La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

máxima prioridad para interior

Rabat avisa que sus 3.000 yihadistas en Siria quieren volver y pueden meterse en España

Marruecos ha alertado a los servicios de información españoles de que el desánimo se apodera de 3.000 yihadistas de su nacionalidad que luchan en Siria
Foto: Detención en Melilla del presunto terrorista yihadista, Mohammed El Bali. (EFE)
Detención en Melilla del presunto terrorista yihadista, Mohammed El Bali. (EFE)

Marruecos ha alertado a los servicios de información españoles de que el desánimo está apoderándose de los 3.000 yihadistas de su nacionalidad que luchan en Siria contra las tropas leales al dictador Bashar Al Assad y de que ha comenzado a extenderse entre ellos el deseo de iniciar el camino de vuelta a casa, con el riesgo que su regreso supone para España. Gran parte de los marroquíes que se han desplazado a ese escenario procede de poblaciones próximas a Ceuta y Melilla y por tanto disponen de los permisos necesarios para entrar libremente en territorio nacional.

La información acaba de ser transmitida a las autoridades españolas por los servicios de información marroquíes, que tienen un conocimiento preciso de lo que ocurre en el conflicto sirio. Hace un mes, el ministro del Interior marroquí, Mohamed Hassad, se atrevió a detallar en el parlamento de Rabat que sus funcionarios han identificado a 1.221 compatriotas alistados en grupos terroristas de Siria e Irak, y que también hay otros 2.000 islamistas de origen marroquí que poseen actualmente otras nacionalidades.

La mayoría de los combatientes de esa nacionalidad se encuentran alistados en la katiba (brigada) Harakat Sham al-Islam, uno de los grupos más destacados de todos los que forman parte del frente islamista. A esta organización se han unido precisamente en los últimos meses varios de los milicianos con nacionalidad o residencia española que también se han trasladado hasta Siria para pelear contra Al Asad. Fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por este diario señalan que ya hay más de un centenar de yihadistas de procedencia española sobre el terreno.

 

Rabat avisa que sus 3.000 yihadistas en Siria quieren volver y pueden meterse en España

Vídeo: mensaje del grupo islamista Harakat Sham al-Islam.

 

Individuos especialmente peligrosos

El Ministerio del Interior ha advertido en reiteradas ocasiones del riesgo de que se produzca el retorno de esos combatientes. España es uno de los países europeos que menos yihadistas ha aportado a la guerra Siria, pero los expertos en la lucha antiterrorista señalan que la experiencia que acumulan esos individuos en el campo de batalla así como su determinación y conocimientos para llevar a cabo atentados los hace especialmente peligrosos.

La Guardia Civil y la Policía Nacional han realizado cuatro operaciones en el último año en Ceuta, Melilla, Málaga y Madrid para desarticular células islamistas especializadas en el envío de radicales a Siria y también han detenido a su llegada a España a dos combatientes que acababan de volver de ese escenario. Pero la información proporcionada por las fuerzas de seguridad de Rabat implica un salto considerable en la amenaza.

Según ha podido saber El Confidencial, los servicios marroquíes han detectado que la falta de avances en las líneas de la contienda siria –que dura ya más de tres años- y la posibilidad de que acabe firmándose un acuerdo de paz entre los diferentes actores del conflicto gracias a la mediación internacional están empezado a provocar la desmovilización de los 3.000 yihadistas de origen marroquí.

Veinte muertos en atentados suicidas

A esa sensación de desánimo también está contribuyendo el papel secundario que los súbditos alauitas están desempeñando en la guerra, aseguran desde Marruecos. Aunque la katiba Harakat Sham al-Islam ha sido determinante en las ofensivas lanzadas por los islamistas en la región occidental de Latakia y en los alrededores de Alepo, los radicales marroquíes suelen ser escogidos para ejecutar las acciones más comprometidas y desagradables. Según Rabat, al menos 20 de sus nacionales habría sido incluso seleccionados para realizar ataques suicidas.

Atentado contra el Hotel Carlton de Alepo. (EFE)
Atentado contra el Hotel Carlton de Alepo. (EFE)

Algunos de esos yihadistas regresan a sus países con la intención de retomar la vida que abandonaron pero el Ministerio del Interior y, en general, toda la Unión Europea han puesto el foco en los que vuelven con la intención de asumir en Occidente el protagonismo que no han conseguido en Siria. Atentar contra intereses del primer mundo sigue siendo uno de los objetivos fundamentales de Al Qaeda y sus organizaciones satélite, y su falta de la infraestructura para efectuar planes sofisticados les ha llevado a pedir a sus seguidores que ejecuten atentados en sus propios países.

Entrada libre a España

El desánimo de los combatientes marroquíes también ha sido detectado por los propios jefes de Harakat Sham al-Islam. Otras fuentes de la lucha antiterrorista apuntan que en las últimas semanas se han producido ejecuciones sumarias de miembros de la katiba que habían sido descubiertos planeando su salida de Siria o simplemente habían expresado en público su descontento. Los líderes de Harakat Sham al-Islam han recurrido al cuchillo para tratar de evitar deserciones masivas.

Las nuevas informaciones facilitadas por Marruecos refuerzan el peso que el Ministerio del Interior ha concedido desde el inicio de la legislatura a la lucha contra el terrorismo islamista y en especial al fenómeno de los combatientes retornados. Preocupa la vuelta del centenar de nacionales que combaten en Siria pero ahora también un regreso masivo y descontrolado de los yihadistas marroquíes. A los residentes en las prefecturas de Tanger-Tetuán y Nador, de dónde procede un elevado porcentaje de los alauitas que combaten en la guerra, se les permite el libre acceso a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, respectivamente. No necesitan autorización para adentrarse en España.

El redactor recomienda

#54

Según testimonios de antiguos excavadores de túneles, los miembros de Hamás son muy crueles. Uno de estos testimonios afirma: "Ellos [los de Hamás] aniquilaron algunos de los excavadores porque circulaba un rumor de que algunos [de los excavadores] habían trabajado con Israel o habían estado en contacto con la población civil israelí. Hamás temía que Israel pudiera conocer la ubicación de los túneles y quién participó en su obra".

http://blogs.periodistadigital.com/totalitarismo.php/2014/08/13/hamas-ha-ejecutado-decenas-de-excavadore

Ampliar comentario
#53
En respuesta a paino

 

 

Lo ha resumido perfectamente en una frase.

 

 

Es un chantaje (poco) encubierto.

 

 

Ampliar comentario
#52
En respuesta a joanfg+

"La reforma de la ley del aborto fue una promesa electoral del PP."

Ya, pero la cuestión es por qué el PP hizo esa promesa electoral.

"Por otra parte Severo Ochoa (agnostico o ateo consideraba al aborto como una aberración) La vida es el derecho más importante (sin vida no hay derechos). El Tribunal Constitucional consideró que la vida del nasciturus es un bien jurídico tutelado por el art. 15 de la CE (derecho a la vida)"

Si vamos a admitir el argumento de autoridad, según San Agustín y Santo Tomás de Aquino el alma sólo era insuflada en el feto cuando éste estaba lo suficientemente formado lo que sucedía para San Agustín a los 46 días y según el Aquinate a los 40 si el feto era varón y a los 80 (o 90, no recuerdo bien) si era hembra.

Personalmente lo que dijeran unos y otro me trae sin cuidado. ¿Puede Vd. considerar como un ser humano dotado por tanto de derechos a un conjunto de células que no tienen actividad cardíaca ni cerebral? Y si la respuesta es sí, tendríamos que prohibir desde los transplantes de órganos procedentes de cadáveres hasta la realización de autopsias y los entierros o cremación de los difuntos.

"Los legisladores no son robots, son personas, cada uno con su escala de valores, afortunadamente."

Y esa escala de valores está influida por su moral.

"La prostitución está prohibida en países laicistas como Suecia por la presión de las feministas."

Es que la moral no es exclusiva de las religiones. Si se admite que yo puedo vender mi actividad física o intelectual ¿por qué no puedo hacer lo mismo con mi actividad sexual? Siempre me gustó esta frase de Erasmo: "Decidme: ¿son la cabeza, la cara, el pecho, la mano, la oreja, partes del cuerpo consideradas honestas, las que engendran a los dioses y los hombres?"

"La eliminación de la asignatura de educación para la ciudadanía me parece bien,. La labor del Estado no es adoctrinar a la gente ni ahora ni cuando se hacía en el franquismo (Formación del Espíritu Nacional)"

La labor del Estado en cuanto a educación se refiere es formar ciudadanos. Considerando eso, tiene el mismo sentido "cargarse" una asignatura llamada "Educación para la ciudanía" que pretender que la forma de educar buenos conductores es suprimir la enseñanza del código de la circulación. Si el PP consideraba que el PSOE se había excedido y había convertido la Educación para la ciudadanía en una asignatura doctrinal, tenía una solución sencilla, modificar los contenidos; pero ¿eliminar la asignatura? No tiene el menor sentido.

"Es absurdo pretender que un Gobierno de derechas no pueda modificar las leyes de un Gobierno de izquierdas"

Por supuesto que un gobierno de derechas puede modificar las leyes de un gobierno de izquierdas (y viceversa). La cuestión no es ésa, sino si las creencias morales se traducen en leyes. Por las cuestiones apuntadas yo sigo sosteniendo que estos tres ejemplos son clarísimas muestras de que sí.

 

 

 

Ampliar comentario
#51
En respuesta a ignatiusreilly

 

 

 

La reforma de la ley del aborto fue una promesa electoral del PP.

 

Por otra parte Severo Ochoa (agnostico o ateo consideraba al aborto como una aberración) La vida es el derecho más importante (sin vida no hay derechos). El Tribunal Constitucional consideró que la vida del nasciturus es un bien jurídico tutelado por el art. 15 de la CE (derecho a la vida)

 

 

Los legisladores no son robots, son personas, cada uno con su escala de valores, afortunadamente. Desgraciadasmente hemos tenido experiencias de políticos que prescindieron de cualquier orden moral o ético como Hitler o Stalin con los resultados que todos conocemos.

 

La prostitución está prohibida en países laicistas como Suecia por la presión de las feministas.

 

En españa se intenta luchar contra el proxenetismo (beneficiarse del trabajo de las prostitutas).

 

Según el Código Civil art. 1255  Los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral, ni al orden público. Determinados contratos relativos a la prostitución pueden ser contrarios al art. 1255.

Siguen siendo las feministas las más beligerantes contra la prostitución.

 

La eliminación de la asignatura de educación para la ciudadanía me parece bien,. La labor del Estado no es adoctrinar a la gente ni ahora ni  cuando se hacía en el franquismo (Formación del Espíritu Nacional)

 

Por otra parte el art. 27.  de la CE establece:

 

3.Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones

.

Es absurdo pretender que un Gobierno de derechas no pueda modificar las leyes de un Gobierno de izquierdas

 

 

 

Ampliar comentario
#50

Lo peor es que llegaran aqui y los buenistas limpios de corazon los trataran mejor que a sus vecinos. Pobrecillos ellos que son los maltratados de la globalizacion.

 

Me gustaria ver encuestas de que opinan sobre el tema de la inmigracion ilegal en funcion de si tiene tu vida asegurada o las estas pasando canutas.

 

Y UNA ADVERTENCIA: cuando empiecen a comernos por los pies les va a defenfer su p.madre.

Ampliar comentario
#49
En respuesta a joanfg+

"Hay una diferencia fundamental, en muchos países democráticos los cristianos son la religión que profesa la mayor parte de la población y hay una clara separación entre lo que son los valores morales y las leyes. La moral no es una fuente de derecho."

Pues explíqueme Vd. las razones existentes (sin incluir la moral) para la reforma de la Ley del Aborto que anuncia el gobierno del PP, las existentes para que la prostitución en España sea ilegal (está despenalizada pero no es legal), para la eliminación de la asignatura de Educación para la ciudadanía...

Ampliar comentario
#48
En respuesta a paino

 Rabat, simplemente hace como le consienten... (y.... ¡ojo!, no hace falta montar guerras...)

Ampliar comentario
#47

 jajajajajja.. Va a ser que no, asi que vaya acostumbrándose a vivir con  este estigma...., o a vivir ....... ni se sabe de cara a que..

Ampliar comentario
#46

 no, nadie. aqui solo gobierna el populismo y la izquierda. Si no, no se comprende tanmta imquiria hacia el gobierno "democraticamente elegido".

 

Y no me vengan con cuentos, que con el Sr. Rodrigfuez Zapatero estabamos a verlas y la anzmadvesión hacia su gobierno no le llegaba ni a la suela de los zapatos de los que les llega a estos capullos del PP.

 

No seamos demagogos y si realistas.

Ampliar comentario
#45
En respuesta a ignatiusreilly

 

 

Hay una diferencia fundamental, en muchos países democráticos los cristianos son la religión que profesa la mayor parte de la población y hay una clara separación entre lo que son los valores morales y las leyes.  La moral no es una fuente de derecho. La iglesia como los sindicatos, asociaciones de consumidores etc. gozan de la libertad de expresión y de difusión de pensamiento, pero no legislan.

 

En el caso del Islam no existe separación entre la religión y el derecho. No hay un ordenamiento jurídico distinto al religioso. Ningún individuo, familia, clase o raza puede ponerse por encima de Dios. La fuente creadora del derecho es la voluntad de Alá.

 

Por todo ello, el tipo de sociedad tiene que ser muy distinto. En el primer caso a medida que cambia la sociedad cambian las leyes, no existen límites a la renovación de las leyes (países occidentales), en el segundo caso, la sociedad permanece anquilosada por el corsé que impone el Corán, la voluntad de Alá (países islámicos).

 

Ampliar comentario
#44

Eso pasa por facilitar el asentamiento en España de musulmanes y concederles la residencia ó la nacionalidad.Esta gente debe quedarse en su pueblo.

Ampliar comentario
#43
En respuesta a triste

"Seguramente no. Pero mencionar, en el contexto de esta noticia, esos hechos (de los que, por cierto, no sabía nada) condenables pero puntuales y excepcionales tiene el efecto perverso de impedir que tomemos conciencia de una vez que tenemos que combatir con más medios y firmeza la abundancia de matanzas y demás salvajadas del islamismo radical (que está siendo la característica principal del siglo XXI)."

Por si hay alguna duda, me importa un bledo si alguien manda a todos los yihadistas (incluidos los españoles) del mundo a reunirse con las huríes en el Paraíso, pero de igual forma que Vd. señala correctamente que los terroristas cristianos en África son casos puntuales y excepcionales, repito que en España hay más de un millón de musulmanes. ¿Cuántos son yihadistas? ¿Cien, doscientos...? Calcule Vd. mismo el porcentaje y, sin embargo, hay quien pretende generalizar el comportamiento de ese puñado de chiflados a todos los creyentes en el Islam... ¿Nos hemos vuelto locos o sólo somos idiotas? No hay mejor manera de empujar a la radicalidad a los creyentes de una religión que culpabilizarlos por ella.  

Ampliar comentario
#42

Rabat no avisa sino que chantajea. Como siempre.

Ampliar comentario
#41
En respuesta a joanfg+

"Lo que es intolerable es que un niño musulman denuncie a un profesor en un colegio de Andalucía por estar hablando de las bondades del jamón, cuya industria es muy importante en esa comunidad.. Lo que es intolerable es ver a mujeres con el burka o el niqab en espacios públicos (atentan contra la dignidad de las personas)- Lo que resulta intolerable es que un imán en una mezquita predique a sus fieles como se debe de golpear a una mujer para no dejar marcas."

Me parece perfecto. Yo considero intolerable que se oculten casos de pederastia, que haya sacerdotes que hablen de posesiones demoníacas, que se trate de presentar a los homosexuales como culpables de no se qué, que se siga hablando del sometimiento de la mujer al marido, que se pretenda que la sociedad tiene que compartir su credo en tema como divorcio y aborto... pero yo tengo muy claro que una cosa es lo que diga y/o haga la Iglesia Católica (o una parte de ella) y otra son las personas que dicen que son católicas. Cuando existía ETA ¿ser vasco era sinónimo de ser terrorista? Pues ser musulmán tampoco es sinónimo de ser yihadista. Y los compartamientos contrarios a la dignidad humana persíganse tanto si los comete un pastor luterano, un sacerdote católico o un imán musulmán. Eso sí, me permito hacerle una pregunta si Vd. considera intolerable ver a una mujer en un lugar público con el niqab ¿piensa lo mismo si ve a una monja católica con su hábito?

Ampliar comentario
#40
En respuesta a guerrero del antifaz

 "Quien fundó el Cristianismo lo dijo claramente: "Mi reino no es de este mundo". Y lo corroboró, separando la religión y a Dios del poder terrenal: "Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios". Con el Islam no hubiese podido evolucionar una sociedad libre, al menos de ese tipo de ataduras, como la Occidental. A las pruebas me remito." Por de pronto el que supuestamente dijo eso no fundó el Cristianismo ni ninguna otra religión porque fue un judío que dijo: Yo no he venido a cambiar la Ley... Prescindiendo de los orígenes del Cristianismo (que es un tema demasiado complejo y posiblemente aburrido para el común de los mortales) Jesús, el Mesías, fue ejecutado por los romanos precisamente porque su presunto reino sí era de este mundo. De verdad que los romanos tenían unas inmensas tragaderas religiosas y mientras las creencias no tuvieran repercusiones en el mundo real les importaba un rábano que Jesús dijera que era Hijo del Hombre y predicara el sermón de la montaña. El problema es que el Mesías para los judíos de la época era el personaje que iba a liberarles del poder de Roma, implantar la justicia en el mundo y preparar a su pueblo para el Apocalipsis puesto que era una figura escatológica (recuerde que en los Evangelios Jesús anuncia varias veces un Fin del Mundo próximo). Por eso es por lo que fue ajusticiado como sedicioso en la cruz y en el títulus figuraba su delito: Rey de los Judíos. En ese contexto, la frase Al César lo que es el César y a Dios lo que es Dios no es una llamada a la separación religión y estado sino un reproche. Recuerde que Jesús enseña la moneda y pregunta ¿de quién es la imagen? Los judíos no reproducían la imagen humana para no dar pie a la idolatría. Así que al enseñarles la imagen de César está recordando a los judíos que Roma incumple la Ley y puesto que ellos lo han permitido, tienen que pagar las consecuencias. Lo que les está diciendo es puesto que permitís el gobierno de Roma en vez del de Dios, pagad a Roma. En cualquier caso la Iglesia sí mezcló poder religioso y político hasta la saciedad. Sólo por poner dos ejemplos, el señorío temporal de mi ciudad recaía en su obispo. No existe un´señorío, una baronía, un condado o ducado de Palencia porque ese poder recaía en su obispo. Otro caso, la abadesa de San Andrés del Arroyo tenía poder judicial sobre las tierras del monasterio. Si visita el monasterio (ejercicio muy recomendable porque es bellísimo) le mostrarán el rollo de justicia, el lugar en el que se exponían los restos de los ajusticiados puesto que la abadesa era señora de horca y cuchillo. ¿Que hoy la Iglesia casi ha dejado de cometer ese error (y digo lo de casi porque sigue existiendo el estado de El Vaticano)? Por supuesto, pero no nieguen que los demás también pueden evolucionar en el mismo sentido que lo ha hecho el Cristianismo.

Ampliar comentario