La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

del abogado de su supuesto hijo ilegítimo

El Rey afrontará su primera ampliación de demanda civil horas después de que abdique

El futuro judicial del rey Juan Carlos podría sufrir su primer revés este mismo viernes o a, más tardar, el próximo lunes. Albert Solà Jiménez, el catalán que reclama desde hace años ser hijo ilegítimo del rey Juan Carlos, aprovechará la abdicación del m
Foto: Ingrid Sartiau y Albert S. Jiménez reclaman ser hijos de Don Juan Carlos. (Foto: Tura Soler)
Ingrid Sartiau y Albert S. Jiménez reclaman ser hijos de Don Juan Carlos. (Foto: Tura Soler)

El futuro judicial del rey Juan Carlos podría sufrir su primer revés este mismo viernes o a, más tardar, el próximo lunes. Albert Solà Jiménez, el catalán que reclama desde hace años ser hijo ilegítimo del rey Juan Carlos, aprovechará la abdicación del monarca para ampliar su demanda de filiación contra él de forma inmediata. Hasta ahora, todo intento judicial por esclarecer su filiación se ha dado siempre de bruces con el muro de la inviolabilidad del rey, condición que Don Juan Carlos perderá a partir de la medianoche, cuando se haga efectiva su abdicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La nueva situación del Rey, no resuelta en la ley orgánica de abdicación aprobada este martes por el Senado en su último trámite parlamentario, abre un vacío legal al que Albert Solà y su abogado, Francesc Bueno, van a aferrarse para tratar de demostrar que Solà es el hijo primogénito de Don Juan Carlos de Borbón. Por ello, en los próximos días presentarán un escrito de ampliación a la demanda que ya registraron en el pasado mes de octubre y que, aunque fue inadmitida a trámite, fue recurrida (recurso 630/2014) y se encuentra ahora en la sección 24 de la Audiencia Provincial Civil de Madrid, donde se deliberará, en principio, el próximo 9 de septiembre. Aunque el futuro aforamiento del Rey, pendiente todavía de ser regulado por ley, podría hacer que este caso acabe finalmente en el Tribunal Supremo. 

El abogado de Albert Solà explica a El Confidencial que, una vez que la abdicación sea efectiva y el rey pierda su inviolabilidad, presentará un escrito de ampliación de la demanda ante la Audiencia ateniéndose a lo que establece el artículo 286 de la Ley de Enjuiciamiento Civil para los “hechos nuevos o de nueva noticia”. Dicho artículo establece que, si “antes de comenzar a transcurrir el plazo para dictar sentencia, ocurriese o se conociese algún hecho de relevancia para la decisión del pleito, las partes podrán hacer valer ese hecho, alegándolo de inmediato por medio de escrito”. Francesc Bueno presentará pues esta pérdida de la inviolabilidad, que fue la razón por la que no se admitió a trámite la última demanda que presentaron en octubre, como este “hecho nuevo o de nueva noticia”.

El Rey perderá su condición de inviolable a partir de las cero horas del 19 de junio (EFE).
El Rey perderá su condición de inviolable a partir de las cero horas del 19 de junio (EFE).

Albert Solá lleva varios años luchando para reclamar su condición de hijo primogénito del rey Juan Carlos y de María Bach Ramón. En octubre presentó una segunda demanda de filiación ante el Juzgado de Primera Instancia número 34 de Madrid en la que aportaban nuevas pruebas que tenían por objeto evidenciar la filiación (entre ellas dos cartas firmadas por la Casa del Rey) y se incluía también en la reclamación a la madre biológica con la intención de esquivar el concepto de la inviolabilidad. Con ese mismo objetivo, solicitaron también que, en caso de que el rey fuera inviolable, se exhume el cadáver de Don Juan, el conde de Barcelona, que reposa aún en el Pudridero del Panteón de Reyes del Escorial, para que se le realizasen las pruebas de ADN pertinentes para la demanda. “La prueba de ADN por vía judicial sólo puede ser por línea recta: padre, madre, abuelo, bisabuelo… Descendientes o ascendientes”, explica el abogado a El Confidencial.

Bueno añade que, en este caso, además de esgrimir el citado artículo 286 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, aportará jurisprudencia española y europea sobre el concepto de la inviolabilidad para tratar de argumentar que esta figura sirve para garantizar el normal funcionamiento de las instituciones y no para blindar a las personas que la ostentan y que, por tanto, no es extensible a la vía civil.

Sea como fuere, el abogado recuerda que, en su inadmisión a trámite, el juzgado de primera instancia no se pronunció sobre la posible exhumación de Don Juan de Borbón. En su resolución, de siete folios, el magistrado se limitó a justificar la inexistencia de irresponsabilidad política del Jefe del Estado en la tradición de los textos constitucionales de todos los regímenes democráticos actuales, “bien correspondan a regímenes políticos monárquicos o republicanos”, y asegura, algo que ha generado siempre debate incluso entre catedráticos de Derecho, que “está al margen de cualquier acción que se dirija contra su persona, incluidas las que se ejerciten ante la jurisdicción civil, como es la que tiene por objeto la reclamación de la paternidad”.

Hijo primogénito de Don Juan Carlos

A mediados de los años cincuenta, el por aquel entonces príncipe Juan Carlos hizo un viaje desde la Academia Militar de Zaragoza, donde se encontraba estudiando, a Barcelona. Allí, siempre según el relato de Solà, conoció a María Bach Ramón, hija de una familia de conocidos banqueros de la ciudad, que daría a luz a Albert en 1956. “Poco antes de nacer yo, el Rey le comunicó la noticia a varios de sus amigos”, sostiene Solà.

Tras el parto, unas enfermeras de la Maternidad de Barcelona arrebataron el niño a María Bach y lo llevaron a Ibiza, lugar en el que estuvo hasta 1961. Pasada su estancia en la isla balear, regresó a Barcelona y en 1964 fue adoptado por la familia Solà Jiménez, de Sant Climent de Peralta. Al empezar a investigar sobre su familia biológica, Albert descubrió en unos documentos que aparecía la expresión “chupete verde”, una acotación que, según algunos historiadores consultados por él, hace referencia a los bebés de sangre real.

En 2012, tal y como publicó Vanitatis, conoció a su hermanastra Ingrid Sartiau, residente en Gante, y que también reclama ser hija ilegítima de Don Juan Carlos. Unas pruebas de ADN confirmaron al 91% que ambos comparten progenitor. Ingrid sostiene que su madre, Liliane Sartiau, conoció al monarca en 1956, en Francia. La pareja se reencontró en 1966, en una feria en Luxemburgo, y nueve meses más tarde nació ella.

El redactor recomienda

#65
En respuesta a asunagullo

Busca dinero, es evidente; su parte en la futura herencia. No me parece bien, pero peor me parece tener un hijo y no reconocerlo... Hace bien en demandarlo, para que -al menos- le duela al borbón en el bolsillo...

Ampliar comentario
#64

Pues las mataba callando el de la vida EJEMPLAR ¿Corinas? Caramba se acostó con todo es coro Estos Reyes de Pernada fácil no se dan cuenta que  ahora estamos en el medio huevo  ya no es el Medioevo Te analizan la yema y saben si llegaste hasta la trompa de Eustaquio o a la del de Bostwana Es igual  .......ancho es el kalahary

Ampliar comentario
#63

Me imagino que Fernando Onega en su libro que acaba de presentar "Juan Carlos I, el hombre que pudo reinar" no dirá ni pio de todo esto, que como merder es mucho más suculento que lo de Cristina & Urdangarín, y es que sobre el rey mas que biografías hay hagiografías, porque mas que periodistas hay babosos lacayos.

 Desde luego quien no puede ser votado ni botado debe tener un comportamiento intachable también  en asuntos de lujuria y avaricia, o lo que es lo mismo de castidad y austeridad. Y mira por donde me acuerdo del Dictador. ¡¡Paco,Paco, cada día que pasa eres más polvo pero más grande.!!

Ampliar comentario
#62
En respuesta a asunagullo

. ya lo se, y agradezco me lo recuerde. La constitucion no diferencia entre hijos matrimoniales o extramatrimoniales ergo tendria derechos sucesorios,,

 

Como el hombre no puede repudiar a sus hijos juridicamente ..--

Ampliar comentario
#61

 

 

Pues yo si estoy de acuerdo con usted,...Nada que objetar a lo que usted ha dicho, incluso sus propuestas me parecen acertadas porque yo como hombre considero inescusable mi derecho a elegir la paternidad sin que otra persona por medio de sus actos afecte a mi intimidad de esa forma.

 

 

,, .Tengo mis dudas si puedo esconderla,,y este señor es jefe del estado,, 

Ampliar comentario
#60

No es hermanastra, es medio-hermana (de padre).

Ampliar comentario
#59
En respuesta a cpmt

 Lo de quere follar a clazó  caido no es patrimonio de guapos ni de ricos o señoritos, menuda estupidez, es la condición natural de los hombres adolescentes o jóvenes con la diferencia de que si eres guapo y rico tienes más posiblidades de conseguirlo, aunque seas un paleto tatuado, como los futbolistas o cantantes. Deja la ideología en casa, tienen las mismas ganas de follar los señoritos que los albañiles.

Ampliar comentario
#58
En respuesta a idusdemazro

 En realidad lo que dice el código civil es que en caso de que se demuestre la filiación tiene derecho a la legítima que es un tercio de la herencia a repartir entre todos los hijos, o sea en total un doceavo de la herencia. El tercio de mejora y el de libre disposición se lo puede dejar el rey , como cualquiera, al hijo o los hijos que quiera.

Ampliar comentario
#57

Y la madre , que no le buscó ni le crió, ni afrontó su responsabilidad pero que ahora se conchabea con el "niño" para sacarle los cuartos al padre. De pena!!!

Ampliar comentario
#56

Y digo yo ¿os parece genial el tío este que le pone a demanda al rey? ¿qué busca? desde luego un afecto que éste le niega, no. Lo que busca es dinero, fama, etc... Si eres hijo de alguien que no se ha dignado a reconocerte como tal, por las razones que sea, que te engendró estando casado con otra mujer (reina o no, al menos en el caso de la chica) y que no fue capaz de enfrentarse a su jucio y el de al sociedad, pero sí de tener un lío a escondidas, es mejor olvidarte de él. Y ¿qué pasa con ellas? ¿cómo es que se quedan embarazadas a la primera? parece que los espermatozoides reales son los más eficazes del mundo.

Yo creo que lo digno es intentar un acercamiento a él con total discrección y si él se niega, entonces se olvida uno. Los padres de este hombre son los que le han criado.

Ampliar comentario
#55

Estos son los principios eticos y morales que tiene el rey, de el solo podemos aprender lo que  se aprenderia en la calle con mafiosos.

Ampliar comentario
#54

Estoy leyendo los comentarios y tengo la sensación de lo grandes y perfectos que somos algunos foreros cuando hablamos de las debilidades de los demás. Es algo similar a lo que ocurría en mi juventud con los curas: se pasó de la obediencia y respeto mudos a rebelarse ligeramente exigiéndoles que dieran ejemplo absoluto y condicionando la fe al ejemplo que dieran ellos. Yo discutía una y otra vez diciendo que la fe es personal y que a nadie se le impedía ser más ejemplar que un clérigo. Esto "rebeldes" podían alojar lo que más adelante serían "obsesiones de mando y dominio de los demás" articuladas, eso sí, con argumentos democráticos que todos sabemos para qué han servido. Estos comentarios tan moralistas no son mejor que ciertas conductas de la sombra del Rey. Al Rey le estamos exigiendo un comportamiento divino, cuando él es humano. Es una ilusión creer que una persona sólo puede ser ejemplar, cuando Dios durante la historia ha tenido tantas facetas negativas (vengador, castigador...). Hay algo en esa fastidiosa "disociación del bien y del mal" que falla en nuestra cultura. El bien y el mal son de origen lo mismo. Resulta aburrido leer los comentarios que se ceban en la falta de ejemplaridad de Esp. Aguirre, del hijo de Gallardón, del Rey, o de Julio Iglesias cuando para de cantar. Pero nosotros sí somos ejemplares buscándole los tres pies al gato para mostrar así nuestra debilidad "de clase" en una venganza moral en la que ni siquiera somos ni seremos reyes como el que criticamos en nuestra amargura. Sí señor, el Rey no es perfecto, pero es el Rey. Y si tiene más hijos, no es ni el último ni el único, pero debería tener el honor de arreglar el asunto y evitar el escándalo. Qué asco tener que aleccionar a los demás y a la vez tener un poco de razón. Que se apañen las luces con las sombras que producen.

Ampliar comentario
#53

VIVA DON JUAN CARLOS!!!!!!! VIVA FELIPE VI!!!!!!!!

Ampliar comentario
#52

Esto da para un culebrón televisivo !!!!!!

Ampliar comentario
#51

Señor Rey o Ex Rey,Responsavilidad.Las obligaciones hay que cumplirlas,se quiera o no.Nos gusten o no,¿Vale?

Ampliar comentario