Torres 5 y Torres 10 y los vinos Viña Sol, Mas La Plana y Sauvignon Blanc. Esos productos, añade, son "falsos" porque tanto las denominaciones de origen publicitadas como el proceso de envejecimiento que exhiben en sus etiquetas han sido presuntamente manipulados.

El empresario Miguel Torres en una foto de archivo. (Efe)
El empresario Miguel Torres en una foto de archivo. (Efe)

El origen de la denuncia, como ya reveló El Confidencial, se remonta a marzo de 2012, cuando varios contenedores con productos de Bodegas Torres adquiridos por San Jorge fueron retenidos en el puerto chileno de Arica, la principal vía marítima para el comercio exterior de Bolivia, que carece de litoral. El lote incluía una partida de aceites, elaborados también por la firma vinícola de Vilafranca del Penedès, con la fecha de consumo preferente a punto de vencer, por lo que fue bloqueado en la aduana.

Según Inchausti, que ha viajado a Barcelona para coordinar las acciones legales contra Bodegas Torres, ni la legislación chilena ni la boliviana reconocen la fórmula "consumir preferentemente antes de", que ambos países equiparan a "fecha de caducidad". San Jorge propuso a su proveedor devolver el cargamento a España pero la compañía catalana se negó, argumentando, según Inchausti, que "consumo preferente no significa que el producto esté caducado". Desde entonces, los contenedores siguen retenidos en la aduana de Arica, por lo que San Jorge debe ahora hacer frente a una multa millonaria.

El redactor recomienda

#16

Hasta qué no paguen sus impuestos como el resto de europeos, no tomar una gota de estos bodegueros insolidarios

ah..: y acabemos con estos piratas de Bahamas , Andorra y demás infiernos fiscales . Lo de Paraíso es para los piratas.

Ampliar comentario
#15

Si no dejamos robar a los políticos, defraudar a los empresarios, ni prevaricar a los altos funcionarios: ¿a quién le va a interesar vivir en esta pais?. Nos vamos a quedar solos...

Ampliar comentario
#14

Aquí lo que hay es mucho pastizal a cuenta de: sueldos, Hacienda, SS,...., que el que paga es tomado por imbécil. Así es como se entiende que a cualquier currito le llega una paralela, pero en cuanto se maneja un poco de pasta, gana mas el asesor que lo que se lleva HACIENDA.

Ampliar comentario
#13

¿Cuanto creen que puede tardar una empresa como esta en plantar su sede en otro pais con más beneficios?

¿no les parece mucho más vergonzoso que apple y google esten pagando menos impuestos que una pyme?

 

Otro cosa será la calidad del producto, si han engañado, deben pagar...

 

Ampliar comentario
#12

A este ritmo de noticias de fraude en todos los niveles y por toda España, lo único que vamos a conseguir que entre todos empecemos a darle vueltas a nuestra fiscalidad y se nos ocurra ir defraudando poco a poco hasta que reventemos al Estado, porque visto lo visto, el que ve oportunidad de defraudar, lo hace. y a ver quién paga la sanidad, educación,... que vergüenza!!!!!

Ampliar comentario
#11
En respuesta a zagal

Lo que quiero decir es que en vez del infierno fiscal que la clase política ha montado en España, las empresas españolas deberían tributar en porcentajes normales para su actividad por su negocio en España, pero las exportaciones deberían tener un régimen tributario muchísimo más leve, porque sirven para que nuestras empresas puedan competir a nivel global, aseguren su futuro y que crezcan los niveles de inversión industrial español y los puestos de trabajo en España, que ya de por sí generan impuestos.

 

Todas las empresas españolas que den empleo en España, como Bodegas Torres, y exporten, deberían tener normas fiscales muy favorables en su actividad de exportación, lo que permitiría a las empresas españolas, incluidas las PYMES plantearse en serio la exportación como salida a la crisis económica en la que nos han metido la repugnante y corrupta clase política y financiera plutócrata y corrupta que en España padecemos.

 

Pero de la clase extractiva y parásitaria no cabe esperar medidas que faciliten al sector privado la creación de empleo e inversión , sino otras que sirven para seguir manteniendo al monstruo parasitario de las administraciones públicas, las mamandurrias y las oportunidades de meter el cazo por parte de ellos. Entre ellas, las de perseguir con saña al sector privado mientras se tapan sus propios delitos de malversación y corrupción en base a inconfesables acuerdos y el control que tienen de la fiscalía y poder judicial.

 

Bodegas Torres es una empresa privada española que es un ejemplo. Son empresas como Bodegas Torres las que pueden hacer que España salga de la crisis económica y cree empleo productivo.

 

Si alguien todavía cree que son la plutacracia gobernante y las  Administraciones Públicas las que nos van a sacar de la crisis económica y que van a crear otra clase de empleo que no sea el parasitario para vivir a costa del sector privado y los contribuyentes, se equivoca. 

Ampliar comentario
#10

Este Falcón -Cat es ya el parto de la  abuela ,pues el del abuelo fue el de El Ex-Honorable  ,el del Seny  el que vivía embolicado en la senyera con pijama de rayas verticales y soñando  con la Santa Espina 

Vaya toalla siento la impresión de que todo se sabía por la Udef y se tenía guardado como traca final . No se sienten Españoles y parecen de Sirra Morena . Vaya burguesía ,Ladrones de cuello blanco , Espero que la diligencia de la justicia y sus conclusiones lleguen antes de la fecha de caducidad de los delitos. ¿Pero porque un robo de dinero público , un delito contra el pueblo ,expira?

Ampliar comentario
#9

Por lo que yo entiendo de la lectura del artículo esto ha empezado por una guerra entre el importador y el fabricante. Unos contenedores que al parecer contienen una fortuna en producto y que unos no aceptan quedarse (imagínate sí después no lo pueden colocar en su mercado) y el fabricante que no quiere echarse atrás.

Llegados a este punto, en el que no hay acuerdo.....¿qué hacer?. Pues no queda otra que ir al juzgado, y ya se sabe...sí vamos a la "guerra",pues a por todas, que es la estrategia que habrá seguido el distribuidor de allí.

 

Yo no veo la conexión política por ningún lado. Y a los de hacienda (los del sheriff de nothingham) no desperdician una allá donde "huelen sangre" sean empresas catalanas o madrileñas,o es que crees que una hacienda autonómica sería menos beligerante?. Todas las administraciones se han convertido en aves de rapiña por culpa de unos Estados mastodonticos.

 

Yo le deseó lo mejor a Bodegas Torres, sinceramente. Es una gran empresa y hay muchas familias que viven de ello. Ojalá se sepan defender bien. Un saludo

 

Ampliar comentario
#8

Muy bien. Persigan y molesten a las empresas española que están pagando buena parte de sus impuestos en España por tener sede aquí.

 

Mientras tanto, den líneas telefónicas a Gibraltar para que las empresas de apuestas por internet se hagan de oro allí con los apostantes españoles, Google, Starbucks, Amazon y ottras grandes norteamericanas apenas pagan algo en Europa por sus mulitmillonarios negocios y no investiguen a las administraciones públicas que es donde existe la gran corrupción y malversación en España.

 

Me imagino que Bodegas Torres pronto pondrá su sede en Irlanda o en Bulgaria. O en Gibraltar, ya puestos.

Ampliar comentario
#7
En respuesta a golf

catalunya ens roba

Ampliar comentario
#6

Seamos francos: tros que como a los nacionalistas, para huir de la "quema judicial" no les queda nada más que la independencia haga de ellos héroes perseguidos por la falacia imperialista española.

Ampliar comentario
#5
En respuesta a golf

 Los importadores bolivianos tienen toda la razón en estar cabreados con el trato que les han dado los de bodegas Torres y hacen bien en contraatacar. Mi pregunta sería más bien ¿por qué esta noticia no ha salido en ningún medio de comunicación español importante? 

Ampliar comentario
#4

Sr. Olmo, el mismo articulo cada dia, que tiene contra Bodegas Torres ?? esta subvencionado por otras zonas vinicolas?

Hara el mismo articulo de otras bodegas o su insistencia solo es contra una empresa catalana??

Ya que parece saber tanto :

a que importe ascencian las exportaciones de Torres a Bolivia??

cual era el precio de los contenedores parados en la aduana??

el mismo importador boliviano trabajaba con otras empresas españolas?

no le parece un poco raro que un importador desplace a un abogado a españa un monton de dias ( esto quiere decir viajes, gastos sin fin..) por una partida del año 2011 ??

es logico que un importado acuse a su proveedor de tener dinero opaco enparaisos fiscales??

 

Estas preguntas son las que deberia investigar un periodista, no simplemente copiar lo que le dicen que diga.

Ampliar comentario
#3

Hasta donde yo sé Irlanda es un país de la UE. Qué tendrá que ver las churras con las merinas.

Basta de paletismo populista ignorante. Las preguntas son si en Irlanda hay gente realmente trabajando o no y realmente qué hacen.

Lo del Caribe ya me lo imagino..... esto si, aunque mejor asegurarse pero que lo defienda otro.

En fin, celos bolivianos que levantan la tapa .... pero no se crean que los extranjeros no hacen cosas iguales o peores ... y no por pagar más impuestos estaremos mejor: se trata de la gestión de los dineros!!!! Y en ésto da igual, cuanto + les demos más tirarán o robarán para acabar ...... en el Caribe !!! De nuevo..... 

Ya saben por donde atacar de verdad

Ampliar comentario
#2

anda, buenos Catalanes. Además de cambiar la calidad (el primer artículo hace días) ahora acusación de fraude fiscal. Han pagado los 3% al Molt Honorable?

Ampliar comentario