Martes, 16 de julio de 2013

LOS EXPERTOS DENUNCIAN QUE LAS LEYES ESPAÑOLAS SON UN 'COLADERO'

¿Nos espía Rajoy? El Gobierno escruta sin control judicial llamadas y correos electrónicos

TAGS  >

Mariano Rajoy

¿Nos espía Rajoy? El Gobierno escruta sin control judicial llamadas y correos electrónicos
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (Efe).
31
Enviar
135
134
 
0
16
Imprimir
¿Dispone el Gobierno de las herramientas tecnológicas necesarias para espiar nuestras comunicaciones? ¿Puede Mariano Rajoy emular a Barack Obama o David Cameron y pisotear impunemente derechos fundamentales protegidos por la Constitución? La respuesta unánime de los expertos consultados por El Confidencial es un rotundo .

La herramienta se llama Sistema Integrado de Interceptación de Telecomunicaciones (SITEL), un proyecto que el Ejecutivo de José María Aznar puso en marcha en 2001 -siendo Rajoy ministro del Interior-, que José Luis Rodríguez Zapatero utilizó masivamente y que ahora el PP, de nuevo, usa supuestamente para combatir el terrorismo y el crimen organizado, pero que puede ser también empleado para escrutar de forma indiscriminada, aprovechando un clamoroso vacío legislativo, llamadas telefónicas y correos electrónicos.

El SITEL es un avanzado sistema electrónico que permite interceptar y grabar en tiempo real cualquier conversación telefónica, correo electrónico o mensaje de móvil, además de almacenar en formato digital todos los datos de esas comunicaciones para su posterior análisis. El programa lo controla el Ministerio del Interior, lo utilizan indistintamente la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía y el Centro Nacional de Inteligencia, y su aplicación requiere de la imprescindible -y obligada- colaboración de las operadoras privadas. 

¿Tienen las Fuerzas de Seguridad y los servicios secretos del Estado cobertura legal para pinchar teléfonos y correos electrónicos a través de SITEL? En teoría, sólo si cuentan con autorización judicial. Pero las leyes que regulan en España la intervención de las comunicaciones privadas son, según los mismos expertos, un auténtico coladero que permite eludir fácilmente el escrutinio de los jueces. 

Nuestros vecinos franceses se dieron ayer de bruces contra esa misma realidad, cuando se desayunaron con una información del prestigioso diario Le Monde según la cual el Gobierno de François Hollande dispone de un sistema de espionaje que controla diariamente millones de llamadas telefónicas, emails y mensajes de móvil bajo el paraguas de un marco legal muy difuso.

Restricción de derechos fundamentales

El primer agujero de la legislación española salta a la vista de cualquier jurista: la restricción de derechos y libertades fundamentales, como el secreto de las comunicaciones o la protección de datos personales, tiene que ser regulada mediante una ley orgánica, es decir, con el respaldo de la mayoría absoluta del Congreso, tal y como señala la Constitución. Pero el endeble entramado legal que sostiene la intervención de las comunicaciones incumple flagrantemente ese precepto de la Carta Magna.

La Ley de Enjuiciamiento Criminal, la Ley General de Telecomunicaciones de 2003 -y el reglamento posterior que la desarrolla, aprobado en 2005- y la Ley de Conservación de los Datos de las Comunicaciones Electrónicas, que entró en vigor en 2007, no tienen ese rango normativo: son leyes ordinarias, que requieren de una mayoría simple del Parlamento para su aprobación. 

En la legislatura anterior, cuando Rajoy aún era líder de la oposición, el PP tachó repetidamente de "ilegal" e "inconstitucional" el programa SITEL porque, a su juicio, permitía sortear fácilmente esa legislación. El entonces responsable de Comunicación del partido, Esteban González Pons, llegó a acusar a Alfredo Pérez Rubalcaba, en ese momento ministro del Interior, de "controlar la intimidad de los españoles". Pero desde que llegaron a La Moncloa, en 2011, los populares no han movido un dedo para corregir esas lagunas.

La legislación actualmente en vigor obliga al control judicial de la interceptación de las comunicaciones. Pero esa normativa encierra en sí misma varios atajos para poder burlarla. Y de hecho es burlada frecuentemente, según aseguran los expertos consultados por este diario, que han exigido el anonimato. Todos salvo el catedrático de Derecho Constitucional Ignacio Torres Muro, que asegura disponer de información de que "la violación de esos derechos fundamentales es algo más que un temor", y la abogada Ofelia Tejerina, experta en tecnologías de la información y asesora legal de la Asociación de Internautas.

Fuera de control

Según Tejerina, la ley permite a los llamados agentes facultados -policías, guardias civiles y espías del CNI- exigir a las operadoras de telefonía, "con carácter previo a la autorización judicial, información sobre la identidad de las personas que se comunican, sus números de DNI o de pasaporte, la hora, la fecha, el lugar de origen de las llamadas y el de destino... Y todo ello antes de que intervenga el juez, lo que deja fuera de control una parte importante del proceso de interceptación y colisiona con el derecho fundamental a la protección de datos personales".

Son precisamente esos datos asociados a las comunicaciones privadas o metadatos los que, según revelaba ayer Le Monde, recopilan masivamente las autoridades francesas a espaldas de los ciudadanos. Se trata, en definitiva, de saber "quién contacta a quién, recolectando los datos de las llamadas de millones de abonados, identificando a los interlocutores, el lugar, la fecha, la duración del mensaje. Y lo mismo con los correos electrónicos o los SMS, y toda actividad que pase por Google, Facebook, Yahoo...", añadía el diario parisino.

Para tratar de frenar ese caos y llenar en parte el vacío jurídico, la Fiscalía General del Estado dictó el pasado mes de enero la circular 1/2013 sobre Pautas en relación con la diligencia de intervención de las comunicaciones telefónicas, que dedica un amplio apartado al programa SITEL. Pero la gran complejidad de las recomendaciones contenidas en esa circular, unida a la "falta de formación de jueces y fiscales en esa tecnología", como señala Tejerina, hacen que las intenciones de la Fiscalía, probablemente, queden atrapadas entre los tentáculos del Gran Hermano.  
31
135
134
 
0
16

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

31

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

31Lucas 05/07/2013 | 19:01

Sr. Lobo, ¿y el mandilón de Zapatero no nos escrutaba nuestras llamadas y leía nuestros mensajes y correos ?, pues sabrá que fueron los que más utilizaron el SITEL y no sólo para recabar información contra el narco y el terrorismo, y fíjese creo que igual hasta se les pasó por la cabeza adquirir otro sistema de estos y dejarlo de "extranjis" en Gobelas, más que nada para morbo de escuchar a quienes ellos saben, les excita y todo.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

30Confi-sil 05/07/2013 | 18:36

Privacidad, poca, y no solo por lo que comenta el artículo, también con la regulación que se ha aplicado a las agencias de detectives privados, que están obligadas a violar la privacidad e intimidad de sus clientes y darle cuenta de todo a la policía. La medida de control total, resulta de un atrevimiento intolerable, que ni siquiera se dio en la dictadura franquista. Luego dirán que hacemos demagogia, cuando alzamos la voz para protestar por la pérdida de libertades.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

29sbas 05/07/2013 | 16:20

El sistema está basado en el servicio de "Lawful Interception" [aquí tenéis una descripción somera: http://en.wikipedia.org/wiki/Lawful_interception] que se gestó a finales de los noventa y que todos los suministradores de telecominicaciones tuvieron que incluir en sus sistemas.
Una vez que el sistema se puso en marcha, cada agencia gubernamental [Guardia Civil, PN, CNI, etc.] dispone de un centro de escucha desde elque puede pinchar cualquier llamada de cualquier usuario sin dejar rastro en la compañía telefónica. En teoría las escuchas deben estar autorizadas judicialmente, pero en la práctica la falta de trazabilidad de estas escuchas pueden llevar a la impunidad.
Por otro lado, aparte de estas escuchas están los datos que se guardan automáticamente de las llamadas [p.e. tarificación detallada] que las compañías guardan durante un número de meses y que permiten saber a quién llamas y durante cuánto tiempo. En los móviles permites saber dónde ha estado cada móvil a lo largo del día [aunque el móvil no tenga GPS].

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 1

28el sudaca 05/07/2013 | 15:17

Nos espiaran , si puede ser , pero alguien , en pleno uso de sus facultades mentales , se puede imaginar que el Afilador de Pontevedra puede emular a Obama ?.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 1

27GañanesEnDemocracia 05/07/2013 | 14:54

El nacimiento surgió por el efecto colateral debido a la esposa de Osama, una tal, Estrella Torres Gemelas. El sistema Integral de Interceptación de Comunicaciones Electrónicas, elaborado por Ericsson para el Gobierno de Aznar, usufructuarios todos.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

26carperio 05/07/2013 | 14:45

Como que es la primer vez que lo hacen. Esto no es de hoy.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

25filaleteo 05/07/2013 | 14:16

#23 A la inmensa mayoria de la peña no la espian, es imposible por mucho sitel y leches que haya....no tienen personal para ello, y de tenerlo tendrian que abrir muchos psiquiatricos, no creo yo que una mente sana dure una semana oyendo gilipolleces del 90% de la población, si no se vuelven locos es que ya lo estaban.
El funcionamiento es el siguiente, hay palabras claves que el programa automaticamente filtra haciendo un seguimiento a esa determinada persona, una vez que tales palabras son incluidas en un contexto no beligerante obvia el seguimiento.
El problema es el que ha dicho ya un forero, hay información sensible, fuera de posibles beligerancias y delitos, que en posesión de determinadas personas pueden influir decisivamente en un mayor aborregamiento de la aborregada sociedad civil.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

24impertinente 05/07/2013 | 13:49

Todo lo que ha tardado en perder el PSOE la elecciones, es lo que se ha RETENIDO EN DENUNCIAR, el lobo feroz, lo malísimo que es SITEL, anteriormente, todo estaba justificado y así el sr. Rubalcaba podía SABERLO TODO DE TODOS, pero, era de los nuestros.

Y los que ya entonces, discrepábamos de este poder totalitario, seguimos pensando igual y denunciando el exceso de poder y control que se consigue sobre todos los ciudadanos, lo hagan en EE.UU. o en Jaén, las libertades individuales están siendo limitadas.

¿Son poseedores los políticos de la ética y honestidad constatable para fiarnos de ellos?. Si por la cantidad de ellos que están imputados en casos de corrupción nos basamsos, poco de fiar son.

¿¿pero ahí están!!




Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

23ohmygod 05/07/2013 | 13:16

Yo, cuando derroco gobiernos, lo hago desde el Wifi del McDonalds y todavía no me han cogido.

Vaya espionaje de pacotilla.

;]

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

22GañanesEnDemocracia 05/07/2013 | 12:14

Haber, ese trazan, el colegilla de la hoz y el martillo que lo deja todo perdido de rojo, el alimento de los parásitos, tengo una cosa clara, es que la cabeza aún la tienes en su lugar, la duda que me surge, es si te la han martilleado núcleo ortimáxico o qué en la época de comienzo, aún eras párvulo, échale un vistazo al amigo de la fusión al "rojo chillón", está en clave de humor didáctico, los mismos problemas que ahora menos uno "hambre Infantil", debido a la carencia de joyas, así que toca mendigar a la UE,UE,UE.



Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes


Las más, patrocinado por Caja Mar
España
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios