El diario británico Financial Times abre su portada con la fotografía del encuentro de Mariano Rajoy con el Rey Juan Carlos en Marivent y dedica uno de sus editoriales al conflicto de Gibraltar, un enfrentamiento que califica de posible cortina de humo.

En el artículo, el periódico plantea la sospecha de que el presidente español esté favoreciendo “la pantomima política” en torno al Peñón “para hacer desaparecer de las portadas de los periódicos el escándalo de la financiación de su partido, que amenaza su superviviencia”.

Tal y como señala el diario en el editorial, la dialéctica política defendiendo la seguridad de los ciudadanos y las demostraciones de fuerza, como enviar a los barcos de la Armada británica, esconde detrás un conflicto antiguo sobre los derechos de pesca y las fronteras marítimas.

El Financial Times considera que es improbable que el conflicto llegue a más y afirma que “las tasas fronterizas pueden ser ilegales según la normativa de la Unión Europea, pero si se impone, las represalias tendrán lugar en Burselas, no en el mar”.

“Las disputas en el Peñón tienen la capacidad de poner en peligro no solo las relaciones diplomáticas con España, sino también con otros países de Latinoamérica”, destaca el diario. Los derechos de Gibraltar conllevan también responsabilidades, afirma.

Rajoy resta importancia a los ejercicios de los buques

El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, desvinculó el viernes las maniobras que realizarán este mes buques de la Armada británica en Gilbraltar con este litigio y ha explicado que estos ejercicios se vienen haciendo desde hace años y que estaban anunciados a España desde el 4 de junio, antes de que comenzara este nuevo conflicto con el Peñón.

El jefe del Ejecutivo ha calificado de "atentado al medio ambiente" el lanzamiento por parte de Gibraltar de manera unilateral de 70 bloques de hormigón a la bahía de Algeciras, lo que además impide faenar con normalidad a los pescadores españoles. Y lamentó la ruptura por parte del Peñón en marzo de 2012 del acuerdo de pesca firmado en 1999 y, en este sentido, ha explicado que estas decisiones dificultan "mucho" las relaciones.