La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

EL AYUNTAMIENTO RECONSTRUYE LA NOCHE DE HALLOWEEN

"Tres de la mañana. Madrid Arena. El aforo aparentemente no está cubierto..."

Cuatro chicas fallecieron la madrugada del pasado 31 de octubre y una resultó herida grave en el pabellón deportivo Madrid Arena a consecuencia de una avalancha
Foto: "Tres de la mañana. Madrid Arena. El aforo aparentemente no está cubierto..."
"Tres de la mañana. Madrid Arena. El aforo aparentemente no está cubierto..."

Cuatro chicas fallecieron la madrugada del pasado 31 de octubre y una resultó herida grave en el pabellón deportivo Madrid Arena a consecuencia de una avalancha humana. El ayuntamiento de Madrid entregó el miércoles un exhaustivo informe al juez con el fin de contribuir al esclarecimiento de los hechos, “sin pretender con ello llegar a conclusiones sobre las causas de los sucesos acaecidos ni establecer responsabilidades”. A continuación, El Confidencial les reconstruye cómo sucedieron los hechos según la versión del consistorio madrileño, dueño del recinto municipal protagonista del fatídico suceso.

La empresa organizadora, Diviertt, a cuyo frente está Miguel Ángel Flores, un conocido empresario del ocio nocturno madrileño, solicita el 31 de agosto la celebración del evento. El 25 de septiembre le comunica al organizador la reserva de espacios y fechas para distintos eventos, entre ellos el de la noche de Halloween, el Thriller Music Park. El 2 de octubre, el organizador informa del evento, horarios y horario del desmontaje. El evento es aprobado el 8 de octubre, si bien la firma del contrato queda pendiente de que la empresa “pague lo que adeuda por espectáculos anteriores”.

Previamente a la firma, el organizador facilita el contrato de seguro que firmó con Mapfre, como adelantó este diario, por un importe de 600.000 euros. Madridec cuenta con su propio seguro de responsabilidad civil. El contrato de la fiesta de Halloween se firma el 24 de octubre. En la víspera de la celebración, Flores comunica el pago del 50% del importe de los espacios y los servicios y el 100% de la póliza. El resto de las cantidades “se liquidarán con posterioridad a la celebración, una vez que se conozcan los datos exactos de asistencia”.

Cómo se organizó el evento

El 24 de octubre, el organizador comunica a Madridec los datos que han de notificarse a la Delegación de Gobierno. El número de asistentes al acto sería de 4.000 a 6.000 personas, y el equipo de controladores de acceso estaría a cargo de la empresa Kontrol 34, que desplegaría 75 efectivos. El mismo día, el organizador informa de que cuenta con un servicio médico propio compuesto por dos médicos, dos ATS y dos ambulancias con dos técnicos cada una. El día 26, Madridec comunica a la delegación del Gobierno dirigida por Cristina Cifuentes, al área de gobierno de Vicealcaldía y a la Policía Municipal el evento. “Como el organizador no indicó el número definitivo de asistentes, se comunicó que serían 7.000”.

El día 29 se envió el presupuesto de servicios por un importe total de 24.580 euros, que fue devuelto firmado el día 30. En paralelo se elaboró la documentación técnica, entre ella el plan de vigilancia específico que elaboró Seguriber, donde se detallaba la ubicación y las funciones de los 38 vigilantes de seguridad y de los dos coordinadores de la compañía que asumió las funciones de seguridad en el exterior del recinto.

La fiesta de Halloween

Madridec revisó el montaje sin que se detectase ninguna anomalía. Previamente a la apertura de puertas, se personaron en las instalaciones dos funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, que solicitaron información y procedieron a la revisión del montaje e instalaciones en compañía de personal de Madridec, Seguriber y Diviertt. Se revisaron los puntos de evacuación del edificio, los extintores, se recorrieron las áreas periféricas del recinto y se visitaron las instalaciones del servicio médico.

Nueve de la nohe: se inicia el dispositivo

A la vista de las características del evento, finalmente la Policía Municipal calificó el “riesgo de nivel alto” y destinaron doce efectivos desde las 21.00 y 18 desde las 23.00 horas del 31 de octubre. Un dispositivo que se amplió con 24 componentes más a partir de las 5.00 horas del día 1 de noviembre. El servicio se inició a las 21.00 con el establecimiento de un dispositivo en el entorno del Madrid Arena y en los viales de acceso para encauzar el tráfico y el flujo peatonal, y evitar aglomeraciones y situaciones de riesgo. También se vigiló para evitar la venta ambulante, el consumo de bebidas alcohólicas y otras sustancias prohibidas, además de la reventa de entradas. El relevo de efectivos se produjo a las 23.00. Alrededor de las 2.15 la jefa de dispositivo contactó con el responsable de seguridad de Madridec, quien le transmitió que todo discurría con normalidad y que el aforo no estaba completo.

Esa noche, “en ningún momento” se comunicó a la Policía Municipal la existencia de incidentes relacionados con el interior del recinto “ni por parte de la organización ni por parte de los asistentes al evento” hasta el momento posterior al trágico suceso.

11 de la noche: los vigilantes toman posiciones

Seguriber colocó a los vigilantes a las 23.00 horas, media hora antes de abrir las puertas. Los primeros incidentes se documentaron en torno a las 00.20 horas, cuando se procedía al desalojo de varios botellones en la zona de restaurantes. A las 02.10, el control de Seguriber observó una aglomeración de personas en las puertas de acceso, por lo que trasladó a la zona a dos empleados desde la zona de restaurantes para apoyar la requisa en este punto. “Para ello se requiere el apoyo de varias dotaciones de policía”. Cinco minutos después, Madridec detectó que dos puertas de acceso de la pista a los vomitorios habían sido precintadas con cintas de acotar y aislante por personal de seguridad. “Se ordena a dicho personal retirar tales precintos, dado que son vías de evacuación”.

Hasta las 3.00, la hora en la que el coordinador de seguridad de Madridec abandona las instalaciones, “no existe ningún aviso de alarma” por parte de Diviertt de aglomeración de público, “ni dentro ni fuera del recinto”, siendo los únicos avisos los habituales en este tipo de eventos, como el salto de vallas de individuos aislados para colarse en el recinto. En ese momento, personal de Madridec realiza una comprobación visual del aforo, “sin que este aparentemente estuviera cubierto”.

A las 03.50 horas aproximadamente se observa cómo en uno de los pasillos de la planta baja del edificio hay una chica “tendida en posición fetal con un joven junto a ella”, y se traslada al servicio médico del evento. Al salir, “y debido a la cantidad de público en las inmediaciones”, se rodea el anillo por el lado contrario, llegando a la altura del backstage, al lado contrario del control de cámaras, “oyendo los gritos de un joven pidiendo ayuda”. A su llegada se encuentran a otra joven inconsciente, que también es trasladada al servicio médico.

La Policía Municipal recibió una primera llamada solicitando una patrulla cerca de la entrada del recinto Madrid Arena porque una joven se encontraba “tendida en el suelo con graves problemas respiratorios” a las 4.00 horas. Mientras se le realizaba una maniobra cardio-respiratoria hasta que llegara el Samur, recibieron una segunda llamada, que describía a otra joven con los mismos problemas en el mismo recinto. “Posteriormente se comunica la existencia de otra joven con los mismos problemas”.

La jefa del dispositivo policial ordena a todos los componentes que entren dentro de las puertas de entrada. Se pregunta a un vigilante de seguridad, “que manifiesta que no tiene conocimiento de ningún incidente”, y a requerimiento del agente le acompaña al túnel donde se encuentra el botiquín, donde constata que se encuentran estacionadas siete ambulancias y un todoterreno, todos ellos de Samur. En el interior del botiquín, otro vigilante de seguridad informa al agente de que el Samur ya está atendiendo a tres personas y otra que se encontraba en otro lugar, sin precisar dónde. Antes de retirarse para informar al mando de lo ocurrido, observa en el interior del recinto que el concierto se desarrolla con total normalidad.

Sobre las 04.20, la empresa de seguridad Seguriber pudo comprobar que llegaron varias dotaciones de Samur, junto a la Policía Nacional y Policía Municipal. Tras comprobar la dimensión de la tragedia, se procedió a llamar al responsable de Seguridad de Madridec y se le puso en conocimiento de todo lo sucedido. Posteriormente, recibieron información por parte del servicio médico de la organización de que “debe haber algún fallecido”.

Según Madridec, hacia las 04.10 ya se tiene conocimiento de que “al parecer” hay dos personas fallecidas en la enfermería del Madrid Arena. Personal de la empresa pública se presenta en las instalaciones donde están las tres jóvenes asistidas por personal de Samur, sin saber a ciencia cierta si han fallecido o están inconscientes. Las versiones sobre los hechos parecen confusas, aunque el doctor Viñals informa, una vez personado Miguel Ángel Flores, que se ha producido una avalancha y que hay personas aplastadas, a las que se está intentando reanimar.

Alrededor de las 05.30 horas se reúnen en el punto de encuentro situado entre los pabellones Madrid Arena, Satélite y de Cristal representantes de las distintas áreas de Madridec, efectivos de las Policías municipal y nacional y el promotor del evento.

A las 6.00 horas se encienden las luces del pabellón y se apaga progresivamente la música, abandonando el público la instalación de forma ordenada. La mayoría de jóvenes ignora que atrás han quedado tres chicas muertas y dos más en estado crítico.  

#10
Pregunto a madidec ¿caben 10.000 en el Madrid Arena con las gradas replegadas?
¿tenian la titulacion de vigilantes jurados los que prestaron servicio ese dia o eran auxiliares?
¿los contrataron a precio hora del convenio colectivo del sector o pagaron por sus servicios mucho menos?
¿cumplieron las horas contratadas o fueron mandados los &034;vigilantes&034; a casa antes de finalizar la disco, con el fin de pagarles menos?
¿estaba la enfermeria con todos sus efectivo?
¿se forro madridec con los 10 ¬ que cobraron a los del botellon, o fue la pasta a manos privadas?
¿pastor como jefe de seguridad estaba presente, o hizo dejacion de funciones?
¿victor y cabe donde estaban?
Ampliar comentario
#9
Osea que se esta muriendo la gente y ellos ni se enteran!!!! VERGONZOSO
Ampliar comentario
#8
Está claro que estos políticos, como no saben hacer otra cosa nada más que a la mamadurria pues no se van de la poltrona ni con agua hirviendo. Se piensa la sra. Botella que con la tontería del señor calvo esta todo solucionado. Pues no señor, todavía hay gente con responsabilidad que no ha dado la cara, el sr. Villanueva. La sra. paz González, y la sra. botella en un alarde de soberbia. Usted señora con esta arrogancia insultante se está cavando su propia fosa política .
Ampliar comentario
#7
3 Evidentemente es un seguro de responsabilidad civil que tiene como limite 600.000 ¬ , osea la aseguradora paga hasta ese tope, si hubiese que indemnizar con 1 millon, la aseguradora paga 600.000 y el promotor 400.000 ¬ . Evidentemente esa no es la cifra que ha pagado nadie por asegurar la fiesta.
Ampliar comentario
#6
Ya empezamos con los enjuagues y manipulaciones. En última instancia se toca al juez y otros más que se irán de rositas.
Ampliar comentario
#5
¿600.000 ¬ el seguro?, no me extraña que superaran el aforo, si se quedan en los 7.000 que decían no les llega ni para pagar el seguro, me imagino que este dato está mal.
Ampliar comentario
#4
1, Muy optimista le veo a usted con lo de los jueces.

En todo caso, igual dice el informe del Ayuntamiento que había 200 personas en el Madrid Arena. Total, aquí todo sale gratis.
Ampliar comentario
#3
1 de diciembre, 3 de la mañana, Madrid Arena, los asistentes no se pueden ni mover, pero para el ayuntamiento de Madrid, aparentemente el aforo de 10.000 personas no ha sido cubierto. 14 de noviembre, 10 de la noche, Plaza de Cibeles, los asistentes no se pueden ni mover, pero para Cristina Cifuentes hay 35.000 personas. En ambos casos un Pepero que miente al contar. Por intereses económicos o políticos, pero mienten como cosacos. En el segundo caso no se puede sino protestar. En el primero los jueces les van a poner las pilas a estos mentirosos.
Ampliar comentario
#2
Este asunto ha apestado desde el primer día y si la Botella hubiera sido más lista y menos prepotente hubiera cortado la cabeza del Pedrito el primer día. Hay tantos motivos para ello que al no haberlo hecho los medios se han hartado de esgrimirlos [con toda la razón] y apuesto que le cuesta el puesto a ella pues ha dejado claro que está protegiendo a personas que a todas luces tienen responsabilidad y dejación de sus funciones, independientemente de lo que diga el juez o la justicia que ya sabemos lo lenta y apañada que está en este país democrático, jajaja. Habrá otro juicio mediático como con el 11 M y pondrán a otro juez calvo o con peluca que nos cuente otra milonga, como si fuéramos guilipollas hasta que al pueblo se le hinchen los cojones, claro. ¡Pero lo increíble es que aquí no salta nadie!, ¿Será que han castrado a todos los españoles y ya no quedan HOMBRES en nuestra piel de toro???. ¡Que espectáculo más bochornoso esta dando el PP, el que nos iba a salvar de los ladronzuelos de PSOE, jajaja.


Ampliar comentario
#1
Todos sabemos los riesgos que corremos y sin embargo hay quien los asume, tanto el convocante de un evento como los que acuden a él; ésto, no obstante, no suele ocurrir en los grandes estadios en los que la euforia de los ganadores y la rabia de los perdedores se controla, gracias a Dios hasta ahora bien. Tómese buena nota de las medidas que se toman tanto preventivas como de ejecución ante multitudes.En este caso y en cualquier otro, casi todo el mundo se salta a la torera las normas; se bebe demasiado, se toman sustancias ilegales y se fuma [qué horror para los intransigentes con el tabaco]. Por otra parte es un negocio donde lo importante es vender entradas a menores, a personas que &034;van mal&034; y además según parece, recuperarlas por los porteros para revenderlas.
Sería cuestión de hacer un análisis conductual de nuestros jóvenes seriamente afectados por la dinámica imperante de ponerse ciegos de lo que sea los fines de semana y demás fiestas; ahí está el problema; antes el emborracharse era consustancial a sentirse herido, tanto por causas sociales como sobrevendias, ahora parece que no se pueda hacer otra cosa el fin de semana. Esto es muy serio.
Ampliar comentario