La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

última hora

El Ibex cae casi un 2% por debajo de los 8.400 puntos

NUEVA "AGRESIÓN" DEL PEÑÓN, SEGÚN EL PP

Gibraltar planea ahora construir una central eléctrica en terreno ganado al mar

Una nueva "agresión" que demuestra la actitud "chulesca" de las autoridades. Con esa contundencia calificó el PP los supuestos planes de Picardo
Foto: Una máquina excavadora continúa los trabajos correspondientes al proyecto del arrecife artificial en la parte este del Peñón. (EFE)
Una máquina excavadora continúa los trabajos correspondientes al proyecto del arrecife artificial en la parte este del Peñón. (EFE)

Una nueva "agresión" que demuestra la actitud "chulesca" de las autoridades gibraltareñas. Con esa contundencia calificó ayer el PP los supuestos planes del ministro principal del Peñón, Fabian Picardo, para construir una central eléctrica de una extensión equivalente a un campo de fútbol en terreno ganado al mar. Lo desveló el diputado popular y alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, durante la comparecencia del jefe de la diplomacia española, José Manuel García-Margallo, ante la comisión parlamentaria de Asuntos Exteriores.

Margallo, que acudió ayer al Congreso para explicar la posición española en un conflicto enquistado desde hace ya seis semanas, se mostró más suave que Landaluce en las formas, pero no en el fondo. El ministro lamentó, primero, el "error infinito" del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero al crear un foro tripartito entre España, Reino Unido y Gibraltar que puso "en pie de igualdad" a la colonia británica. Y advirtió a continuación que "jamás" aceptará negociar la soberanía de la Roca con sus autoridades porque ello sería una "ofensa a la dignidad nacional" de nuestro país.

Tras la intervención de todos los portavoces de la oposición, que ofrecieron un tibio apoyo a la gestión del conflicto llevada a cabo por Margallo -con la excepción de UPyD, que la respaldó abiertamente, y de ERC, que la rechazó sin paliativos-, Landaluce pidió el turno de palabra. El alcalde de Algeciras, que es también vicepresidente primero de la comisión de Asuntos Exteriores, desveló entonces los planes de Picardo para instalar una central eléctrica de fuel en el norte del Peñón, muy cerca de la zona donde fueron arrojados al mar los bloques de hormigón que desencadenaron el conflicto.

El ministro de Asunto Exteriores, José Manuel García Margallo (c), momentos antes de su comparecencia. (EFE)
El ministro de Asunto Exteriores, José Manuel García Margallo (c), momentos antes de su comparecencia. (EFE)
Según la versión ofrecida por el diputado del PP -que Margallo no desmintió-, el Ejecutivo gibraltareño pretende realizar un nuevo "relleno" junto al puerto de la colonia para ganar al mar una extensión de 8.500 metros cuadrados en la que se levantará una central eléctrica para abastecer a los casi 30.000 habitantes del Peñón. La central, explicó Landaluce, se instalará a escasos 50 metros de distancia de los vertidos de hormigón -también considerados ilegales por España- con los que Picardo ha construido un arrecife artificial que impide faenar a los pescadores gaditanos.

Los planes de Picardo demuestran, según Landaluce, que la "excusa medioambiental" esgrimida por el ministro principal del Peñón para el vertido al mar de 70 bloques de cemento es "falsa". El Ejecutivo gibraltareño ha defendido la creación de ese arrecife artificial en las aguas que rodean el puerto de la colonia con el argumento, que España rechaza, de que servirá para proteger la fauna y la flora marinas. El diputado del PP, por el contrario, denunció ayer el "expansionismo territorial" de la Roca y su "permanente agresión" a las "familias humildes" de la zona que viven de la pesca.

Durante su intervención inicial, Margallo repasó exhaustivamente las supuestas violaciones de la legislación en materia fiscal, aduanera y medioambiental cometidos por Gibraltar, que permiten a los 30.000 llanitos disponer de "la cuarta economía del mundo en renta per cápita". El ministro de Exteriores afirmó, con cierta solemnidad, que Gibraltar "ha sido, es y será una prioridad nacional", y se comprometió a buscar el apoyo de todos los grupos parlamentarios para definir una posición común ante futuras negociaciones con el Reino Unido sobre la soberanía del Peñón, a la que España nunca renunciará.

 

España
última hora

El Ibex cae casi un 2% por debajo de los 8.400 puntos

#78

Respuesta a Girau439
Lamento que a Ud. le parezcamos patéticos "los españoles". Opino que actúa Ud. muy "a la española" al calificar a quien emite una opinión distinta sin limitarse a calificar la opinión en sí.
Mire Ud., la diplomacia española ha reclamado siempre la soberanía sobre Gibraltar, sin distinción de gobiernos. Es algo fácilmente comprobable.
Evitando un impensable enfrentamiento armado, se ha tratado reiteradamente de llamar la atención sobre el incumplimiento de las condiciones plasmadas en el Tratado de Utrecht por ser en ese tratado en el que basan los británicos su "derecho" y con el propósito de demostrar que ni siquiera ellos lo respetan. Pero lo que yo analizo es precisamente la ilegitimidad del tratado en sí, por encima de su artificiosa legalidad. Indudablemente, otras cesiones de territorios nacionales fueron igualmente ilegítimas, como la de Perpiñán, a la que Ud. se refiere, y la de Iparralde. Así lo consideran tambien, con toda razón y muy específicamente, nuestros colegas catalanes y vascos. La única diferencia estriba en que Perpiñán o Iparralde no son "colonias" francesas, sino departamentos de la República francesa de pleno derecho, integrados por ciudadanos y no por "colonos". Es una situación que requiere un análisis diferente.
Y si repasa Ud. nuestra Historia, comprobará que Olivenza, por su antiguo valor estratégico, fue objeto de diversos vaivenes fronterizos, pasando de manos leonesas a portuguesas hasta llegar a la situación actual. Lo extraño sería que hubiera terminado en manos británicas...

 

Ampliar comentario
#77
En respuesta a filaleteo

 Perdon, no me di cuenta que por esos lares anda erc, francia deberia de ser catalana.....

Ampliar comentario
#76

 Coño, por esa regla de tres cataluña deberia de ser francesa....

 

Ampliar comentario
#75
En respuesta a tubal

 y de paso, por si la uni europea se caga por motivos economicos u otros, españa deberia de renunciar al rollo ese de tratado de no proliferacion nuclear y armarse nuclearmente, sale mas barato hacer misiles nucleares continentales e intercontinentales que barcos submarinos y demas.

Y que narices, tenemos al lado a francia que cualquier dia si tienen un accidente de esos raros va a contaminar hasta mauritania por el sur, y mientras los britanicos no retiren esos submarinos obsoletos, tipo tireless que vienen a arreglar sus deficiencias nucleares a la roca....andalucia contaminada.....

un mal dia nos puede contaminar cualquiera, la diferencia estriba que mientras en otros paises viviveron mejor teniendo ese armamento y tecnologia, a nosotros nos jodieron por todos lados simplemente por querer ser guays y ecologetas.

 

Ampliar comentario
#74
En respuesta a david dr

 

¿¿¿Superpotencia ???

Pero hombre de .Dios, si están muertos de hambre.

¿Es que no ha estado por allí?. 

Pero si compran la fruta por piezas y comen caldo de col con papas cogidas.

Ampliar comentario
#73

Los tratados internacionales, como todos los acuerdos y pactos en general, son revisables y adaptables a la realidad socio-política en momentos históricos sucesivos. La Historia está llena de ejemplos. Véanse los tratados de Versalles de 1918/19...

Un tratado como el de Utrecht, del siglo XVIII, hace mucho tiempo que es impresentable. Según él, el "rey católico" (Felipe V de Bourbon) "cedió para siempre", en su propio nombre y en el de "sus herederos", un trocito de Andalucía y la isla de Menorca entera a fin de asegurarse el trono de España (para sí y para esos mismos herederos).

En el siglo XXI  todas las instancias internacionales reconocen que los territorios estatales no son fincas pertenecientes a ningún patrimonio personal y, por ello, el origen de la soberanía británica sobre Gibraltar (una acción bélica rocambolesca, seguida de un acto de disposición señorial) es impugnable como ilegítimo. Por otra parte, los 30.000 habitantes de la "colonia" no son colonos en el sentido clásico del concepto, puesto que la Roca carece de recursos naturales para ser considerada territorio "autónomo": sin quebrantar el dichoso tratado vandálico de Utrecht no podrían subsistir.

Todo esto es evidente y tambien lo es que el tema debería hoy ser llevado por nuestro Gobierno ante la Unión Europea, puesto que el diálogo con los británicos, recomendado por la ONU en su momento, no lleva a ninguna parte. En espera de ello, es esencial que se vaya dando jaque a cada una de las derivas que se le han ocurrido siempre al llamado "gobierno" de la colonia: contrabando, evasiones fiscales de todo tipo, usurpación de aguas territoriales españolas, etc.

 

Y me pregunto tambien por qué no condicionar la adquisición de propiedades inmuebles en España por parte de personas o entidades domiciliadas en Gibraltar sometiéndola a una cláusula de temporalidad, por ejemplo. No sería nada nuevo en Derecho. Los gibraltareños no podrían adquirir inmuebles en España sino como concesión temporal, como se hace con las autopistas y como hicieron los canadienses de British Columbia para evitar que los compradores norteamericanos se hicieran con el control territorial de aquella provincia (a riesgo de convertirla en otra Texas). Suponiendo que el Sr. Margallo se lo tomase en serio de verdad, habría muchas medidas adoptables, al menos tan "justas" como las que les parecen bien a los británicos.

 

Ampliar comentario
#72

Impecable el ministro Margallo en la Comisión de Exteriores del Congreso, todo lo contrario del chulo tabernario Picardo, que con el primo british de Zumosol detrás, amenaza con seguir rellenando aguas jurisdiccionales españolas. Hay que retirarles líneas telefónicas, hay que impedirles el contrabando de tabaco y otros, hay que nombrar ministro principal de la Roca a uno de los monos, que lo hará mejor que Picardías, y hay que recuperar los terrenos prestados de su aeropuerto. Ya está bien de que se chuleen los llanitos de nosotros.

Ampliar comentario
#71

.

Lo que hay que hacer es irles preparando con un "ensayo de golpe eléctrico" a los llanitos. A ver si se van dando cuenta de su situación real.

.

 

Ampliar comentario
#70

Buena idea PROFE. Me voy a poner en contacto con uno que regenta una frutería y tiene cara de agente secreto. 

Sinceramente, no sé como distinguir a un agente secreto chino de otro que sólo sea portero en la Gran Muralla. Se parecen tanto.

Ampliar comentario
#69
En respuesta a zerena

 

Hablaré con el dueño de la tienda de chinos de enfrente de casa, para ir preparando estrategias, aunque aplicando el Diez del Tratado de Utrech, no habría que ir a los chinos.

Ampliar comentario
#68

Profe 101

 

Le explico, sobre lo primero que ya sabrá que muchos de los que se ponen la bandera rojigualda luego resulta que tienen empresas domiciliadas en el peñon.

 

En cuanto a lo que aprovechan las pelas de Gibraltar en Cadiz o Malaga, no es que dependan de ellas, ni mucho menos, pero con la que está cayendo cualquier pelilla viene bien, que no está el personal para perder ni una.

 

Bueno, salvo políticos, familiares, amigos y conocidos que esos siguen sin problemas.

Ampliar comentario
#67

Y cada día me pregunto quien se ocupa de elegir "los comentarios destacados". Si es por sorteo, a mí ya me han tocado varios, pero sigo esperando la transferencia con el importe correspondiente al premio.

Ampliar comentario
#66
En respuesta a el profesor lentejas

Querido PROFE, como los british no quieren dialogar, mejor nos ponemos en contacto con China, para que ellos les pidan al premier de su graciosa majestad que por favor abandonen El Peñón tal como hicieron con Hong Kong. Sin discusiones tontas.

Ampliar comentario
#65

¿una solución? les enviamos varios miles de "corrup-andaluces rojos" para que paseen a los monos. Seguro que estarían dispuestos a hacerlo gratis. El marisco desde Marruecos.

Cuando hayan entrado al Peñón, cerramos la verja, y aquí menos paro y menos PER. Si no es una solución, sería un alivio para Andalucía.

Ampliar comentario
#64

¡HAY QUE PUBLICAR LOS COMENTARIOS CON MÁS RAPIDEZ, COÑO, DIGO LEÑE!

Ampliar comentario