CRÓNICAS DEL DESPILFARRO: MURCIA

Dos aeropuertos, una TV, festivales a precio de oro… y un 26,7% de paro

La Región de Murcia tiembla. Y no es por frío. Después del primer recorte histórico de gasto, hace un año, que afectó fundamentalmente a los funcionarios
Foto: Dos aeropuertos, una TV, festivales a precio de oro… y un 26,7% de paro
Dos aeropuertos, una TV, festivales a precio de oro… y un 26,7% de paro
Autor
Tags
    Tiempo de lectura8 min

    La Región de Murcia tiembla. Y no es por frío. Después del primer recorte histórico de gasto, hace un año, que afectó fundamentalmente a los funcionarios autonómicos y sacó a miles de personas a la calle, ahora todo el mundo se tienta la ropa ante la perspectiva de un nuevo recorte de 500 millones en los 3.800 presupuestados para 2012 (sin contar las cargas financieras) y que será ejecutado por el recién nombrado vicepresidente regional y consejero de Economía, Juan Bernal.

    Nadie se extraña, en cualquier caso. El “tijeretazo” aprobado el 23 de diciembre de 2010, gracias a la pretenciosamente denominada Ley de Medidas Extraordinarias por la Sostenibilidad de las Finanzas, y el que se avecina son proporcionales al gasto excesivo que ha tenido la Comunidad Autónoma en los años del boom de la construcción (2000/2007). Pero que continuó hasta el año pasado, es decir, hasta cuatro años después del estallido de la burbuja inmobiliaria, afirma José Antonio Pujante, coordinador regional de Izquierda Unida.

    El despilfarro fue proporcional a la restricciones actuales. Como referencia, un dato. El déficit público en Murcia fue en 2011 el segundo entre las comunidades autónomas de España, según un estudio de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA). Ahora, en 2012, a la región se le vienen encima las consecuencias de un dispendio sin tino realizado durante años.

    La prodigalidad fue pública y privada. Autonómica y central. De Murcia y de Madrid. La que más se ve es la autopista de peaje entre Cartagena y Vera, de 110 kilómetros, inaugurada en 2007, cuya concesionaria Aucosta obtuvo el pasado 10 de febrero otro plazo de un mes para refinanciar sus 500 millones de euros de deuda, producida por su ínfimo uso. Iba a ser la columna vertebral del desarrollo turístico del sur de la región, entre Águilas y Mazarrón gracias a la construcción de un gran complejo en territorio desclasificado de un parque regional: Marina de Cope. A pesar de la evidente ruina a la que estaba abocada, el PSOE no quiso rescatar en 2004, cuando la autopista empezaba a construirse, la concesión otorgada por el Gobierno de Aznar años antes.

    En la fiesta de Aucosta participaban todos los que están (Ploder, con un 50,7%, Globalvía (FCC y Bankia), con un 35%, y Unicaja, BMN y CAM, con un 4,5% cada uno). Pero no estaban todos los que son. Estos segundos (Sacyr-Vallehermoso, ElPozo, Cajamurcia) se embarcaron, alentados por el Gobierno regional, en la construcción de un aeropuerto que se pretende internacional en Corvera, entre Murcia y Cartagena. Al tiempo, el Ministerio de Defensa que dirigía Federico Trillo promovía  una segunda pista en San Javier, a 20 kilómetros de Corvera, para que los vuelos militares de la base aérea no fueran estorbo a los civiles. Y el de Alicante está a menos de 80 kilómetros.

    Un desaguisado 'tapado' por Fomento

    Esa segunda pista se ha terminado en 2011, con un costo final de 100 millones de euros, y el aeropuerto de Corvera será inaugurado a mediados de 2012, sin que se sepa aún qué ocupación tendrá. El desaguisado fue tapado mediante un acuerdo entre el Ministerio de Fomento, cuando lo llevaba el socialista José Blanco, y el Gobierno de Ramón Luis Valcárcel para que toda la actividad de San Javier se traslade al nuevo aeropuerto y éste sea gestionado por AENA. El esquema neoliberal al revés: un aeródromo privado llevado por una empresa pública. Más un aval de 200 millones de euros de la Comunidad Autónoma que costó sangre, sudor y lágrimas que fuera aprobado por la Unión Europea para poder terminar las obras. Los únicos contentos con todo esto deben ser los pilotos militares, que se quedan con su aeropuerto de toda la vida, junto a la Academia General del Aire, pero con dos pistas en vez de una sola.

    Menos superficial queda la duplicidad o triplicidad de organismos públicos dedicados a lo mismo. Por ejemplo, en el tan querido y utilizado asunto hídrico, en Murcia hay una Dirección General del Agua de la Consejería de Agricultura, el Ente Público del Agua dependiente de aquélla y el Instituto Euromediterráneo del Agua sostenido por Comunidad Autónoma y Unión Europea. Todos ellos con sus correspondientes altos cargos equiparables al nivel superior del funcionariado, por lo menos. El director del Ente tenía hasta 2010 un sueldo superior al del presidente regional, unos 80.000 euros brutos al año.

    Es solo un caso. Porque en la región, a finales de 2010, o sea tres años después del principio de la crisis que el Gobierno del PP acusaba justamente de ocultar al central del PSOE, había 96 entes públicos entre consorcios, fundaciones, empresas públicas y organismos autónomos de todo pelaje, incluyendo las dos universidades públicas (UMU y UPCT). En el “tijeretazo” de la Navidad de 2010 se estableció que a final de 2011 quedarían solo la tercera parte de los 96 que había entonces. Pero la ley de presupuestos para 2012 contiene unos cuarenta, asegura la portavoz socialista Begoña García Retegui, y entre estos no se contabilizan los consorcios, por ejemplo.

    Sin embargo, en el presupuesto han desaparecido la gran mayoría, mantienen fuentes oficiales. Otra cosa es que sigan existiendo formalmente, “pero no tienen un duro”, precisan. La realidad presupuestaria, según la versión oficial, es que se ha ejecutado el recorte, aunque sobre el papel sigan existiendo porque es un inventario general y hay entes que se adjudican a la Comunidad Autónoma pero son de municipios o de la administración central. “La realidad presupuestaria es que solo quedan 13 o 14”, remachan.

    Proyecto de televisión autonómica

    Capítulo aparte merece la creación de una televisión autonómica muy al estilo de las otras que en España son. Entre 2007 y 2010 la Comunidad Autónoma ha pagado a los concesionarios de la explotación de la publicidad y de la producción de informativos y programas (Gestora de Televisión Murciana S.A., GTM) 215 millones de euros incluyendo el IVA. El beneficio de la empresa ha sido de 23 millones de euros. ¿Quién paga la diferencia? Obviamente no lo hacen los miembros del Consejo de Administración que han cobrado entre todos unos 3,2 millones de euros en ese periodo. La productora Prodher, el Grupo Intereconomía, Polaris World, ElPozo, Grupo Paloma, José Ramón Carabante, Golosinas Vidal… son algunos de los accionistas que han tenido o siguen teniendo representantes en ese consejo.

    Oficialmente, la estimación es que 7RM, la televisión autonómica murciana, “es la más barata de España y ha tenido el mayor recorte presupuestario porcentual de todas ellas, de hasta un 70 o 80% durante 2011 y 2012”, dice  un portavoz autorizado.

    La guinda del gasto

    La guinda del gasto que podría ser considerado superfluo corre a cargo de Cultura y Turismo. Este diario ya informó en julio de 2009 de que el responsable de la consejería del ramo, Pedro Alberto Cruz, hijo de un primo de la mujer del presidente murciano, se había gastado 20 millones de euros en dos años, empleándolos en cosas tan discutibles como un pabellón de Murcia en la Bienal de Venecia en el que expuso un solo y afortunado artista local, y una fantasmagórica campaña nacional de publicidad a cargo de un supuesto profesor serbio que resultó ser un actor catalán de segunda fila. O la celebración anual de un festival de música, SOS 4.8, que empezó en mayo de 2008, al que la Consejería de Cultura aporta para 2012 algo más de 2,1 millones de euros de un presupuesto total de 3,8 millones que gestiona la empresa barcelonesa Legal Music creada expresamente para llevar el acontecimiento, y que ha recibido subvenciones similares anuales desde su creación. “Otros acontecimientos de este tipo dejan de celebrarse si los pagan las arcas públicas o son totalmente privados. En Murcia, se subvencionan”, dice Patricio Hernández, presidente del Foro Ciudadano de Murcia.

    Paralelamente, el año pasado se registró una protesta espontánea de unas decenas de ciudadanos a las puertas de la Biblioteca Regional porque ésta había dejado de comprar diarios por falta de liquidez. Otra ha habido más recientemente ante la misma sede porque se había suprimido los talleres de lectura por la misma razón. Los guías de los museos regionales dicen que no cobran desde hace meses… Una fuente oficial autorizada asegura que el SOS 4.8 es un evento puntual que atrae mucha más inversión o actividad económica para la ciudad de Murcia, donde se celebra, de lo que cuesta.

    Todo esto ocurre en una región a la que la Encuesta de Población Activa (EPA) del mes de enero de 2012 adjudica una tasa de paro del 26,77%. Y sin visos de que pueda disminuir a corto o medio plazo ante la ausencia de tejido industrial que dinamice la economía regional.

    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    45 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    'Lo que escondían sus ojos', con Blanca Suárez y Rubén Cortada, próximamente en Telecinco
    155. Simón Radowitzky
    Lo que escondian sus ojos - Avance

    ºC

    ºC