según la encuesta de condiciones de vida

Ocho gráficos que explican la desigualdad en la distribución de la riqueza en España

Sexo, edad, formación, actividad, lugar de residencia, nacionalidad y tipo de hogar son los principales factores a la hora de percibir más o menos ingresos

¿Qué factores influyen a la hora de percibir más o menos renta? La Encuesta de Condiciones de Vida 2013, publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), trata de dar respuesta a esta cuestión y establece siete condicionantes fundamentales: sexo, edad, nacionalidad, lugar de residencia, formación, actividad y tipo de hogar. El Confidencial analiza en ocho gráficos la incidencia de cada uno de estos aspectos en la distribución de la renta.

Para ello se han tomado las tablas de clasificación de personas por decil de renta de la Encuesta de Condiciones de Vida 2013. Este concepto estadístico se refiere a las diez partes iguales en las que se divide una población en función de la renta, cada una de las cuales representa un décimo de ella. Por ejemplo, el primer decil representa el 10% de personas en la distribución nacional que percibe menor renta, que el INE fija por debajo de 5.567 euros. Por su parte, el décimo decil muestra el 10% de personas de la muestra total que tiene mayor renta, cuantía establecida por encima de 27.860,5 euros. 

[Aclaración: el INE establece los límites de cada decil a partir de la distribución nacional. Estos valores, fijados en esta tabla, son los que se tienen en cuenta a la hora de calcular el porcentaje de población que se encuentra por debajo o por encima de estas cantidades en función de cada factor.]

La Encuesta de Condiciones de Vida se ha elaborado a partir de una muestra de 16.000 viviendas distribuidas en 2.000 secciones censales. Esto quiere decir que se han elegido ocho viviendas en cada sección censal.

Más fácil ser pobre en Castilla-La Mancha

Mientras en el País Vasco es más común percibir más de 27.800 euros anuales, en Castilla-La Mancha sucede lo contrario, como ilustra el gráfico que encabeza esta noticia: la mayor parte de sus habitantes vive con menos de 5.600 euros anuales. Por su parte, la regiones con mejor distribución de ganancias medias son Castilla y León y Cataluña.

El cambio metodológico introducido por el INE en 2013 no permite ver la evolución de la riqueza hasta el día de hoy. Por ello, para hacerse con una imagen de cómo se ha modificado la riqueza de los españoles durante la crisis hay que remitirse a los datos de las Encuestas de Condiciones de Vida realizadas entre 2004 y 2012.

Así, la proporción de población que se sitúa en las rentas más bajas (dos primeros deciles, menos de 8.000 euros anuales) ha aumentado en Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cataluña y Madrid entre 2004 y 2012. En esta última, a lo largo de estos ocho años se ha doblado el porcentaje de ciudadanos pobres cuyos ingresos no alcanzan los 5.600 euros anuales. Pero sólo 6 de cada cien madrileños se encontraban en esta franja en 2012, muy lejos del 17,8% de quienes percibían la renta más baja en Castilla-La Mancha. Navarra, en cambio, era la comunidad donde el primer decil de renta concentraba a la menor porción de habitantes: sólo un 3,9%, la mitad que en 2004.

Entre la población con rentas más altas, destaca el aumento de La Rioja. En 2004, el 5,7% de la población percibía más de 27.000 euros anuales, mientras que en 2012 su presencia subía hasta el 10,3%. Murcia, por el contrario, es la más que más ‘ricos’ perdió: del 5,3% hasta el 2,4%.

 

Más mujeres con rentas bajas

Los hombres predominan en las rentas medias-altas, mientras que las mujeres lo hacen en las rentas medias-bajas. Este podría ser el resumen de la desigualdad en la distribución de la renta según el sexo, en el que las diferencias entre sexos son de décimas. La excepción se observa en el 10% de la población con menor nivel de renta, en el que hay un punto porcentual más de hombres que de mujeres (10,5% por 9,5%).

 

Jubilados con menos de 10.000 euros

Cumplir años aumenta la posibilidad de percibir mayores rentas, merced a la antigüedad en una empresa, al menos hasta los 65 años. La jubilación hace descender los ingresos hasta el punto de que el mayor porcentaje de jubilados se sitúa en el tercer decil, percibiendo entre 8.051 y 9.697 euros al año, con una clara diferencia entre mujeres y hombres. El 4% de los mayores de 65 años obtuvo una renta inferior a 5.567 euros en 2013.

 

Mayor formación, mayor renta

Un mayor nivel de formación va de la mano de una renta más alta. Las personas con un mayor nivel educativo son las más presentes en los tres escalones más altos de la renta, con unas ganancias declaradas a partir de 18.200 euros al año. Así, un cuarto de los titulados universitarios ingresa más de 27.800 euros al año (décimo decil), por el 3,2% de personas con estudios primarios y el 4,4% de quienes llegaron hasta la educación secundaria. En el caso del bachillerato, la proporción sube hasta el 9,8%. 

 

15% de ocupados 'ricos'

Estar en el paro condena a descender a las capas más bajas de la sociedad en cuanto a nivel de renta. Más de la mitad de los parados ingresaron menos de 9.697 euros el año pasado, y casi el 23% se situaron por debajo de los 5.567 euros. Todo lo contrario sucede en el caso de los ocupados: a medida que aumenta el nivel de renta, la presencia de trabajadores en los estratos superiores es mayor, hasta el punto de que el 15,2% de los ocupados percibieron más de 27.860 euros en 2013.

 

Los extranjeros perciben menos rentas

Los extranjeros, especialmente los de fuera de la Unión Europea, tienen más posibilidades de situarse en las capas bajas de la sociedad. Las diferencias entre los diferentes deciles son más bruscas para las personas de fuera de nuestro país, mientras que en el caso de los españoles se observa un aumento constante hacia los estratos sociales más elevados.

 

¿Mejor sin niños?

Ser padre o madre sin pareja no es fácil. Y el INE lo confirma. Según los datos de la encuesta analizada, los hogares formados por un adulto con uno o más niños son los que cuentan con menos recursos. De hecho, uno de cada cuatro de ellos percibe una renta anual que no alcanza los 5.600 euros.

La mayor concentración de riqueza, por el contrario, se sitúa en los hogares compuestos por dos adultos sin niños, ya que el 13,4% de ellos percibe más de 27.000 euros anuales.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios