Sábado, 6 de julio de 2013

LOS JUECES DEL TC QUE VOTARON EN CONTRA

La sentencia del matrimonio gay permite “la unión entre un sobrino y un tío”

C.Guindal 16/11/2012   (06:00)
La sentencia del matrimonio gay permite “la unión entre un sobrino y un tío”
Fachada de la sede del Tribunal Constitucional (Efe).
42
Enviar
45
47
 
0
14
Imprimir

El Tribunal Constitucional ha aprobado el matrimonio homosexual no exento de críticas, las primeras de ellas por parte de cuatro de sus magistrados. Los tres votos particulares y uno concurrente –que firma la sentencia pero con la oposición a algunos de sus argumentos- sostienen que el texto es un ataque a la Constitución. Uno de los miembros del Pleno, Ramón Rodríguez Arribas, ha emitido un voto muy duro a una sentencia que califica de “enrevesada y poco eufónica”. Realiza tal “filigrana” para definir matrimonio, que en su falta de concreción podría llegar a entenderse que permite, por ejemplo, la unión entre “un sobrino y un tío”.

Los magistrados contrarios a la sentencia achacan a sus compañeros haber destruido una institución milenaria y haber dejado de lado el componente biológico del matrimonio “ínsito desde que apareció el ser humano en el planeta y que, como institución, precedió a la tribu”, explica Rodríguez Arribas en su voto.

La naturaleza del matrimonio, para este magistrado, es la perpetuación de la especie humana, aunque también se pueda procrear fuera de la institución, algo que no puede ocurrir en la unión de personas del mismo sexo.

Los votos particulares giran en torno a la imposibilidad de que una pareja homosexual pueda formar un matrimonio porque la Constitución recoge claramente que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer. Si el legislador quiere cambiar este término no puede hacerlo, según estos magistrados, a través de una ley, sino con la reforma de la Constitución.

“La unión entre personas del mismo sexo biológico no es una institución jurídicamente regulada, ni existe un derecho constitucional a su establecimiento; todo lo contrario al matrimonio entre hombre y mujer, que es un derecho constitucional que genera una pluralidad de derechos y deberes”, recoge Andrés Ollero en su texto.

Este magistrado critica al legislador, en este caso al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que aprobó la ley en 2005, de pretender dar un reconocimiento social a conductas “injustamente discriminadas” como es la homosexualidad a través de la figura del matrimonio. “El respeto a una determinada orientación sexual, que lleva a mantener unas relaciones ajenas al matrimonio, no obliga a reconocer la posibilidad de contraerlo”, replica Ollero. Y añade: “Más bien parece que lo que la ley ha pretendido es contribuir a un cambio de ‘imagen’ de las relaciones homosexuales, modificando para ello la milenaria estructura de la institución matrimonial”.

En su voto, califica de “desnaturalización” del matrimonio este nuevo concepto porque “priva de todo sentido” a la Carta Magna, rechazando de plano la “interpretación evolutiva” de la que habla la sentencia, “que vendría exigida por la Constitución a la hora de interpretarla, a riesgo, en caso contrario de convertirse en letra muerta”.

El ataque a quienes sacaron a la luz la ley es constante. Manuel Aragón, que firmó la sentencia pero ha emitido un voto concurrente, aclara que la Constitución “no es una hoja en blanco que pueda reescribir el legislador a su capricho” ni reescribirse, sin límites, por parte del propio Tribunal Constitucional. “La realidad social puede conducir a que se vuelvan obsoletas algunas previsiones constitucionales, o a que se manifieste la necesidad de cambio de las mismas, pero para ello está prevista la reforma constitucional”.

De ahí que rechacen la afirmación de la sentencia de que la Constitución es un “árbol vivo” que se acomoda “a las realidades de la vida moderna como medio para asegurar su propia relevancia y legitimidad”. Por eso, el Tribunal Constitucional afirma que no puede permanecer ajeno a la realidad social y hoy existen datos cuantitativos recogidos en estadísticas oficiales que confirman que en España existe una amplia aceptación social del matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Los votos particulares también se oponen a la adopción de menores por parte de las parejas homosexuales porque sostiene que, de esta manera, no se está defendiendo el interés del niño. Llegan a decir que no resulta indiferente que en lugar de tener un padre y una madre que sustituyan la pérdida o el abandono de los naturales, el pequeño se encuentre con dos padres o dos madres, “o haya que convertir a una mujer en padre o a un hombre en madre”. Este problema no se le puede dejar al juez, responsable de aprobar las adopciones, “porque es ponerle en una tesitura socialmente muy comprometida y a veces de difícil salida”.

42
45
47
 
0
14

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

42

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

42cursoweb 16/11/2012 | 20:10

#32 El principal derecho de un niño no es tener padre y madre, para nada. Si contamos de lo más a menos importante para un niño lo primero de todo es tener unas condiciones mínimas en alimentación, sanidad, ropa, etc... Lo siguiente es tener una familia que le quiera, le de amor y seguridad en sí mismo, y esto lo puede conseguir muchos tipos de familia. Lo siguiente sería tener una educación o una enseñanza. [fíjese que en mi opinión es más importante la familia que la educación, aunque admito discusiones]. Y todo lo demás es secundario, jamás debiera ser un impedimento para la adopción.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

41paisano 16/11/2012 | 15:28

Guanaboh #40

Gracias, es que este tema da mucho juego y como es algo menos trascendente que la crisis, el gobierno y demás pues se puede echar uno relajar que para un viernes está bien.

Aunque hoy la gente ha sido muy civilizada y ha expresado sus razonamientos educadamente. Otras veces alguno se tira para el monte. Alguna vez en una discursión de estas hasta me han llamado maricón.

Y eso que aunque no sea algo relevante para hablar de esto, aquí, entre usted y yo soy heterosexual radical. Más que nada porque como a mis años resultara que un día me diera cuenta de que me gustaban los hombres no vea el disgusto que me llevaría por la cantidad de horas, esfuerzo y dinero dedicado al noble arte de intentar seducir señoras, en la mayoría de los casos sin exito, que me podría haber ahorrado recurriendo a los amigotes con los que además comparto más gustos.

Y no entiendo como a un hombre puede gustarle otro hombre, es más tampoco entiendo como a las mujeres pueden gustarles los hombres.

Pero eso sí, respeto los gustos de todos mientras no me quieran imponer los míos.

Me largo del foro por hoy, hasta otra.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

40guanaboh 16/11/2012 | 14:34

#37 Oiga está "sembrao" me encantan sus razonamientos.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

39Chleuh 16/11/2012 | 14:23

Y en cuanto al fondo del asunto, yo estoy totalmente de acuerdo en que se puedan casar personas del mismo sexo, ya que no perjudica absolutamente a nadie ajeno a esa unión y beneficia a las parejas del mismo sexo que convivan juntas. No entiendo a los que critican esa posibilidad y les parece sensato que, como pasaba hace años, una pareja que había convivido durante décadas, al fallecer uno de ellos, el otro no podía heredar sus bienes como en el caso de parejas "tradicionales" casadas, y los bienes del finado pasaban a sus padres [siempre suponiendo que no tuviera hijos de una relación diferente].

Y lo que ya no me entra en la cabeza es que haya gente a favor de esas uniones, que se les permita asimilar sus derechos a los matrimonios "como Dios manda" pero, eso sí, que no se les llame matrimonios. ¿¡Pero qué más da!?


Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

38Chleuh 16/11/2012 | 14:23

Y en cuanto al fondo del asunto, yo estoy totalmente de acuerdo en que se puedan casar personas del mismo sexo, ya que no perjudica absolutamente a nadie ajeno a esa unión y beneficia a las parejas del mismo sexo que convivan juntas. No entiendo a los que critican esa posibilidad y les parece sensato que, como pasaba hace años, una pareja que había convivido durante décadas, al fallecer uno de ellos, el otro no podía heredar sus bienes como en el caso de parejas "tradicionales" casadas, y los bienes del finado pasaban a sus padres [siempre suponiendo que no tuviera hijos de una relación diferente].

Y lo que ya no me entra en la cabeza es que haya gente a favor de esas uniones, que se les permita asimilar sus derechos a los matrimonios "como Dios manda" pero, eso sí, que no se les llame matrimonios. ¿¡Pero qué más da!?


Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

37paisano 16/11/2012 | 14:16

Sandokan #30

Le doy ejemplos absurdos para intentar que vea que lo que dice es tan absurdo como los ejemplos que le he puesto.

Mire, yo personalmente pienso que lo méjor para un niño es tener un padre y una madre, y además tener hermanos de ambos sexos, y abuelos, primos y demás familia, amigos y un vecindario agradable. Además que tenga una situación económica desahogada, una buena casa con todas las comodidades, un buen colegio con todos los medios necesarios para su educación, unos servicios médicos eficientes y de atención cercana y rápida y muchas cosas más.

Pero el paraiso sólo existe para unos pocos.

Por cierto, un homosexual no se excluye de tener hijos por serlo, y no ya adoptados, sino biológicos a no ser que se ampute sus organos sexuales lo que no es lo habitual.

No sé si se lo han explicado alguna vez, la fecundación se produce cuando un espermatozoide fecunda un ovulo, la forma en que ambos llegan al contacto es indiferente. Sólo se necesita después un utero donde se desarrolle el bichito y a los nueve meses más o menos tenemos la personita.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

36Chleuh 16/11/2012 | 14:14

#34 Under, vaya demagogia la tuya. La ley sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, grosso modo, lo que hace es igualar los derechos de los matrimonios del mismo sexo a los de entre personas de distinto sexo, pero el matrimonio entre hermanos está prohibido por el Código Civil, sean hombres o mujeres o uno de cada.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

35Chleuh 16/11/2012 | 13:57

#3 Pepelu2, pero si yo no me meto para nada en que sea o no constitucional el matrimonio entre parejas del mismo sexo. De hecho, independientemente de si "lo era" o no hace un mes, ahora ya no cabe discusión: es constitucional porque así lo ha decidido el órgano judicial máximo que nos hemos dado para que dirima esas dudas. Lo que yo critico es que uno de los integrantes del tribunal, seguramente para hacerse notar e intentar llevar el "agua a su molino", nos salga con que la ley en discusión permite que puedan casarse un tío con un sobrino, cuando eso es algo que está previsto en otro ordenamiento superior [el Cód. Civil], y no en la ley de "matrimonios homosexuales". Y, por cierto, ese matrimonio alegal tío-sobrino puede autorizarse con causa fundada por un juez, pero lo que yo destacaba es que la nueva ley en sí no dirime si es legal o no el matrimonio tío-sobrino.


Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

34Underbaultaker 16/11/2012 | 13:35

Tio y sobrino no se, tia sobrino y tio sobrina era práctica habitual en otros tiempos. Lo que si se ha habilitado, creo yo, es el matrimonio entre hermanos del mismo sexo ¿por qué no?. Al ser imposible biológicamente la reproducción no veo el impedimiento para que hermanos del mismo sexo contraigan matrimonio.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

33pensador2 16/11/2012 | 13:17

Tío y sobrino, igual que se han venido casando "tíos y sobrinas" toda la vida.
¿Qué tiene de nuevo?

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes


Las más, patrocinado por Caja Mar
España
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios