El diputado del PSC en el Congreso y exsecretario de organización del partido José Zaragoza dimitió este miércoles como miembro de la Ejecutiva del PSOE para "no perjudicar" a la formación, después de que se le haya vinculado con el presunto caso de espionaje político en Cataluña, que tiene el epicentro en la empresa Método 3.

En un comunicado, Zaragoza negó haber utilizado "ningún instrumento ilegal" como medio para desarrollar sus funciones.

No obstante, la renuncia no afectará a su escaño como diputado en el Congreso, que seguirá ocupando. Esta continuidad le permite mantener el aforamiento ante el Tribunal Supremo si acabase imputado por la juez de Barcelona que investiga el caso. 

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó este mismo miércoles que si se confirma que hay responsabilidades dentro del PSC en relación con el espionaje político a la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, el partido que lidera Pere Navarro "tiene que adoptar decisiones".

Esta decisión llega tras saberse que Zaragoza pudo encargar espiar al ahora alcalde de Badalona, Xavier García Albiol (PP), a Método 3, la agencia de detectives que grabó un almuerzo en 2010 entre la popular Alicia Sánchez-Camacho y la expareja de Jordi Pujol Ferrusola Victoria Álvarez, como sugiere un intercambio de correos electrónicos intervenidos en la investigación.

El alcalde de Badalona y dirigente del PP catalán anunció este miércoles que su partido estudia emprender acciones legales contra el PSC por presuntamente haberle espiado, un comportamiento que considera propio de la "mafia".