La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

un juzgado de barcelona ha abierto diligencias

La Generalitat dio el soplo a Bodegas Torres para alertarla de una denuncia por fraude

Jordi Bort, director general del Instituto Catalán de la Viña y el Vino (INCAVI), un organismo público dependiente de la Generalitat, alertó a Bodegas Torres, el
Foto: Finca de Santa Margarita de Agulladolç (Bodegas Torres)
Finca de Santa Margarita de Agulladolç (Bodegas Torres)

Jordi Bort, director general del Instituto Catalán de la Viña y el Vino (INCAVI), un organismo público dependiente de la Generalitat, alertó a Bodegas Torres, el líder vinícola catalán y uno de los mayores grupos bodegueros de España, de que uno de sus principales distribuidores en Latinoamérica, el holding boliviano San Jorge, pretendía analizar sus brandies y vinos en los laboratorios del INCAVI porque albergaba fundadas sospechas de un presunto fraude en la calidad de esos productos.

El Juzgado de Instrucción número 29 de Barcelona, como ya informó El Confidencial, ha abierto diligencias por presunto fraude, estafa y delito fiscal contra Bodegas Torres, a raíz de la denuncia presentada el pasado 23 de julio por la presidenta de San Jorge, Adma Inchausti. Ésta asegura en su denuncia que algunas de las marcas comercializadas por las centenarias bodegas catalanas "no tienen la calidad y las propiedades que anuncian en su etiquetado". Torres lo niega, y afirma que son acusaciones "sin ningún fundamento".

El representante legal de Inchausti viajó a Cataluña en abril de 2013 para entregar en la sede del INCAVI, en Vilafranca del Penedès (Barcelona), dos muestras de brandy Torres 10 y vino Viña Sol, ambos producidos por Bodegas Torres. En el caso del primero, para analizar si, como marca la legislación, había sido envejecido en barricas de roble y durante cuántos años; en cuanto al vino, para determinar el porcentaje de la variedad de uva parellada empleado en su elaboración.

La secretaria de Bort, alto cargo de la Generalitat desde 2011, cuando fue designado responsable del INCAVI a propuesta del conseller de Agricultura, Josep Maria Pelegrí, informó al abogado de Inchausti, Pedro Pablo García, de que aquél estaba fuera de la oficina, por lo que el letrado abandonó las instalaciones del INCAVI con la intención de regresar al día siguiente. Pero esa misma mañana, Bort se presentó sin previo aviso en el hotel Condes de Barcelona, donde se alojaba García.

Tras explicarle éste a Bort que los análisis realizados en Bolivia a Torres 10 y Viña Sol "determinaron que ninguno de esos dos productos eran en verdad lo que Bodegas Torres decía de ellos", y que San Jorge quería encargar al INCAVI un nuevo peritaje, el sorprendido abogado escuchó la propuesta de Bort: el propio director general del INCAVI se ofrecía para propiciar un "arreglo amistoso" entre las bodegas catalanas y el holding boliviano, cuya relación comercial de 25 años habían roto dos meses antes por una disputa comercial.

Unas horas más tarde, el 23 de abril de 2013, el abogado de San Jorge volvió a presentarse en el INCAVI para entregar las muestras de Torres 10 y Viña Sol y solicitar por escrito dos certificaciones analíticas de ambos productos. Pero Bort, saltándose la cláusula de confidencialidad por la que está obligado, alertó a continuación a Miguel A. Torres, presidente de la firma catalana, de las intenciones del holding boliviano de realizar un peritaje de sus brandies y vinos.

Este diario trató ayer repetidamente de contactar con Bort, sin éxito, para conocer su versión de los hechos. No obstante, un portavoz del INCAVI confirmó que los clientes y usuarios de este organismo de la Generalitat tienen garantizada la confidencialidad cuando solicitan el análisis de un vino, brandy u otra bebida alcohólica en sus laboratorios, y que los resultados de esas pruebas analíticas sólo se entregan, obviamente, a quien las encarga y paga.

'Chivatazo' al descubierto

El chivatazo de Bort quedó al descubierto poco después por un supuesto desliz de la directora jurídica de Torres, Àngels Rosell. En un email remitido el 13 de agosto de 2013 al despacho de abogados Roca Junyent, en ese momento representantes en España de San Jorge, Rosell se lamentaba de las "acciones" emprendidas por el holding boliviano "contra el buen nombre y reputación de Torres". Y citaba como ejemplo que "en abril presentó una solicitud ante el Institut Català de la Vinya i el Vi para la realización de análisis de calidad de los productos Torres". ¿Cómo pudo acceder a esa información salvo por una filtración desde el propio INCAVI?

Los análisis, en cualquier caso, nunca llegaron a realizarse por las trabas del INCAVI. Bort argumentó su negativa en que la muestra de Torres 10 entregada al laboratorio procedía del mercado nacional español, y la de Viña Sol correspondía a la añada 2012. "El caso que usted me planteó en el mencionado encuentro personal", escribió Bort al abogado Pedro Pablo García en un email fechado el 30 de abril de 2013, "deriva de una exportación a Bolivia de ambos productos y durante el ejercicio 2011".

El director general del INCAVI aludía de esta forma a la disputa comercial que ha desembocado en la denuncia contra Torres. En marzo de 2012, varios contenedores con productos de la firma catalana adquiridos por San Jorge fueron retenidos en el puerto chileno de Arica, la principal vía marítima para el comercio exterior de Bolivia, que carece de litoral. El lote incluía una partida de aceites, elaborados también por Torres, con la fecha de consumo preferente a punto de vencer, por lo que fue bloqueado en la aduana. Y allí sigue, casi dos años y medio después.

Tres semanas más tarde, después de que aquel cargamento llegase a la aduana chileno-boliviana, San Jorge recibió tres nuevos contenedores con vinos y aceites de Bodegas Torres. Fue entonces cuando el grupo importador boliviano decidió encargar los primeros peritajes sobre la calidad de los productos de Torres; primero en Bolivia, luego al INCAVI y finalmente a los laboratorios Excell Ibérica de La Rioja.

Los argumentos de Bort para negarse a realizar los análisis no convencieron a San Jorge. El abogado del holding boliviano remitió un escrito al director del INCAVI en el que afirmaba: "El interés en la realización de los estudios solicitados no se circunscribe a una añada en particular; ni siquiera a una marca, línea o muestra específica, sino a las características de un producto dispuesto para comercializarse". Y añadía: "El interés público por la comercialización de productos de calidad que se correspondan con la información que destacan [en sus etiquetas] debería ser suficiente para la institución que dirige".    

#22

"La cercanía del poder dificulta la crítica, obstaculiza los controles, fomenta el clientelismo y facilita la corrupción" decía Francesc Carreras en un artículo en El País. Relataba una anécdota contada por un financiero catalán, que le preguntaba  hace 10 años¿cuántos chistes sabes sobre Pujol? verdad que ninguno. Antes no parábamos de contar chistes de Franco. Y sabes porqué no contamos chistes de Pujol, porque si lo hiciésemos, él se enteraba enseguida y pasaríamos a figurar en su lista negra. 

Ampliar comentario
#21

Hombre, a mi no me extraña nada que hubiera la filtración, y no os engañéis en cualquier otro lugar de España si una empresa extranjera viene a buscar jaleo con una empresa importante de esa comunidad, habrá chivatazo y cierre de filas. Eso es normal, ¿ético? No creo, pero es como es la vida actual.

 

Lo que a mi me sorprende es que los bolivianos no lo supusieran y fueran al tal INCAVI ese a hacer el análisis. O eran muy ingenuos o sabían perfectamente que iba a pasar y buscaban que ese arreglo "amistoso" fuera muy bueno para ellos.

 

Sino habrían ido directamente al otro laboratorio riojano.

Ampliar comentario
#20

Que bien!. Cliente añejo de Torres 10 me ilusiona pasarme al cognac de "la france" visto el pelaje que gastan algunos. Estaba esperando agotar la botella en curso para pasarme al "cognac" despues de observar la sutileza de esta "gente" al etiquetar la botella de Torres 10. Verán Udes. que incorpora un pequeño mapa de situación: España, Cataluña, Francia, que anteriormente mantenían con una ligera diferencia tipográfica al ser el tamaño de las letras de Cataluña ligeramente inferiores a la de los otros dos paises al ser ésta una región/comunidad autónoma o como quieran llamarle. Actualmente no. Cataluña, como no podía ser menos, se nos coloca al mismo tamaño tipográfico que los dos paises y tan contentos. Ah! y respecto del cava, que ilusión, ahora CHANPAGNE, con un par.

 

Aprovecho la ocasión, después de ver la posición de los prebostes de Endesa en Cataluña, que aparece como noticia hoy tambien, para empezar a gestionar el cambio de compañía eléctrica en dos viviendas que tengo, una en "España" y otra en "Cataluña" No vaya a ser que me aparezcan en Andorra como cerca...

Ampliar comentario
#19

Ejemplo de lo que era producción catalana, poca calidad y cara; PERO hace 30 años nos la teníamos que tragar. Estos que venden poca calidad a precio de caro, tienen complicadísimo competir en la globalización.

 

Otra empresa a tener en cuenta para no comprarle nada. Que le den las gracias a CyU, ERC, ... y los nazionalistas.

Ampliar comentario
#18
En respuesta a toniag

  Infinitamente mejor que si tiene una rémora que le succiona

Ampliar comentario
#17

Este debe ser otro ejemplo de que un país pequeño se gobierna mucho mejor

 

Ampliar comentario
#16

En Cataluña se hacen mejor las cosas,no cabe duda. El Incavi arrima el ascua a su sardina ¿como será cuando sean nación y todo absolutamente todo, instituciones y empresas estén contaminadas por sus actuaciones ? Que vergüenza una institución de control no ejerce el mismo contra un empresa catalana  y alerta a esta de que van a analizar sus productos Es gangsterismo ,se tapan entre ellos .

Ampliar comentario
#15

El sistema mafioso que se ha adueñado de la Generalidad catalana, no le tiene nada que envidiar a la siciliana, con la diferencia que los mafiosos sicilianos son bastante más listos que los gobernantes de la Generalidad.

Ampliar comentario
#14

Seamos francos: "La familia" se protege. En la casta todo es un fraude continuo.

Ampliar comentario
#13

Tranquilo ruben1234, estás tomando una pequeña parte por el todo. Si piensas que todos los españoles razonamos y opinamos igual que neptuno, entonces es que has sido abducido por el lado oscuro del nazionalismo. Sobre tu comentario de que huelen mal tantas cosas en España, efectivamente es cierto, pero también lo es que nuestro país es fantástico en muchas otras cosas, lo que nos pasa es que somos fatalistas en exceso. De hecho, hablando de lo malo, una de las cosas que peor huele ahora es el destape de este expolio que el clan Pujol y CiU por extensión ha realizado durante décadas. Creo que esta vez no le bastará con echar la culpa a España (nos la está echando a todos los que formamos parte de ese conjunto).

Ampliar comentario
#12

En lugar de colaborar en esclarecer los hecho, el gobierno de Catalonia da el chivatazo, para que les dé tiempo a destruir las evidencias, siempre que existan, por supuesto.

Así se gana otra gran empresa para la causa independentista. Aquello de me debes una. Igualito que la mafia siciliana.

Y el fiscal general del estado mirando para otro lado.

Por cierto, Torres tendrá mucha fama en el extranjero, pero es un vino mediocre. Y no es porque sea catalan.

Ampliar comentario
#11

Hombre, un poco de demagogia en el titular sí la hay, ¿no? La denúncia por fraude no aparece en ningún sitio... aunque viendo el historial del autor no me extraña....:

 

http://www.hazteoir.org/noticia/43954-justicia-ya-ha-visto-largas-orejas-jose-luis-lobo

 

http://www.periodistadigital.com/periodismo/internet/2013/10/08/la-casa-real-jose-luis-lobo--falsedades-y-medias-verdades-de-el-confidencial.shtml

 

http://blogs.periodistadigital.com/24por7.php/2009/02/25/p220435

 

Y aún escribe aquí. Voy a echar el CV, no puede ser tan difícil...

Ampliar comentario
#10

 Hola pozzuol

 

Estoy de acuerdo en que el procedimiento no ha sido el adecuado.

 

También entiendo y comparto su punto de vista en cuanto a que las instituciones deben atender a la legalidad, pero no creo que la mediación ponga en entredicho esta atención.

 

Si finalmente se demuestra el fraude, es en ese momento donde deben actuar imponiendo sanciones ejemplares y activando los mecanismos necesarios para asegurarse que otras empresas no estén incurriendo en las mismas irregularidades.

 

El problema de fondo que yo veo, y que creo inaceptable, es que estas irregularidades se puedan estar llevando a cabo con el consentimiento o por la vista gorda de las instituciones competentes. Además, hablo desde el desconocimiento y por eso sólo dudo, que nuestras leyes sean lo suficientemente maduras como para dar ejemplo en nada y, apuesto a que antes de imponer una sanción al empresario español en cuestión, el Gobierno será quien se haga cargo de las posibles indemnizaciones a la empresa boliviana en este caso.

 

 

Saludos,

Ampliar comentario
#9

Se ve que en el “oasis catalán” no sólo hay charcas de agua, sino que también las hay de vino.

 

No sé por qué, pero me huelo que, si la empresa boliviana ha presentado su denuncia en un Juzgado de Barcelona, esta denuncia va a tener un éxito análogo a su intención de que este Instituto de la Generalidad le hiciera los análisis.

Ampliar comentario
#8

Porque no me sorprende..

Ampliar comentario