La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Y OTROS PARA EXIGIR DERECHOS DE AUTOR

La anterior cúpula de la SGAE encargó informes a Método 3 para defender a Ramoncín

La anterior cúpula de la Sociedad General de Autores Españoles (SGAE) era una clienta asidua de la agencia de detectives Método 3. Esta agencia realizó muchos
Foto: La anterior cúpula de la SGAE encargó informes a Método 3 para defender a Ramoncín
La anterior cúpula de la SGAE encargó informes a Método 3 para defender a Ramoncín

La anterior cúpula de la Sociedad General de Autores Españoles (SGAE) era una clienta asidua de la agencia de detectives Método 3. Esta agencia realizó muchos de los informes en que luego se apoyaba la institución para exigir derechos de autor. Pero algunos de los informes realizados eran tan a medida que incluso los peritos judiciales los desmontaban. Así consta, por ejemplo, en uno de los informes realizados por el perito Rubén Díez, el 4 de enero del 2011, que afirma que los datos proporcionados por Método 3 son falsos.

Un auto de un juzgado de León fechado el pasado 6 de noviembre exoneraba, así, a tres jóvenes que habían sido denunciados por la SGAE por haber creado páginas web a través de las que se accedía a enlaces para poder realizar descargas gratis. Es el conocido caso Cuádruple (así se llamaba la empresa). Según la agencia de detectives, a través de su portal podían descargarse obras sujetas a derechos de autor, pero los peritos informáticos desmontaron sus argumentos. Y es que los informes elaborados por los detectives confundían, en muchas ocasiones, términos o conceptos.

No fue el único trabajo realizado para la devoradora SGAE. Las investigaciones realizadas por Método 3 para esta institución fueron muchas a lo largo de la última década. Algunos de los dosieres están en poder de El Confidencial. Según fuentes solventes consultadas por este diario, el propietario de la agencia de detectives, Francisco Horacio Marco, (detenido el pasado lunes y dejado en libertad ayer con cargos por, presuntamente, haber ordenado la grabación subrepticia de una comida entre la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y María Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola), era amigo de Pedro Farré, mano derecha de Teddy Bautista y jefe de gabinete de este, por lo que le encargaban informes frecuentemente.

Uno de los casos más sonados en los que trabajó Método 3 fue en la campaña de la SGAE para defender a José Ramón Julio Márquez, más conocido como Ramoncín, de los ataques que recibía en Internet. La agencia fue contratada para desmontar el portal alasbarricadas.org, que mantenía una particular batalla con el cantante. “Encontramos un mensaje en el cual se le descalifica y se le insulta llamándole pedante, creído, vendido, tocapelotas/ovarios, farandulero, feo pasado por los quirófanos, mal cantante, mal artista, mal presentador de programas de televisión, chupacámaras”, dice el texto de este informe.

Y advierte que “aparecen hasta 27 mensajes más en los que se le sigue insultando y descalificando llamándole hipócrita, payaso, escoria, caradura y napia postiza, entre otras cosas”. Los detectives identificaron al creador de la página web, quien finalmente fue condenado a retirar los insultos, a publicar la sentencia y a indemnizar a Ramoncín con 6.000 euros, a pesar de que el mismo fiscal solicitaba la desestimación de la demanda. En marzo del 2011, el Supremo confirmó la anterior sentencia.

Confusiones de libro

En esa misma fecha, otro tribunal sentenciaba sobre otro litigio de la SGAE: la web elrincondejesus.com. A finales del 2007, Método 3 también había realizado un informe sobre esta página ”sospechosa de proveer enlaces musicales”. Decía el informe de la agencia que la página contenía “729 links de descarga ilegal” de música y proveía “de forma ilícita 3.657 links de material registrado”. En el texto, identifican al creador de la página, el número de IP y otras webs que también están alojadas en el mismo sitio, así como datos del restaurante Cal Jesús, propiedad del administrador de la web. Por esta identificación, Método 3 cobró 1.546,28 euros. Lo cierto, sin embargo, es que los técnicos de la agencia confundían los cliks con las descargas. Además, lo que hacía el administrador era aprobar enlaces a otras páginas desde donde se descargaba, por lo que no publicaba contenidos, sino vínculos

Un contrainforme realizado a mediados de 2009 por el perito informático e ingeniero superior de Telecomunicaciones Carlos García Cuartango desmentía más tarde algunas de las aseveraciones de Método 3. ”El sitio web no almacena contenidos audiovisuales. Siempre dispone de enlaces a contenidos almacenados exteriormente al propio servidor”. Tras detalladas explicaciones técnicas y conceptuales, el contrainforme resume que el sitio web investigado “no es el alojador de los contenidos musicales, sino tan sólo el alojador de enlaces a la red P2P y al programa eMule, cuyos usuarios particulares son los que ofrecen las descargas. Si se procediera al cierre del sitio web, tan sólo se estarían eliminando de Internet una serie de enlaces; en cuanto a los contenidos, estos seguirían estando disponibles, ya que están almacenados en los ordenadores que componen la red P2P”.

Dos años más tarde de su primer informe, es decir, a finales del 2009, Método 3 hacía una ampliación del texto inicial y obviaba las indicaciones del perito informático. Detallaba en este nuevo texto que, desde julio de 2005 a diciembre del 2009, se descargaron a través de esta página más de 1,6 millones de álbumes musicales, 3.101 obras ”descargadas directamente” y 610.250 visitas a álbumes a través de eMule. Método 3 acusa al webmaster, Jesús Guerra, de favorecer “el uso de las redes P2P facilitándose incluso su descarga. En especial, favorece el uso del eMule dando pequeñas pautas de uso y recomendando su uso, narrando las mejoras diarias de este programa”. Y subraya que es el administrador de este portal “el que en última instancia puede decidir si quiere o no que determinada descarga esté al fácil alcance de millones de usuarios dentro de su web”.

Sentencias contradictorias

Un juzgado mercantil desestimó la demanda en primera instancia, pero la Audiencia de Barcelona, a partir del informe de Método 3, condenó al webmaster a pagar 3.587,68 euros a la SGAE porque consideraba que desde elrincondejesus.com podían realizarse descargas directas de música. Curiosamente, la indemnización a la entidad de autores es sólo de 2.041,40 euros, mientras que los 1.546,28 restantes son para compensar “los gastos ocasionados para investigar la infracción”. Esta sentencia está todavía en ejecución.

Los mismos magistrados de la Audiencia dictaron una sentencia, en julio de 2011, de signo completamente opuesto en otro pleito que había abierto la SGAE contra la página índice-web.com, de contenido similar a la anterior. Método 3 también había realizado un informe y emitido una factura por 1.546,28 euros que la entidad reclamaba en su demanda, además de la indemnización que fijase el juez. En este caso, el juez de primera instancia también admitió un contrainforme a García Cuartango y su sentencia era muy clara: “Sin dejar de reconocer la valía de ambos informes, este juzgador debe dar mayor credibilidad al aportado por la demandada [es decir, el del perito informático] y ello no sólo por la titulación profesional de los firmantes de cada dictamen, sino también, y sobre todo, por la mayor coherencia de sus conclusiones y observaciones”.

#13
Otro chupoptero al que hemos pagado todos por varias vias..la musical via SGAES -que ya es un crimen- y la televisiva via cadenas privadas y públicas ,que subvencionamos todos, aunque el elemento en cuestion lo negase aduciendo que aportaba un trabajo [subterfugio bajo el que esconderia los enchufes ztapencos que siempre tuvo].Porque el fue siempre el elegido y no otro???..y eso como se llama?...Mamoncin??
Ampliar comentario
#12
10 la presunción de inocencia es un concepto legal, No social ni moral. Este fulano es un cara dura, amén de deslenguado. Merece un juicio justo en un tribunal pero la opinión se forma desde los valores compartidos por la mayoría. La misma a opinión que él ha querido forzar durante años con su particular prosapia demagógica, y su ignorancia pedante de iletrado con pretensiones.
Ampliar comentario
#11
Sigue la estela del moralista - músico - presentador - plataformero Ramoncin.
¿Qué pecado colectivo ha cometido esta sociedad nuestra para no poder librarse se este personaje inventado?
De la porquería de la SGAE se irá de rositas. Lo más seguro, porque estos pseudo probres han dispuesto de toda clase de recursos para talar sus peripecias y fechorías.
Pero que le ondulen.
Ampliar comentario
#10
Calladito que esta el Rey del Robo Frito, por haberse llevado170.000 eu/del ala sin trabajo que avale este cobro. Menos mal, porque si no estaria, como otros, pidiendo que Rajoy se vaya o gritando por la corrupcion[solo] del PP. O sea, moralina piji-progre, estilo Zapatero-D-Papelon.
Ampliar comentario
#9
11 Hay algo más que un rey: un dios.
Y ahí está desde hace siglos RA.

Poca cosa el poyo frito. Lo guay es los chorizos y embutidos hechos con la tripa del culo: nada como el MORCÓN.

Así es que allá se quejen, allá se duelan los seguidores o adoradores del reydelpoyofrito. Con su pan se lo coman.

Lo guay es un Dios de los chorizos; y mejor si es de los de la tripa del culo.

Lo guay en mi opinión es el &034;RAMORCÓN&034;

Hay que buscar auténticos líderes, ideólogos, duces, genios de las finanzas para salir de la crisis, grandes gestores de las empresas para que generan grandes beneficios.

&034;Los divinos de verdá de la buena&034;

Hay que buscar auténticos &034;cerebros del buen vivir&034;, nada de gestorcillos del estado de bienestar como un ZP, un Rajoy o un Rubalcaba; ni Mas ni Menos, ni Urkullus de chichinavo.
Ni Griñanes ni Valderas, ni Arenas ni Cospedales...

Modestamente, propongo:

¡¡Viva el RAMORCÓN!!

Ampliar comentario
#8

Ramoncín se ha creido que era el rey del caviar, cuando todos sabemos que a lo máximo que puede aspirar es a ser el rey del pollo frito.
Ampliar comentario
#7
Yo creo que la SGAE que les montó el PSOE a los artistillas, es el negocio que más miles de millones de ganancias ha dado, más que el ladrillo.
Trabajas toda la vida para una pension de 600 euros y ahí tienes al Tedi Bautista que cobra 6000 euros al mes ¿que canción cantaba esté? para que el PSOE le dé esa pensión.
Cuando perdió el PSOE empezarón a rabiar y no pararán hasta que no vuelva el PSOE para seguir mamando.
Si son tan solidarios que devuelván los millones que han recibido por no hacer nada, que han arruinado a España y a los españoles.
Yo de estós estomagos agradecidos no quiero ni leer las noticias.
Ampliar comentario
#6
Que coincidencia ¡¡¡.
Todos los truhanes demandantes de los mismos servicios y de las mismas &034;fuentes&034; [ porque llamar empresa a &034;eso&034; es un insulto a la lícita actividad mercantil ].
Y en medio de todos esos chanchullos siempre &034;Ramoncín&034;.
Y para completar el cuadro sub-realista, &034;Ramoncín&034; en los debates de TV &034;impartiendo doctrina&034;, se supone que de ética laica.



Ampliar comentario
#5
¡Pues vaya cartera de clientes tenían éstos de Método 3! ¿Hay alguien que no haya encargado un informe a esta agencia? A ver si voy a ser el único...
Ampliar comentario
#4
&034;Estos que al capital goma 2 con spray pintaban en la pared, sufren de exceso de colesterol si fluctúan los tipos de interés&034;
Firmado: Sabina.
De cuando no se había vuelto un vividor del cuento, como éste.
Ampliar comentario
#3
¡Cuánta susceptibilidad, Ramoncín! Tú que eres el rey de la moral y buenas costumbres, que nunca insultas a nadie, te atreves a llamar &034;insultos&034; a &034;verdades como puños&034;.
Ponte a trabajar de verdad, que no das un palo al agua, pero sí meter mucho la mano en la caja.
Además, quién no nos dice que tú mismo llevabas el micrófono oculto con lo que te gusta a ti chupar micro?
Ampliar comentario
#2
A la SGAE ya sólo le falta cobrarnos un canón por poner música en el coche o cantar en la ducha.

Estos artistas izquierdosos [Victor Manuel, Ana Belén, M.Rios, Sabina...] van de solidarios siempre que no sea con lo suyo. Y con la SGAE se han forrado a costa del pueblo que tanto les quiere.
Ampliar comentario
#1
Es sorprendente la cantidad de gente que se interesa por saber de los demas para propio beneficio. PSC, CiU PP Madrid, SGAE, Laporta y lo que se acabara por saber.

Entre Sitel y esto, da la impresion de que a todos les parece licito espiar. Y como en España, Cataluña en esto como en casi todo es igual de carpetovetonica, los politicos no pagan por corruptelas, espionajes, etc, pues adelante que no pasa nada.

Ampliar comentario