LA DIRECCIÓN RECONOCE QUE FUNCIONAN CON EL 20% DEL PRESUPUESTO QUE MANEJABAN

El PSOE teme que el recorte en las subvenciones le obligue a hacer un nuevo ERE

“También dijeron que tampoco iban a subir el IVA y lo han hecho, así que no podemos decir nada”, explica la vicesecretaria general del PSOE, Elena

Foto: El PSOE teme que el recorte en las subvenciones le obligue a hacer un nuevo ERE
El PSOE teme que el recorte en las subvenciones le obligue a hacer un nuevo ERE
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    “También dijeron que tampoco iban a subir el IVA y lo han hecho, así que no podemos decir nada”, explica la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, resignada ante el nuevo recorte de un 20% aplicado a las subvenciones destinadas a partidos, sindicatos y organizaciones empresariales y que se suma al otro 20% ya aplicado en los presupuestos generales de este año 2012. Un tijeretazo doble que ha dejado seriamente tocada la estabilidad de algunas fuerzas políticas como el PSOE, que tras perder el Gobierno en las urnas se ha visto obligado a llevar a cabo un drástico ERE en su personal de Ferraz y de las sedes territoriales. Lo peor, sin embargo, es que este ajuste de plantilla podría no ser suficiente.

    Así lo reconocen fuentes de la dirección del Partido Socialista, que describen muy gráficamente la situación por la que atraviesa ahora mismo la formación. “Nos han aplicado un recorte del 40% en seis meses, a lo que hay que sumar el otro 40% en subvenciones que hemos perdido por los resultados electorales de noviembre. Lo cierto es que el PSOE va a funcionar solo con un 20% del presupuesto que tenía hasta ahora”, explican. “Al final me temo que con este ERE no va a ser suficiente e igual tenemos que hacer otro”, reconocen.

    El malestar, aunque musitado solo en voz baja, afecta no solo al PSOE sino al resto de las formaciones políticas con representación en el Congreso de los Diputados, incluido el Partido Popular, que han aceptado a regañadientes la nueva medida de austeridad decretada por el Gobierno. Los partidos son conscientes de que los ciudadanos no aceptarían que no se ajustasen el cinturón al igual que otros colectivos como los funcionarios ante la nueva oleada de medidas de ajuste, pero señalan que esta ha sido otra promesa incumplida del Ejecutivo y de la propia vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

    Y es que si el ministro Luis de Guindos ha ganado la batalla a Cristobal Montoro al imponer su política fiscal en las últimas reformas anunciadas por el Ejecutivo, en este punto que afecta a los partidos ha sido Montoro quien ha impuesto su criterio de recortar a todos por igual frente al que defendía la propia Sáenz de Santamaría, que se había comprometido muy recientemente con los principales partidos a no tocar más la partida de las subvenciones. Así lo reconocen fuentes del PSOE y de CIU consultadas por este diario que han visto confirmados sus peores augurios, los que expusieron, muy recientemente, en el Congreso en el debate sobre la nueva Ley de Financiación de Partidos Políticos.

    PSOE, CiU y otros partidos de la oposición pidieron al PP, a finales de junio, que reconsiderase la decisión de su grupo de no suprimir la cláusula de revisión anual de las subvenciones a los partidos de acuerdo con la evolución del IPC. Algo que, según la oposición, deja la decisión final sobre las ayudas directas a los partidos al albur del grupo mayoritario de la Cámara y, por tanto, sin una estabilidad en el tiempo para planificar los presupuestos de los partidos para los siguientes presupuestos. No hace ni dos semanas que ese debate se registró en la Cámara Baja y convalidó el primer recorte de un 20% cuando el Gobierno ha vuelto a meter la tijera en esa partida.

    Un ERE para el 40% de la plantilla

    La pérdida de poder institucional tras el tsunami de las últimas elecciones generales, autonómicas y municipales del año pasado y la drástica caída de ingresos vía subvenciones han llevado al Partido Socialista a una situación límite en la que se ha visto obligado a reducir el 40% de su masa salarial de Ferraz, la Fundación Ideas y el grupo parlamentario.

    El propósito de la Secretaría de Organización del PSOE es aplicar un plan de ajuste que suponga una reducción de 17 millones de euros de gasto anual, aproximadamente el 75% respecto al ejercicio del 2011. La negociación entre empresa y sindicatos sigue en marcha, pero la intención del PSOE es, según el Comité de Empresa, reducir al máximo posible el número de despidos, priorizar las bajas voluntarias de forma previa, mejorar sustancialmente las condiciones de prejubilación para los empleados que tengan entre 55 y 58 años y aplicar reducciones de jornada y de salarios en un 10% de media a todos los que sigan vinculados al partido.

    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    26 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ºC

    ºC