La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

¿y si el estado nos pagara por existir?

Renta Básica de Ciudadanía: un subsidio público para eliminarlos todos

Mientras paro y pobreza azotan la Unión Europea, se vuelven a proponer soluciones que van más allá del asistencialismo, como la renta básica
Foto: Una persona, ante un cartel de 'busco trabajo' en Madrid. (Foto: EFE)
Una persona, ante un cartel de 'busco trabajo' en Madrid. (Foto: EFE)

Alaska es el estado norteamericano con menor índice de desigualdad. Entre otras características que lo diferencian de los demás territorios de Estados Unidos, está el hecho de que sea el único que, cada año, reparte una suma fija entre todos sus ciudadanos. En 2012 fueron 900 dólares por familia, por el mero hecho de existir.

A este lado del charco, en Berna, capital de Suiza, a comienzos de octubre un camión descargó 8 millones de monedas de cinco céntimos de francos suizos ante las puertas del Parlamento nacional. Era la forma con la que los impulsores del referéndum por la instauración de una renta básica de ciudadanía manifestaban su logro: la consulta popular se celebrará, falta solo la fecha. Lo suizos decidirán si quieren recibir 2.500 francos suizos al mes -alrededor de 2.000 euros- del Estado. Y por el mero hecho de existir.

Es una renta de carácter universal y sin limitaciones en el tiempo que tiene como único requerimiento la ciudadanía. No hay distinciones económicas, laborales ni patrimoniales para acceder a ellaCon las alarmantes tasas de pobreza que azotan al viejo continente, el debate está servido: “En toda Europa, con una masa cada vez mayor de desempleados, es el momento de encontrar la forma de que todos puedan vivir”, comentaba este miércoles Juan Antonio Sagardoy, abogado laboral, tras ilustrar en Madrid los datos del actual mercado laboral español. “Es algo que no se implantará mañana, pero que ya mañana habrá que empezar a discutir”, añade Pablo Gimeno, Profesor de Derecho del Trabajo en la Carlos III de Madrid.

La Renta Básica de Ciudadanía es una renta de carácter universal y sin limitaciones en el tiempo que tiene como único requerimiento la ciudadanía. No hay distinciones económicas, laborales (la recibe tanto quien trabaja como quien no lo hace) ni patrimoniales para acceder a ella. En el caso suizo, garantizar 2.000 euros al mes a todos los mayores de edad y 500 a los menores costaría alrededor de 400 mil millones de francos suizos, 326 mil millones de euros. Suiza sería así el primer país europeo en contar con un subsidio de este tipo. Y casi del mundo, ya que en Alaska el dinero sale directamente de las ganancias de la empresa nacional de petróleo que, desde 1982, se reparten entre los ciudadanos.

Aplicando el salario mínimo mínimo como base para un caso español, esta sería la cuenta: 38 millones y 300 mil españoles adultos por 645 euros mensuales per cápita, hacen algo menos de 25 mil millones de euros. Al mes.

¿De dónde sacas el dinero?

La primera gran pregunta que se plantea es la procedencia de la inversión. En el caso suizo, el dinero llegaría, en parte, desde la seguridad social, pero no antes de volver a replantear todo el sistema fiscal del país. Y, por supuesto, eliminando todos los subsidios que existen: ayudas al desempleo, por enfermedad y becas.

En España, a pesar de que a menudo las regiones llamen con nombres parecidos (como ‘renta garantizada de ciudadanía’ o ‘renta universal’) a determinadas ayudas a los más pobres, no existe nada parecido. Pero sí se hizo un experimento. Lo planteó el departamento de Teoría Sociológica de la facultad de Economía y Empresas de la Universidad de Barcelona, utilizando datos del IRPF de 2010, en un estudio limitado a Cataluña y presentado este año.

A través de un sistema de simulación de rentas, se planificó un modelo para financiar una Renta Básica para toda la población adulta catalana de 7.968 euros anuales. Para los menores, 1.594 euros. Esa cantidad es la que la misma Generalitat define como “renta de suficiencia” en sus presupuestos regionales. La propuesta es financiar el pago con una reforma del IRPF y con el ahorro derivado de la supresión de otras prestaciones ¿El resultado? Sorpendente.

Manifestación con motivo del día mundial por la erradicación de la pobreza
Manifestación con motivo del día mundial por la erradicación de la pobreza

“Empleando 12.000 millones de euros, un 0,8% del PIB catalán, la Renta Básica sería sostenible”, concluye el estudio. Obviamente no es tan sencillo: las personas que se encuentran en las franjas más bajas del IRPF -los más pobres- recibirían esa cantidad, mientras que los que componen la parte más rica -los escalafones más altos del impuesto- tendrían que aportar al sistema.

Todos recibirían la renta, pero los más ricos aportarían más de lo que se llevarían: “Se trataría de aplicar una redistribución de la renta, al revés de como es ahora: quien más recibe sería quien menos tiene”, explica a El Confidencial Daniel Reventós, uno de los autores del estudio. La supresión de las demás ayudas y prestaciones actualmente existentes sería una parte fundamental para que se alcanzara este objetivo.

Sin trabajar

Las críticas a este modelo las resumía a la perfección un editorial del diario suizo Tages - Anzeiger: “La posibilidad de introducir una renta universal entra en contradicción con los principios de responsabilidad personal y motivación del trabajo, fuerzas que empujan nuestra sociedad”, argumenta el periódico. “No puede existir un derecho a una renta sin una actividad retributiva, o se estará castigando a quienes se esfuercen para alcanzar una renta”, añadía.

La renta básica sería acumulable a otras fuentes de renta y la reicibiría todo el mundo, razón por la cual no alentaría el pequeño fraude fiscal“Se suele objetar que así la gente no trabajaría, pero no es cierto”, contesta por su parte Reventós. “Esa crítica, en el fondo, tiene algo más de sentido con los subsidios actuales, que pueden llevar a la gente a trabajar en negro mientras los cobra: la renta básica sería acumulable a otras fuentes de renta y la recibiría todo el mundo, razón por la cual no alentaría el pequeño fraude fiscal”, detalla este profesor de la UAB.

El Basic Income Network, una red mundial de personas sensibilizadas con la causa y activo desde 1986, ha apuntado en varias ocasiones a la posibilidad de utilizar una parte de las recaudaciones derivadas de la tasa Tobin -el impuesto sobre las transiciones financieras que se propuso aplicar en la Uniíon Europea- como fuente de financiación.

Subsidios: una versión ‘light’

A nivel político, la propuesta ha cuajado más de una vez, pero con muchos matices. En Europa, fue llevada en el programa electoral por partidos como Die Linke, en Alemania, y está sobre la mesa en Italia. El Partido 5 Estrellas de Beppe Grillo también incluyó en su programa una propuesta para dotar de una renta de 600 euros a todas las personas mayores de edad que no llegaran a los 7.200 euros anuales: el objetivo era evitar “la pobreza, la desigualdad y la exclusión social” en favor de las condiciones “que hacen efectivo el derecho al trabajo y a la formación”.

En España, algunas comunidades autónomas siguen esta idea de renta para los más pobres, una ‘versión light’ y de carácter asistencial de lo que sería la Renta Básica.

El Comité por el referéndum suizo celebra la consulta
El Comité por el referéndum suizo celebra la consulta

En este ámbito se mueven, por ejemplo, el ‘salario social’ que reparte la Junta de Andalucía. En 2013, con una partida presupuestaria de 97,6 millones de euros, se han concedido 47.329 salarios. Y, con el avance de las tasas de pobreza, las peticiones han aumentado un 35% entre 2009 y 2012, según los datos de la misma Junta.

La cobertura de la Junta alcanza así, según sus mismos cálculos, las 190.000 personas, ya que se distribuye a nivel familiar. Sin embargo, la cantidad ni se acerca al 48% de hogares andaluces que, según la última Encuesta de Condiciones de Vida del INE, no pueden afrontar gastos imprevistos al final del mes: se trata de un millón doscientas mil familias.

En el caso catalán, están recibiendo la renta mínima de inserción 27.000 familias. Pero según las cifras que maneja la Diputación de Barcelona, alrededor de 2 millones y 200.000 personas en la región pueden considerarse pobres.

“Aplicarlo es algo muy delicado, que habría que explicar con detalle a los ciudadanos”, argumenta Pablo Gimeno, profesor de Derecho en la Carlos III, a El Confidencial. “Si se implantara, sería necesaria una completa reforma fiscal, y sería importante hacer entender que para acceder a ella se renunciaría a rentas por desempleo, de emancipación, etc.”. Pero, admite, es algo “real, con bastantes matices, pero real: y, desde luego, el Estado de Derecho no puede desatender a quien se encuentre sin empleo, en muchos casos -cada vez más - después de haber trabajado duante toda su vida.

En Suiza, una vez elegida la fecha, puede que se empiecen a redistribuir los 8 millones de monedas, las que cada impulsor de la propuesta aportó durante la recogida de firmas.

El redactor recomienda

#43
En respuesta a nicetas koniatas

Te equivocas y mucho, yo sé de 5.900.000 que sí quisieran pagar tu IRPF.

Ampliar comentario
#42

Pues trabajo para todos ya no va a haber. Porque lo de cuarentaicinco para arriba ya lo saben, no?. Cuanta gente tiene suficientes años cotizados para cobrar pensión?, desde luego cada vez menos...

Ampliar comentario
#41
En respuesta a javierb

No te lo ha quitado porque aún no ha tenido oportunidad. Si tienes un euro ahorrado ya puedes ir dándolo por perdido como gane el PSOE las elecciones. El otro día lo dijeron bien clarito en la famosa conferencia: vuelta al impuesto sobre patrimonio.

Ampliar comentario
#40

No tengo montada ninguna película, se muy bien lo que digo. La renta básica será necesaría en un futuro como el que dibujo, el cual tiene muchos visos de ser así. No hay más que ver que en nuestra sociedad la capacidad para crear empleo cada vez es más limitada, y no siempre se debe a problemas de impuestos o capital, por debajo hay algo más. Yo no estoy en contra de la tecnología, para nada, solo pienso que lo que digo va a pasar. 

Lo que usted indica después sobre PER y economía sumergída es otra cuestión, que ni la renta básica solucionaría. Está claro que implantar esa renta ahora no, no es el momento, solo indico una cuestión que veremos en el futuro los que tengamos edad, y salud, para ello.

Ampliar comentario
#39
En respuesta a rafae

A mí Rubalcaba no me ha quitado ni un duro. Sin embargo un tal Mariano me subió un 4,5% una cosa llamada IRPF.

Ampliar comentario
#38
En respuesta a carolusgm

 

Carolus: otra vez chapeau.

Ampliar comentario
#37
En respuesta a grisom35

 

Me deja vd perplejo.

Por una vez ( espero más) creo que dice algo sensato.

Mejor que Asimov, Zamiatín?.

Pero hay muchísimo que hacer en el mundo: india, china.

¿ O nos arrasarán a todos los hijos Ahla?.

Ampliar comentario
#36
En respuesta a carolusgm

 

Buen comentario que comparto casi todo.

¿"fordismo" es "taylorismo"?. Qué tiempos aquellos. 

De los económetras no espere nada ( sé de lo que hablo).

Ampliar comentario
#35
En respuesta a arcano1964

 

Arcano: chapeau.

Ampliar comentario
#34
En respuesta a invierno

 

Invierno: totlamente de acuerrdo con vd.

Es más prohibiría que alguien (políticos) pudieran jugar a inventarse derecho que "ellos nos generan".

Ampliar comentario
#33
En respuesta a chewis8

 

Perodone pero eso que vd dice está muy mal pensado. 

La economia empieza por la cuenta cero (0), lugo viene la oferta-producción, después demanda-aplicación y finalmente su distribución, que puede parecer muy pogre, pero es muy pobre. Seguro que nos vamos al tercer mundo. Mierda socialista.

Lo que hay que hacer es generar riqueza. A partir empezamos a hablar. 

Es reaccionario ( y estúpido) repartir trabajo.

Ampliar comentario
#32

   Pero hombre, señor periodista, esa renta, que ya veo que ni le suena, parte de unos impuestos determinados.

 

Evidentemente, si seguimos partiendo de los habituales impuestos, y menos del IRPF, confiscatorios, no hagais cuentas, no salen.

 

Habria que cambiar los impuestos de arriba a bajo. Tenemos un ministro que es cátedro, que lo explique y lo aplique, si es que sabe y la alemana le deja.

 

Yo no lo voy a hacer. Soy un lego en la materia, pero es una fórmula sencilla y justa, muy justa, que tiene mucho mas de liberal que de socialdemócrata.

 

Buenas noches-

 

 

Ampliar comentario
#31

Manchego49, luisaalv

Gracias por sus alabanzas, pero el comentario no las merece.

En España tenemos muchos problemas, pero quizá el más grave es la pobreza intelectual de la población supuestamente educada: la unversitaria. Hay gente brillante, muy brillante, pero también hay un número elevadísimo de cuasi analfabetos funcionales con una licenciatura (¡algunos incluso con un doctorado!). Y que, precisamente por ser licenciados, se creen capaces de opinar de casi todo con una osadía muy española.

En este asunto, que los números no salen lo puede calcular cualquiera al que no le mareen las cifras de muchos ceros: nivel sexto o séptimo de básica. Pero es que además, si te cargas los incentivos te cargas la producción: si me pagasen sin trabajar yo me quedaba en la cama todas las mañanas. Iba al curro santa rita.

Hay un sector de izquierda palurda en España que no acaba de entender que para repartir primero hay que producir, y que cero dividido por 40 millones da cero. Los oigo mucho hablar de justicia social y de reparto, pero nada de cómo van a producir la riqueza que luego se repartiría.

En fin: yo podría hasta "comprar" sus modelos sociales si tuvieran un modelo económico coherente. Pero cuando escarbas y rascas un poco están en nivel sexto de básica, y esto de la renta social universal es simplemente otra muestra de su inanidad intelectual.

 

Ampliar comentario
#30
En respuesta a luisaalv

No hay dinero a medio plazo, pero estos individuos sólo están unos pocos años. Luego se van a contar nubes, y si te he visto no me acuerdo. Así funciona este circo llamado "democracia"

Ampliar comentario
#29
En respuesta a capablancka, j.t.

¡Muy bueno!

Ampliar comentario