'RETRATO DE DON LUIS MARÍA DE BORBÓN'

El PSOE pagó 10 millones de euros por un óleo de Goya que no vale ni la mitad

El Gobierno aragonés, presidido entonces por el actual portavoz del PSOE en el Senado, Marcelino Iglesias, pagó 10 millones en 2006 por un Goya

Foto: El portavoz socialista en el Senado, Marcelino Iglesias. (EFE)
El portavoz socialista en el Senado, Marcelino Iglesias. (EFE)

El Gobierno aragonés, presidido entonces por el actual portavoz socialista en el Senado y ex número tres del PSOE, Marcelino Iglesias, pagó 10 millones de euros en 2006 por un cuadro de Francisco de Goya que no vale ni la mitad de esa cantidad, según han reconocido a El Confidencial varios tasadores y expertos en patrimonio artístico. "Es una auténtica barbaridad", sostienen fuentes del Consejo Español de Peritos Tasadores de Arte.

La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa) asegura que el Retrato de Don Luis María de Borbón y Vallabriga, que Goya pintó en 1783, "fue adquirido por más del doble de su valor real", y advierte que va a presentar una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción para que investigue si hubo malversación de caudales públicos en la operación de compraventa del óleo.

El retrato lo compró en noviembre de 2006 la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza), uno de los mayores centros logísticos de Europa, creada seis años antes por el Ejecutivo autonómico de Iglesias. El Gobierno aragonés es el accionista mayoritario (51,5%), y el resto de las participaciones se lo reparten el Ayuntamiento de Zaragoza (en aquella época también controlado por el PSOE) e Ibercaja. El cuadro está ahora a nombre de la Fundación Plaza, responsable de los "programas de responsabilidad social corporativa" de la plataforma logística.

Precisamente, el pasado lunes el Juzgado de Instrucción número 1 de Zaragoza levantó el secreto de sumario del llamado caso Plaza, en el que se investiga el presunto desvío de más de 50 millones de euros en el proyecto de construcción de la plataforma logística. De momento hay cinco imputados por malversación, cohecho y blanqueo, entre ellos el exgerente de Plaza, Ricardo García Becerril, y dos directivos de Acciona, una de las empresas encargadas de las obras.

El caso de presunta corrupción fue destapado por un extrabajador de Acciona, que informó de las irregularidades al actual gerente de Plaza, Jesús Andreu, hermano del magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. El pasado mes de mayo, el gerente denunció los hechos ante la Fiscalía Anticorrupción, que abrió de inmediato una investigación. Y en agosto la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la policía practicó las primeras detenciones.

Obras similares

Según fuentes del Consejo Español de Peritos Tasadores de Arte, el precio del retrato de Goya adquirido por Plaza debería haber rondado los 2 millones de euros, no los 10 que se pagaron. Ese cálculo se basa en las operaciones de compraventa de obras de similares características (autor, formato, época...) en el mercado. En 2007, por ejemplo, la casa de subastas Sotheby's vendió por 1,7 millones el Retrato de la actriz Rita Luna, de Goya; y en 2009 el Retrato del príncipe Alois Wenzel von Kaunitz, también de Goya, por 1,4 millones.

El pasado mes de febrero, Sotheby's sacó a subasta el último retrato que el pintor aragonés hizo de su nieto preferido. Pero la puja más alta por el Retrato de Mariano Goya fue de 4,1 millones de euros, por debajo del precio mínimo establecido por el vendedor, por lo que el cuadro se quedó sin comprador. Finalmente fue adquirido, a comienzos de este mes, por el Museo Meadows de Dallas (EEUU), que no quiso desvelar el precio pagado.

El catedrático Arturo Ansón, que imparte Historia del Arte en la Universidad de Zaragoza y está considerado uno de los mayores expertos en la obra de Goya, aseguró ayer a este diario que el precio del Retrato de Don Luis María de Borbón y Villabriga "es desorbitado y está claramente sobrevalorado". Y añadió: "No me cabe la menor duda de que se pagó por él mucho más de lo que se debería haber pagado". 

El cuadro fue encargado a Goya en 1783 por el infante Luis de Borbón, y a la muerte de este pasó a su viuda, María Teresa de Vallabriga. La última propietaria del retrato fue María del Rosario Álvarez de Toledo, quien encomendó su venta a la galería madrileña Caylus Anticuario, que hizo de intermediaria en la venta del óleo al Gobierno aragonés. Enrique Gutiérrez de Calderón, uno de los directores de Caylus, aseguró ayer a El Confidencial que los 10 millones pagados fueron "un precio correcto, porque el cuadro lo valía". 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios