CERCA DE CINCUENTA MAGISTRADOS SE REÚNEN PARA MOSTRAR SU DESCONTENTO

El Tribunal Supremo tilda de "perturbadora" la reforma de Gallardón del Poder Judicial

Cerca de cincuenta magistrados del Tribunal Supremo, tanto conservadores como progresistas e incluidos los presidentes de salas, llevaron a cabo en la tarde del miércoles un

Foto: El Tribunal Supremo tilda de perturbadora la reforma de Gallardón del Poder Judicial
El Tribunal Supremo tilda de "perturbadora" la reforma de Gallardón del Poder Judicial

Cerca de cincuenta magistrados del Tribunal Supremo, tanto conservadores como progresistas e incluidos los presidentes de salas, llevaron a cabo en la tarde del miércoles un hecho sin precedentes: reunirse durante cuatro horas para consensuar un comunicado público donde se exteriorizan sus dudas en torno a la reforma del Poder Judicial planteada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. Este encuentro fue convocado ante el malestar de los miembros del alto tribunal que observan como desde el Gobierno se busca controlar políticamente el órgano.

De ahí que hayan querido anunciar públicamente que algunos puntos concretos de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial son, a su juicio, “innecesarios” y “perturbadores”. La iniciativa salió de trece de los magistrados, quienes han calificado la reunión de "exitosa", con una participación mucho mayor de la esperada. Esta convocatoria se fraguó el pasado viernes durante un almuerzo y en los días posteriores algunos de sus compañeros intentaron evitar que se produjera.

El propio Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) cuando tuvo conocimiento de esta reunión la vio con malos ojos, causando un profundo malestar. Fuentes próximas al órgano de los jueces aseguran que incluso uno de los vocales ha requerido el nombre de los magistrados convocantes al considerar que se trata de un acto no amparado por la ley. Según fuentes conocedoras, en la reunión se ha respirado buen ambiente, no ha habido tensiones y se ha decidido emitir un comunicado público únicamente con los aspectos en los que había un amplio consenso.

La mayoría de los asistentes (todos menos uno) consideran que la figura del vicepresidente del Tribunal Supremo que pretende crear el ministro es “innecesaria y puede resultar perturbadora para el correcto cumplimiento de las funciones que corresponden” al tribunal. En caso de absoluta necesidad, señalan, la suplencia del presidente está ya resuelta por la atribución de sus funciones al presidente de Sala más antiguo. Según fuentes del órgano, esta figura, que sería elegida por el propio presidente, no tiene otra intención que introducir un miembro político dentro el tribunal.

También se oponen, en este caso por unanimidad, a que se apruebe el fuero especial para el control jurisdiccional de los acuerdos del CGPJ, lo que a su juicio resulta “innecesario e introduce una especialidad injustificada en relación el sistema establecido para el de los demás órganos constitucionales del Estado”

Ataque a la independencia judicial 

Durante el encuentro, se planteó decir públicamente que la reforma de la ley ataca la independencia judicial. Los jueces se refieren concretamente a la reducción del número de vocales del CGPJ, algo que suscita inquietud entre los magistrados del Supremo. Sin embargo, decidieron no incorporarlo en la nota hecha pública al no haber un amplio consenso.

Desde el punto de vista de gran parte de los miembros del Supremo presentes en el acto, la reducción del CGPJ afecta a la protección de la independencia judicial. Aunque la independencia es de cada juez, algunos sostienen que si se ataca, el órgano de los jueces tiene que defenderla como contrapunto al Ejecutivo. Si se reduce el CGPJ, órgano garante de la protección de la independencia judicial, se verá afectada esa protección.

Algunos de los presentes han optado por no votar esta iniciativa al considerar que no les corresponde a ellos una crítica a la función legítima del Legislativo, mientras que el resto entienden que sí pueden mostrar una crítica cuando la protección de la independencia es atacada. A la vista del éxito de la reunión, algunos de los convocantes no descartan que sea el comienzo de una serie de encuentros que esperan que con el tiempo sean vistos con naturalidad. 

Inactividad de Moliner

Fuentes próximas a los convocantes explican que a la luz de la inactividad del actual presidente, Gonzalo Moliner, quien a su juicio no está defendiendo que suficiente fuerza sus intereses, decidieron convocar esta reunión y decir públicamente su opinión. En la actualidad, la reforma de la ley del Poder Judicial se encuentra en fase de debate en el Senado.

Ante la presión de la carrera judicial, Ruiz Gallardón modificó su intención inicial de que el vicepresidente del Supremo fuera un vocal del CGPJ, algo alarmante, según los convocantes. Sin embargo, optó por mantener la nueva figura del vicepresidente, hasta ahora inexistente.

En la reforma inicial, el vicepresidente del CGPJ iba a ser elegido automáticamente vicepresidente del Supremo. También iba a presidir las salas de conflictos de jurisdicción y de competencias, y por delegación del presidente podría presidir la Sala del artículo 61, encargada de la ilegalización de partidos políticos-, tener funciones inspectoras en el alto tribunal y asumir la dirección del Gabinete Técnico. Esta figura fue calificada por los miembros del tribunal como un intento de instalar un “comisario político”.

La posterior modificación consiste en que el vicepresidente deberá ser un magistrado del Tribunal Supremo, tendrá que estar en servicio activo y reunir los requisitos para ser presidente de Sala del tribunal, aunque no lo sea.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios