SEIS MESES ANTES DE QUE DENUNCIARA EL ROBO

Ruz tiene la factura que demuestra que Bárcenas cambió el disco duro del portátil

El juez Pablo Ruz tiene desde hoy en su poder la factura de una empresa electrónica que delata a Bárcenas como la persona que pudo cambiar

Foto: El extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas. (EFE)
El extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas. (EFE)

El juez Pablo Ruz tiene desde hoy en su poder la factura de una empresa electrónica que delata a Bárcenas como la persona que pudo cambiar el disco duro del ordenador MacBook Pro. Hasta ahora la versión del extesorero del Partido Popular era que el portátil había sido sustraído por el abogado de PP de su despacho de Génova. Según Bárcenas, la memoria del Mac contenía información muy comprometedora para el partido en el que había sido gerente y tesorero durante dos décadas.

El documento que ya obra en la causa de la Audiencia Nacional corresponde al presupuesto que la empresa Universomac entregó al propio Bárcenas el 31 de octubre de 2012 para extracción y cambio de su disco duro. Casi medio año antes de que el extesorero presentara una denuncia contra el abogado del PP por la sustracción de su despacho de Génova de dos ordenadores, según él, de su propiedad.

En aquellos días de finales de 2012, Bárcenas viajaba en secreto todas las semanas a Suiza para resolver la suerte de sus cuentas en Ginebra. Entonces, ya estaba al tanto de que una comisión rogatoria solicitada por España iba a poner al descubierto sus saldos millonarios en un banco ginebrino. Así ocurrió y, en enero de 2013, se pudo saber que el extesorero disfrutaba de una cuenta con 22 millones de euros, según la información facilitada por las autoridades suizas a Pablo Ruz.

Bárcenas tenía tiempo de sobra y puso en marcha la operación borrado. Las gestiones para los cambios en el portátil Mac fueron realizadas por el propio extesorero. En el documento figura su nombre y dos apellidos, su e-mail del partido (lbarcenas@pp.es) y su domicilio familiar en la calle Príncipe de Vergara de Madrid. Es también el propio Bárcenas quien describe ante los operarios de la empresa de ordenadores la supuesta avería: "El táctil del ratón no funciona bien, ha perdido sensibilidad" y "va lento".

Los técnicos le diagnostican que "el disco duro presenta errores" y que "sería necesario sustituirlo con la posibilidad de colocar el defectuoso en una caja externa". Se trata de una carcasa en la que se acopla la "memoria" vieja para que pueda seguir utilizándose como disco externo.

El presupuesto de la reparación asciende a 288,96 euros y en él figuran el importe de un disco duro "2,5 320 Gb 5400pm" por 79,50 euros y el de una "caja externa 2,5" por 37,50".

El documento se trata de un "presupuesto", pero el disco duro fue finalmente cambiado. Bárcenas así lo declaró ante otro juez de Madrid, afirmación que podrá ser verificada por los técnicos de Universomac.

Y esa es la gran paradoja. Si la prueba está ahora en manos del magistrado Pablo Ruz es porque en marzo pasado fue aportada por el propio Bárcenas en el Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid cuando emprendió acciones legales contra el letrado del PP por la sustracción de sus ordenadores. En su comparecencia ante el titular del Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid, el 13 de marzo de 2013, el extesorero afirmó al juez que no tenía facturas de la compra de los ordenadores, pero aportó la de la reparación. Al menos,  así consta en las diligencias: "En este acto aporta una factura de reparación del ordenador". Bárcenas no calculó entonces la importancia de aquel papel porque necesitaba demostrar ante el magistrado a toda costa que el portátil que él utilizaba en Génova y que, según él había sido sustraído, era de su propiedad.

En la declaración de Bárcenas, a la que ha tenido acceso El Confidencial, detalla al juez las pertenencias que guardaba en su despacho de Génova. Según él,  era un "habitáculo" en la tercera planta de la sede del PP que le habilitaron cuando dejó de ser senador y que era conocida como la "Sala Andalucía". Allí guardaba: "Sus cosas personales, dos ordenadores personales de su propiedad y luego un fijo y plasma del partido". Además había dos videograbadores de la marca Sony. Bárcenas señala que "hasta el mes de enero (2013) acudía por el despacho una, dos o tres veces a la semana".

Desde la comparecencia de Bárcenas, el documento descansaba en el legajo de las diligencias previas 604/2013-D del Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid, que fueron archivadas, pero desde esta misma mañana forma parte de la pieza separada que el juez Ruz instruye contra Bárcenas en el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

El extesorero del PP, a quien sus compañeros de la Gürtel lo llaman 'el Alemán' por su carácter frío y calculador, no valoró la importancia que tenía aquel simple papel que puede ahora desmontar su estrategia de defensa.   

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
71 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios