convocados por LA IZQUIERDA Y EL 15-M

Lara anuncia un "frente" por la república entre gritos de "¡Borbones a los tiburones!"

La noticia de la abdicación del Rey Juan Carlos y el consiguiente ascenso al trono de su hijo el Príncipe Felipe provocó la rápida reacción de la izquierda republicana

La Puerta del Sol se llenó en respuesta a la convocatoria de los partidos de la izquierda más radical y de los movimientos como el 15-M para pedir un referéndum entre monarquía y república, después de que el 2 de junio de 2014 Don Juan Carlos anunciara su abdicación. La policía, que vigiló los accesos, desplazó también unidades antidisturbios al Palacio Real en previsión de que los convocados acabaran desplazándose allí.
 
 
En un ambiente festivo y de "euforia republicana", los convocados llegaban a la plaza al grito de "¡Los Borbones a los tiburones!" y con numerosas banderas tricolores. Allí improvisó una rueda de prensa el coordinador de IU, Cayo Lara, que anunció que la Ejecutiva se reuniría para proponer un "frente amplio" que agrupe y coordine a todos los partidos antimonárquicos.
 
 
Lara aseguró que su formación rechaza la sucesión "basada en un privilegio de sangre" y que se opondrá en el Congreso a la aprobación de la ley que regulará la sucesión de Juan Carlos I en Felipe VI.
 
Los protestantes congregados en el kilómetro cero, donde había escasa presencia policial, portaban carteles en los que se podía leer "Los Borbones a las elecciones" y "Transición real sin Rey". Además, se pudieron ver algunas banderas del PSOE, que desataron el grito "PP y PSOE, la misma mierda es", y que los manifestantes consiguieron retirar. Por su parte, los representantes de Izquierda Unida y Equo también portaban pancartas a favor de la república.
 
Entre los partidos minoritarios representados estaban el Partido Comunista de los Pueblos de España, Alternativa Republicana, Izquierda Anticapitalista, Coordinadora Antifascista de Madrid, Izquierda Castellana Yesca, Juventudes de Izquierda Castellana, Coordinada Jaque a la Monarquía y Bandera Negra.  
 

La concentración transcurrió sin incidentes. Sólo hubo un momento de tensión entre los manifestantes y las autoridades cuando estas intentaron cerrar una de las bocas de metro para evitar que la aglomeración pudiera provocar algún accidente. 

Protestas en toda España

La noticia de la abdicación del Rey Juan Carlos y el consiguiente ascenso al trono de su hijo el príncipe Felipe provocaron la rápida reacción de la izquierda republicana. Los partidos y movimientos sociales contrarios a la monarquía llamaron a la celebración de concentraciones a las 20 horas en las principales plazas de España para mostrar su oposición al proceso de renovación que afrontará la Corona en los próximos días.

En Madrid, la protesta principal se celebró en la Puerta del Sol. Por su parte, en Barcelona el acto central tuvo lugar en la plaza de Catalunya, aunque ERC hizo un llamamiento para que todos los catalanes partidarios de la república salieran a las plazas de sus respectivos ayuntamientos. Asimismo, en Valencia, los partidarios al cambio de régimen se citaron en la plaza del Ayuntamiento, en Zaragoza en la plaza de España y en Sevilla en la plaza Nueva. Hubo más de 60 concentraciones promovidas a lo largo de todo el territorio nacional e incluso en otras capitales extranjeras, como París y Bruselas.

 

Izquierda Unida, Podemos y ERC lideraron en las redes sociales la difusión de estas protestas, junto a formaciones como Equo, el Partido Comunista de España (PCE) e Iniciativa Comunista. La Juventudes Socialistas del PSOE también se sumaron a sus reivindicaciones. Además, todos los colectivos sociales del entorno del 15-M llamaron a manifestarse.

Las etiquetas en Twitter con referencias a la noticia de este lunes se colocaron pocos minutos después del anuncio oficial de la abdicación entre las más mencionadas. Los internautas piden desde la celebración inmediata de un referéndum sobre la continuidad de la monarquía a la instauración automática de la III República, pasando por la elección democrática del nuevo rey o la aprobación de una Constitución radicalmente nueva.

La izquierda llega a este momento histórico crecida por la debacle que han sufrido los partidos tradicionales en las últimas elecciones europeas y consciente del pésimo momento que atraviesa la popularidad de la monarquía. Esos motivos, que son también los que han llevado al rey Juan Carlos a abdicar, abren la mayor ventana de oportunidad que hayan tenido nunca los republicanos desde 1939 para lograr su principal objetivo programático. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
421 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios