La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS MARCADO POR LOS RECORTES

Soldado, con cinco años de experiencia y un trienio: 800 euros de sueldo

Abocados a una situación de ahogo constante y, lo peor de todo, es que llueve sobre mojado en los patios de los cuarteles españoles. Los soldados
Foto: Soldado, con cinco años de experiencia y un trienio: 800 euros de sueldo
Soldado, con cinco años de experiencia y un trienio: 800 euros de sueldo
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    Abocados a una situación de ahogo constante y, lo peor de todo, es que llueve sobre mojado en los patios de los cuarteles españoles. Los soldados hacen equilibrios presupuestarios para encajar el duro revés de los nuevos recortes anunciados por el Ministerio de Defensa para este año y que vienen a minar, una vez más, la moral de los militares que hoy desfilarán en Valladolid con motivo del Día de las Fuerzas Armadas. Una celebración reducida también a su mínima expresión para ahorrar.

    El ministro del ramo, Pedro Morenés, puso recientemente sobre la mesa las austeras cifras de la Defensa. “En el año 2011, un español dedicó 11 euros a la Defensa, mientras que un francés dedicó 40”. Un presupuesto que, a la postre, evidencia la escasa remuneración de los efectivos. Jorge Bravo, presidente de la asociación de militares AUME, clarifica cómo afecta esto al día a día de los tres ejércitos. “Un soldado con cinco años de antigüedad y un trienio está cobrando 800 euros de sueldo”, explica. “Nada más entrar en el Ejército reciben menos de 700 euros, 600 y pico”.

    Con estas tablas salariales, el anuncio de nuevos recortes vuelve a suponer otro golpe para el sector. Como la 'sorpresa' de que a partir del 1 de julio, todos los militares del Ejército de Tierra, la Guardia Real y la Unidad Militar de Emergencias (UME) deberán pagar el 50% del rancho en las unidades a las que pertenezcan. Medida con la que el Ministerio estima que ahorrará unos 15 millones de euros. En concreto, lo militares tendrán que pagar 2,80 euros por comida.

    “Hay una desmoralización dentro del Ejército y fuera”, explica Bravo. “Las campañas para la plena profesionalización venían a decir que los soldados tendrían cubiertas todas sus necesidades, el derecho a una habitación, el derecho a la alimentación, el equipo… Y todo eso eran unos incentivos para el que quisiera acudir a prestar servicio a las Fuerzas Armadas. Despacito, todo ello va desapareciendo, mientras que, con el paro, se está incrementando enormemente la demanda de personas que quieren entrar en el Ejército”.

    "Por debajo de los mínimos"

    Al sueldo base, los soldados le pueden sumar determinadas dietas por maniobras o por misiones en el exterior, donde las Fuerzas Armadas tienen desplazados a unos 3.000 efectivos de un total de 130.000. Los primeros recortes han afectado directamente a subvenciones como la de la comida, pero según anunció la subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez-Alcahud, en el futuro se podrían suprimir hasta 2.000 efectivos de tropa y marinería mediante la no renovación de sus contratos o el despido.

    “Estamos muy por debajo de los mínimos, pero la sociedad española, lo siento mucho, es muy rácana con esto”, explica el coronel de infantería retirado José María Pairet, secretario de la asociación de militares AME. “Se está racaneando en todo: los pilotos no pueden hacer sus horas de vuelo, los barcos no salen, en los cuarteles solo se pone la calefacción durante dos horas al día… Es que realmente estamos bajo mínimos”, añade.

    La supresión del popularmente conocido como ‘rancho’ divide, sin embargo, a las asociaciones profesionales entre quienes lo consideran un derecho que todos los militares tienen reconocido por ley y quienes lo ven como una medida de gracia otorgada hasta ahora por Defensa. “Nosotros no queremos cosas graciables, sino que se pague a los soldados el sueldo que les corresponde, algo que tienen que resolver los políticos y no los jefes militares”, asegura Pairet, que entiende que se haya recortado primero en estas partidas antes que entrar en lo que son los derechos de los militares. “No queremos un paternalismo desfasado, el soldado es equiparable a cualquier funcionario del Estado y deberá pagar lo que tenga que pagar por comer, lo que hay que hacer es que tengan un sueldo digno”.

    “No tiene sentido llevarse las manos a la cabeza por algo que ha sido un privilegio, salvo que estemos de maniobras o de misión”, añade, por su parte, Juan Manuel Molina, del colectivo Militares para la Democracia. “Todavía pensamos que ese 50% que tendrán que pagar los militares podría ser totalmente suprimido porque se trata de una medida de gracia, de un favor concedido por el Ministerio a los soldados. Hace 15 años todos los militares nos pagábamos nuestras comidas hasta cuando estábamos de maniobras, lo cual era ilógico porque es algo comparable a como si te trataran de cobrar la gasolina o la pólvora”.

    Pero los recortes en las pequeñas cosas van más allá y afectan a cuestiones cotidianas del día a día de las Fuerzas Armadas. Por ejemplo, en los uniformes. “Son recortes encubiertos que no se anuncian”, explica el presidente de Aume. “La nueva normativa sobre la equipación individual establece que el soldado tendrá que pagarse a partir de ahora su uniforme de paseo cuando toque renovarlo. Hasta ahora se renovaba de forma gratuita. Estamos hablando de uniformes que pueden costar entre 200 y 300 euros”.

    A todo esto hay que sumar el hecho de que los soldados, al igual que todos los funcionarios, han visto reducido su sueldo en cerca de un 5%, en función de su escala, y también se ven afectados por la subida del IRPF, como todos los ciudadanos. ¿Afectan estos recortes a la operatividad de los Ejércitos? “Se dijo que no”, contesta Jorge Bravo, “pero si se reducen servicios externalizados de alimentación y limpieza y quienes pasan a desempeñarlos son los soldados, a los que se detrae de sus funciones y se quita su plena operatividad, creemos, entonces, que sí está afectando a la operatividad”.

    En su lugar, desde AUME proponen otras medidas como recortar en el uso de vehículos oficiales, el establecimiento de una jornada continua que permita ahorrar energía y facilitar que los soldados coman en sus casas y, sobre todo, reducir a la mínima expresión el sinfín de actos de homenaje, reconocimiento, celebraciones de patrones, toma de mando y relevos que suelen conllevar siempre gastos protocolarios.

    En el horizonte, sin embargo, se cierne otro importante tijeretazo a las nóminas de los soldados. Defensa ha anunciado que rebajará los incentivos que se dan a los militares cuando cumplen 4 y 6 años en el Ejército y que suponen el cobro, durante ese año, de otra paga extraordinaria. El Ministerio no ha especificado cómo hará ese recorte pero, sea como fuere, llega en un momento en el que las Fuerzas Armadas se sienten más esquilmadas que nunca

    #39
    España está arruinada y en consecuencia ya no puede mantener un ejercito digno. Se acabaron los fastos, para todo !

    España debe contar con unas fuerzas armadas acordes con su posición internacional de tercera división.

    En el futuro será imposible mantener dos porta-aeronaves, hay que venderlos a Indonesia, Brasil u otros países pujantes con ganas de disponer de una mayor panoplia militar.

    De las 6 fragatas con que cuenta España debería quedarse en 2. Y los mismo con los buques menores.

    España ya no pinta nada en el concierto internacional, así que hay que dimensionar muy a la baja los tres ejércitos.

    Ampliar comentario
    #38
    Esos 800 euros son un dispendio inaceptable que España no se puede permitir. Hay que reducir el ejército al mínimo, y cubrir su dotación mediante voluntarios [pero no mercenarios...]. Se puede pagar la mitad [400 euros]. No faltará gente, y nos ahorraremos un montón de dinero. La montaña de armamento sobrante se puede vender en el mercado internacional, y para reducir aún más el gasto nos tendríamos que salir de la OTAN, organización que carece de sentido desde la desaparición de la URSS.
    Ampliar comentario
    #37
    Esos 800 euros son un dispendio inaceptable que España no se puede permitir. Hay que reducir el ejército al mínimo, y cubrir su dotación mediante voluntarios [pero no mercenarios...]. Se puede pagar la mitad [400 euros]. No faltará gente, y nos ahorraremos un montón de dinero. La montaña de armamento sobrante se puede vender en el mercado internacional, y para reducir aún más el gasto nos tendríamos que salir de la OTAN, organización que carece de sentido desde la desaparición de la URSS.
    Ampliar comentario
    #36
    Otra cosa que no se dice es que hace pocos años, les vendieron a los mandos las casas que les tenían alquiladas, por un precio simbólico, cuando aún los precios estaban caros y no tuvieron que declararlos como retribuciones en especie, como obliga la ley a todos los mortales que vivimos en España. Saludos.
    Ampliar comentario
    #35
    Como nadie les ha obligado a ser soldados, se pueden ir cuando quieran. A nosotros, nos obligaron a ir y nos pagaron bastante menos. Sugiero que hagan un ejército más igualitario y no haya tantas diferencias en todos los sentidos entre los soldados y los oficiales. Las balas no miran el rango. Saludos.
    Ampliar comentario
    #34
    32 ¡Claro, claro! Ahora que a los españoles se les ha encendido la lucecita de trabajar en lo que sea, que los echen y cuando nadie quería, que los inviten.

    Leyendo su comentario y otros, queda patente la irracionalidad de muchos españoles que no merecen el más mínimo esfuerzo por su defensa.

    Pues nada, que disuelvan el ejército, que dejemos de pertenecer a la OTAN y a los 3 días tiene ustedes a los islamistas tocando la puerta.

    Lo mismo es eso lo que quieren.
    Ampliar comentario
    #33
    Estamos como en los tercios de Flandes y dentro de poco no cobrarán. Y, esta vez, los de arriba - su graciosa majestad, mandos y oficiales- tampoco se ajustarán sus sueldazos.
    Tienen suerte, ya que ahora, al menos no los ahogarán por ahorcamiento.
    Ampliar comentario
    #32
    Espero que pronto echen a todos los extranjeros del ejército español. No sé que pintan inmigrantes ilegales usando nuestras fuerzas armadas para medrar. Que sí, que son muy machotes y buenos con las armas, pues que se vayan a su pueblo a derrocar dictadores, que falta les hace. Nuestro ejército no es la onu ni una oenegé, fuera!
    Ampliar comentario
    #31
    Yo soy de los que creo que ser soldado en cuartel en España, sin estar destinado a una misión es una pérdida de tiempo y dinero.

    Veo bien que paguen su comida como todo el mundo.

    Pero al hilo de esta noticia, lo que no entiendo es por qué en los hospitales la comida es gratuita para los ingresados.

    Los pacientes, si estuvieran en su casa, tendrían que comer igual y se pagarían la comida.
    Entonces por qué cuando nos ingresan en un hospital, y recibimos asistencia sanitaria gratuita, encima nos dan de comer gratis?

    No tiene sentido. Sería una forma de ahorrar muy coherente.

    A precio de coste, pero a pagar. Un buen puñado de millones de ahorro seguro.
    Ampliar comentario
    #30
    Y ADEMÁS APLAUDEN AL REY !!!
    Ampliar comentario
    #29
    Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
    Ampliar comentario
    #28
    Los sueldos, en el Ejército, siempre han sido miserables. Alguien se pregunta por ahí por los sueldos &034;de Oficial para arriba&034;. Pongamos un Capitán. Pues cobra menos, por ejemplo, que un policía autonómico. ¿Le vale?
    Alguien, tambien, cree que un General cobra del orden de 15.000 ¬ /mes. Jeje. Decía Felipe González que, cuando llegó a Presidente, se quedó asustado porque su chófer cobraba mas que el JEME. No se los complementos que cobra un General en un puesto de alta responsabilidad. Pero me juego lo que sea a que un General de Brigada cobra menos que un Fiscal con la oposición recién aprobada. Háganse a la idea de que del orden de los 4.000 ¬ . Pero esto siempre ha sido así. Me decía mi padre, allá a finales de los 60, que la gente pensaba que los militares andaban de uniforme para presumir e intimidar, pero que la razón era que no ganaban para comprar un traje.
    Cuando yo presté servicio en IMEC, en Ferrol, un obrero de Astano, con horas extras, ganaba mas del doble que un Capitán. Las cosas no han cambiado mucho para el Ejército. Con Mariano, para quien el Desfile de las FAS es un &034;coñazo&034;, ya saben lo que les queda.
    Ampliar comentario
    #27
    22 Totalmente de acuerdo. Un porcentaje muy amplio de personal del ejército no pisará nunca una Z.O.
    Algunos llevan 30 años y no han estado más que en lo bueno de las misiones, no en zonas de conflicto.
    Todos los ejércitos no son iguales, unos más cómodos que otros.
    Y eso, también tendría que tener sueldos diferentes.
    Estar en un C.G. tiene un complemento mayor que estar destinado en otras Unidades.
    Igual que las especialidades, cobra más un plumilla que alguién que hace servicios de 24 horas o nocturnos y encima estar peor vistos.
    Ampliar comentario
    #26
    22 Sin entrar a valorar lo ético de estar en misiones como Afganistán o Libano, lo cierto es que no puedes dar la espalda a occidente, a Estados Unidos a Europa. En mi opinión hay que estar nos guste o no.
    Ampliar comentario
    #25
    16i
    Con esa titulación podría haber aspirado a más, pero claro muchos no quieren ir dos años de Academia, o tener que pelear una plaza, es más cómodo entrar a tu ciudad.
    También hay personal con una carrera de 5 años que están de administrativos o de reponedores de supermercado cobrando menos.
    Pero es lo que hay, o lo que pueden por edad hacer.
    También podría haber optado a otras plazas, pero es más díficil.
    Ampliar comentario