La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

ESTRELLA CAMPS ADMINISTRÓ VARIAS SOCIEDADES DE LA INMOBILIARIA ASTROC

La hermana de Camps fue la 'conseguidora' de los pelotazos de Bañuelos en Valencia

En todo pelotazo urbanístico que se precie suele haber un conseguidor. Y Enrique Bañuelos, auténtico animador de la orgía inmobiliaria previa a la crisis económica y
Foto: La hermana de Camps fue la 'conseguidora' de los pelotazos de Bañuelos en Valencia
La hermana de Camps fue la 'conseguidora' de los pelotazos de Bañuelos en Valencia
En todo pelotazo urbanístico que se precie suele haber un conseguidor. Y Enrique Bañuelos, auténtico animador de la orgía inmobiliaria previa a la crisis económica y paradigma del enriquecimiento casi obsceno de los señores del ladrillo, acertó de pleno al elegir a Estrella Camps, la hermanísima, como llave para abrirle todas las puertas del Gobierno valenciano, según han relatado a El Confidencial fuentes cercanas al polémico promotor.  

La hermana del ex presidente de la Generalitat Francisco Camps trabajó durante una década a las órdenes de Bañuelos en el Grupo Astroc, y gracias, en buena medida, a sus inmejorables contactos en la Administración autonómica, el emporio inmobiliario levantado por el joven empresario saguntino logró en tiempo récord la recalificación de millones de metros cuadrados de inservible suelo rústico en muy rentables terrenos urbanizables.

Bañuelos, un encantador de serpientes especialista en comprar favores, fichó a Estrella Camps poco después de la creación de Astroc, en 1996. Faltaban aún siete años para que su hermano Paco se convirtiera en presidente de la Generalitat, pero ya por entonces el joven Camps -36 años- había sido teniente de alcalde con Rita Barberá, acababa de ser elegido diputado en el Congreso y estaba a punto de ser nombrado consejero de Educación en el Ejecutivo de Eduardo Zaplana.

'Colocar' a la hermana

Con esos credenciales de político emergente y valor en alza en un PP recién aterrizado en La Moncloa, Bañuelos accedió de mil amores a colocar a Estrella con un jugoso salario en Astroc, como le había pedido Camps, pese a que aquélla no tenía experiencia en el sector inmobiliario. Casi de la noche a la mañana, la hermanísima se convirtió en administradora de cinco sociedades del grupo: Inmuebles Nareva, Gross y Prim, SUP 2 Sagunto, Capital Madrid e Inmuebles Puerta del Mar.

Bañuelos, que en pocos años pasó de modesto vendedor de miel a millonario de la lista Forbes, no era un promotor inmobiliario al uso. Tampoco lo fue Astroc, que basó su modelo de negocio en la recalificación masiva de suelo. Para hacerse rico bastaba con comprar suelo rústico a precio de saldo, negociar con ayuntamientos y Generalitat su recalificación en urbanizable y, por último, venderlo al mejor postor. Sencillo, pero hacía falta una conseguidora. Y Bañuelos la tenía en nómina.

Al calor de la Ley Reguladora de la Actividad Urbanística, que el PP empezó a aplicar con fruición en 1995 tras desalojar al PSOE de la Generalitat, Bañuelos puso los cimientos de su meteórico enriquecimiento. La nueva legislación -hoy ya derogada- creó la figura del agente urbanizador o promotor sin tierra, que permitía a cualquier empresario ambicioso el desarrollo de proyectos urbanísticos aunque no fuera el propietario del suelo, siempre y cuando obtuviera los permisos pertinentes de los ayuntamientos y la Consejería de Territorio.

Y ahí es donde la hermana de Camps entraba en juego. "Estrella se movía a sus anchas por ayuntamientos y consellerias. Ejercía de hermana de, y desempeñó un papel clave en la transformación de los suelos rústicos que compraba Astroc en terrenos urbanizables", sostienen las fuentes consultadas. "Le bastaba con persuadir a los alcaldes y a la Generalitat para que iniciaran los procedimientos que dieran vía libre a esos desarrollos urbanísticos. Y siendo quien era, nadie se negaba".

La gallina de los huevos de oro

El empujón definitivo llegó en 2003 con el desembarco de Camps en la Generalitat y, sobre todo, con el nombramiento como conseller de Territorio y Vivienda de Rafael Blasco, hoy imputado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana a raíz del presunto desvío de fondos públicos destinados al Tercer Mundo. El binomio Estrella Camps-Rafael Blasco fue la gallina de los huevos de oro para Astroc, que llegó a acumular más de 17 millones de metros cuadrados de suelo gracias a las gestiones de la hermanísima y a las facilidades del conseller para agilizar los trámites.

Para entonces Bañuelos acumulaba una fortuna personal que rondaba los 7.000 millones de dólares. Y antes de morir de éxito con la salida a Bolsa en 2006 de su criatura -que finalmente le acabó devorando-, el promotor, convertido ya en un fenómeno mediático y social, siguió comprando -y pagando- favores. A Consuelo Císcar, la esposa de Blasco, le puso un palacete en Madrid como sede del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), que ella dirigía; y a Concepción Castillejo, hija de Concepción Gómez Ocaña, íntima amiga de Camps y mano derecha de éste durante su etapa de conseller de Educación, la nombró directora general de Astroc.

Pero el trienio dorado 2003-2006 acabó abruptamente para Astroc cuando Camps, acuciado por la presión popular, las denuncias de la oposición y las críticas de la Comisión Europea contra el urbanismo salvaje, cambió la ley y frenó la recalificación masiva de suelo. Desprovisto de ese colchón legal, la burbuja inmobiliaria le estalló prematuramente a Bañuelos en 2007, cuando las acciones de su compañía se desplomaron en Bolsa. En julio de aquel año renunció a la presidencia de Astroc. Y su Estrella, provisionalmente, se apagó.        
#14
Magnífico artículo de José Luis Lobo y una buena descripción de como se han hecho los negocios del ladrillo en este país, siempre la connivencia de los políticos, generalmente del ámbito local ó autonómico, y los emprendedores, vía &034;conseguidores&034; adecuadamente situados.

Ejemplo de la perversión del libre mercado en el que un sujeto, llamémoslo emprendedor, consigue sustanciosas plusvalías sin ningún perfeccionamiento en el ciclo, compra recalificación y venta del suelo. Y sin ningún límite, por lo que se dice este hombre llegó a acumular 1700 Ha de suelo urbanizable ¡¡¡. Y al tal Blasco parece que no le bastó, después siguió robando la ayuda al tercer mundo. Increíble ¡¡.

Camps te esperamos de nuevo en la política¡¡¡.
Ampliar comentario
#13
Se echa en falta la foto de la conseguidora.
Ampliar comentario
#12
A mi me parece que esto es más bien al revés, y la sucesión temporal de los hechos así lo demuestra. Primero Bañuelos se fija en Camps, que no lo olvidemos, no tiene tirón ni carisma, ni preparación, ni nada. Después, a través de la hermana empieza a &034;financiar&034; la carrera política de Camps y por último, de manera inexplicable, este señor llega a Presidente de la Comunidad Valenciana. Yo creo que todavía no entendéis como funcionan los partidos, así que imagino que no entenderéis como llega tan arriba gente tan incompetente
Ampliar comentario
#11
Es increíble que no esté todavía en la cárcel. como Matas, que está condenado a 6 años y todavía no la ha pisado.

¡¡Rajoy inútil!!!!

Vota Corrupción. Vota PPSOE
Ampliar comentario
#10
Como Camps vualva a la política, me exilio en Cuba.

Como Willy Toledo.
Ampliar comentario
#9
8 No te preocupes, aquí no se mueve nadie. Como tu bien dices, lo tenemos tan interiorizado que nada nos sorprende.

Somos, lamentablemente, un pueblo de borregos que nos habíamos creido que eramos libres.

Nada mas lejos de la realidad. Mientras tanto, estos desalmados, haciendo de las suyas.
Ampliar comentario
#8
más me convenzo de su inocencia .........
Ampliar comentario
#7
más me convenzo de su inocencia .........
Ampliar comentario
#6
Se ve que a alguien cercano no le gustaba la pretensión del sr Camps de ser redimindo políticamente, una vez probada su &034;inocencia&034; en el caso de los trajes, y ahora sale esto, porque supongo que no me dirán los del Confi que es resultado de un equipo de investigación. Los periodistas hoy en día esperan a que las puñaladas internas de los partidos les vayan haciendo llegar &034;material&034;.

Después de oir las conversaciones grabadas con el &034;amiguito&034; no se como un tio de estos se puede permitir aparecer en público, y no ser linchado, será que nos lo merecemos, y como dicen los del NYT, lo tenemos tan interiorizado que nada nos hace reaccionar.

Habra que pensar que estos sinverguenzas, no solo han robado lo de todos, sino que nos han robado el futuro.
Ampliar comentario
#5
Y cuándo declaró que él solo tenía 905¬ en su cuenta????. Pobrecito...!!!!. Cuánto tiempo llevan engañándonos... cuánto más lo van a hacer... Pues SIEMPRE!!!!. Somos del todo idiotas y lo que es peor, SIN REMEDIO. Siempre ha sido así, antes les exigían la cosecha, les sacaban de sus tierras, ahora nos estrujan a impuestos, a multas, colocan a sus hermanas, amigos, esposas aquí y fuera del país con el dinero de todos viajan, viven como políticos y los demás a comerse los mocos que para eso están ellos ahí subidos en la fortuna de la política. Además ninguno de ellos se puede bajar, ninguno sabe hacer nada, ninguno ha creado jamás riqueza de ningún tipo. Son casi todos chupopteros. Camps jamás se morirá de hambre y acabaremos viéndole en Bruselas, eso sí, que nos sigan pidiendo &034;paciencia&034;!!!.
Ampliar comentario
#4
es muy interesante visitar la exposición &034;Ruinas Modernas&034;, actualmente en la fundación ICO, calle Zorrilla de Madrid, justo detrás del Congreso.
Se trata de una recopilación inaudita de 36 urbanizaciones en ruina total [se eligieron entre más de 100]. Es alucinante ver los efectos que la mierda política ha causado en el paisaje de nuestro país.
Gracias a esa exposición me encontré con que el Parlamento Europeo aprobó en 2009[con el voto en contra de los representantes españoles del P$o¬ PP] el siguiente informe sin despercio:

&034;sobre el impacto de la urbanización extensiva en España en los derechos individuales de los ciudadanos europeos, el medio ambiente y la aplicación del Derecho comunitario&034;
http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+REPORT+A6-2009-0082+0+DOC+XML+V0//ES

Informe del 2009 del que los periodistas españoles no se han hecho eco.
Sólo añadir que gente como el &034;inocente&034; Camps es la que ha hecho posible el daño y ruina que ahora vivimos.
No hay justicia, ni cárcel, ni nada, sólo ruina y pobreza. Debe ser que nos lo merecemos.

Ampliar comentario
#3
Y qué mas da ??? SI al final harán otro pseudojuicio, si es que algún día lo hacen, y volverá a salir sonriente y chulo , a pesar de ganar por 5 votos a 4..... Y el metro, y las Ciencias y las Artes, y....Menos mal que todavía nos quedan las paellas, que además de decentes son exquisitas. Saludos cordiales
Ampliar comentario
#2
Buenos días a todos: ya no sirve de nada salvo el conocimiento de los ciudadanos.Todos están perfectamente &034;colocados&034; y nadie los va a tocar.
Pero, aún no hemos &034;tocado fondo&034; en inmoralidad pública en la Comunidad Valenciana,aún nadie se siente culpable ni asume de errores entre los gobernantes ni de allí ni de otros lugares donde gobiernan los &034;otros&034; .-
No tienen sentido de la vergüenza o les &034;resbala&034;.
Lamentablemente los del &034;medio&034; vemos como toda la podredumbre sale o &034;aflora&034; pero nadie se mueve.-
Para el Sr del primer comentario: GRACIAS porque a veces es necesario que la gente sepa que separa dos situaciones en el ámbito urbanístico de las cosas.
Alejandro Pillado
Marbella 2013
Ampliar comentario
#1
Este personaje tenía que estar en la cárcel por los trajes, por la deuda de esa comunidad y por su aspecto. Es una demostración empírica de como funcionan los partidos en España. Este pájaro cuya gestión ha sido el paradigma del derroche y de la corrupción, se postula para seguir en la política buscando escaño en Bruselas... Y en el PP están viendo donde le dan acomodo. Es una vergüenza!
Ampliar comentario