LOGRARON CONTRATOS MILLONARIOS

El juez investiga a las empresas responsables de la señalización de las carreteras de Gerona

El juez investiga a las empresas responsables de la señalización de las carreteras de Gerona
A. Fernández (Barcelona) 04/03/2011   (06:00h)
8
Enviar
67
36
 
0
Menéame
Imprimir
Rubau Tarrés, una de las principales empresas bajo sospecha de formar parte de un cartel de constructoras que copaban las adjudicaciones de obras públicas de la Generalitat, es la responsable de la señalización vertical y las barreras de seguridad de las carreteras de la demarcación de Gerona. Uno de los consejeros delegados de esta compañía, Juan Mozo, fue detenido la pasada semana, junto al gerente de Carreteras de Gerona de la empresa pública GISA, Jordi Vergé. Ambos están ahora en libertad provisional acusados de soborno y alteración de precios de concursos y subastas públicas.

En septiembre del 2009, Rubau Tarrés consiguió, en alianza con Proseñal en una unión temporal de empresas, un contrato para la “conservación semi integral de obra civil, señalización vertical y barreras de seguridad en tramos de carretera adscritos al Parque de Conservación de Carreteras de Gerona” por más de 7,3 millones de euros. En esas mismas fechas, la empresa Arico Forest se hizo con un contrato similar para las carreteras de Bianya, un valle en la zona volcánica de la comarca interior de La Garrotxa, cerca de Olot, por 2,9 millones de euros. Este contrato y su proceso de adjudicación están siendo investigados por el juzgado de instrucción número 5 de Barcelona. Dos empresas más de la supuesta trama empresarial que maneja las subastas se hicieron también con suculentos contratos de conservación de carreteras y señalización: Aglomerats Girona, que fue la beneficiaria de una adjudicación similar a las anteriores pero en el parque de cosnervación de carreteras de Vidreres; y Construcciones Rubau, que en asociación con Elsamex consiguió el contrato de conservación de las carreteras de Argentona, en la provincia de Barcelona. La empresa Benito Arnó e Hijos, uno de cuyos contratos por más de 1,1 millones de euros con la Diputación de Gerona está asimismo bajo investigación, se hizo también con la conservación de las carreteras de Lérida por casi seis millones de euros.

Las pesquisas se centran en determinar los procesos de licitación y adjudicación de muchas obras, la mayoría de ellas conservación de los firmes o construcción de rotondas. Rubau Tarrés, por ejemplo, se adjudicó en el 2009 el refuerzo del firme de la GI-641 en 5,5 kilómetros, en la localidad de Torroella de Montgrí por 1,1 millones de euros. Otro de los contratos fue la mejora de la calzada de la C-31 de Palafrugell a Pals por 1,2 millones. En estas dos licitaciones, concurrían también Aglomerats Girona, Agustí i Masoliver, Construcciones Rubau, Xavier Alsina, Servià Cantó y Construccions Fusté. Las ofertas presentadas por todas ellas seguían un patrón determinado que las hacía quedar en la misma posición en ambas subastas. En el 2010, esta misma estrategia volvió a repetirse en, al menos, dos subastas más. Sólo desde el año 2009, esta compañía se adjudicó en Gerona contratos por valor de casi 13 millones de euros del Departamento de Política Territorial y Obras Públicas (PTOP) más 1.320.000 euros de otro contrato de la empresa pública GISA y 1.966.173,34 euros de dos contratos más de la Diputación de Gerona. O sea, en total más de 16 millones de euros en sólo dos años. Pero ésos son los que están bajo sospecha, ya que la compañía, igual que otras que forman parte del pool que opera en Gerona, tuvo también otras adjudicaciones de la Administración autonómica y de ayuntamientos.

Aglomerats Girona se embolsó 8.472.000 euros en el mismo periodo por un total de 15 contratos del Departamento (más otro contrato de 2.627.000 euros de GISA) y 872.420,35 euros de dos contratos de la Diputación. Esta empresa realizó la rehabilitación del puente sobre el río Ter en la carretera C-38, en Sant Joan de les Abadesses (400.000 euros) y la mejora de 13 kilómetros de la carretera GI-555 de Sils a Massanes (1,2 millones de euros). En ambos casos, sus contrincantes eran otras compañías sospechosas de pertenecer al cartel de constructoras y que son las que también pujaban en otras subastas que iban ganando alternativamente cada una de ellas. Las valoraciones finales en estos dos contratos fueron similares, aunque las obras a realizar fuesen muy diferentes entre sí. Más curiosa es la comparación de otros tres contratos ganados por Aglomerats Girona (construcción de una rotonda en la GI-520, Viladrau, de otra rotonda en Parlavà y los trabajos de ensanche de un puente en la C-66 en Bordils), que terminaron de manera similar y que hace pensar a los investigadores que hay una relación entre las ofertas presentadas en los concursos.

Construcciones Rubau, por su parte, se hizo con 10 contratos que le reportaron 7.137.000 euros de PTOP. Los patrones de comportamiento en algunas de las subastas que se adjudicó son similares a los anteriores. En el 2009, realizó el acondicionamiento de un tramo de la carretera de Palafrugell a Pals por 1,2 millones y de cinco kilómetros de la GI-641 en Torroella de Montrí por 1,1 millones. Sus competidoras presentaron unos presupuestos que, en la valoración final, las hizo quedar exactamente en la misma posición, lo que levanta sospechas de que pudiera haber un acuerdo entre las licitantes para que el resultado fuese el que fue. Lo mismo ocurrió en el 2010 en dos expedientes más adjudicados a Construcciones Rubau.

La empresa Moviterra, que según la documentación que consta en el sumario está controlada por la constructora FCC, tiene bajo sospecha dos contratos por un valor de casi 3 millones de euros. Uno de los contratos le fue adjudicado por 2,2 millones: era el refuerzo de algo más de 11 kilómetros del firme de la C-35, entre las poblaciones de Massanes y Maçanet de la Selva. El otro contrato era la mejora de la calzada de la GI-643 durante casi 8 kilómetros, entre las poblaciones de Gualba y Parlavà. Los procesos de licitación de estas dos adjudicaciones fueron similares y las empresas licitantes pertenecían al cártel: Servià Cantó (también controlada por FCC), Aglomerats Girona, Agustí i Masoliver, Construcciones Rubau, Rubau Tarrés, Xavier Alsina y Construccions Fusté. Tal era la sincronización que las principales compañías que concurrían quedaron en posiciones similares en la valoración final en ambos expedientes a pesar de la disparidad de presupuestos.

Estas pautas, según fuentes cercanas a la investigación, no pueden ser resultado de la casualidad debido a las “infinitas” posibilidades de combinación. Y, además, los coeficientes presentados por las empresas apuntan a un posible pacto secreto para facilitar que una de ellas gane un concurso o una subasta y, en la siguiente licitación similar, los coeficientes varían para beneficiar a otra de las compañías del grupo. Todo estaba ya tan institucionalizado que en los informes técnicos de la administración para responder a las alegaciones se disponía de un texto repetitivo en el que se justificaba el rechazo de las ofertas consideradas “no viables económicamente” e incluso “anormales o desproporcionadas”. Por tanto, si todas ellas introducían ofertas que entraban dentro de esos parámetros, la adjudicación se hacía, invariablemente, a la que presentaba la oferta sin esas “desviaciones”.
8
67
36
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

8

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

8Gelabert de Cruïlles 04/03/2011 | 15:48

#5 Pero con ese 20% no tienen suficiente, y por eso ponen a trabajar a sus señoras:

http://www.youtube.com/watch?v=W6pLX4FYtAU

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

7Gelabert de Cruïlles 04/03/2011 | 15:46

#5 3%?...qué va!, los P$OEmontillistas, por un 3% no se mueven. Se habla de un 20%.

Aquí los tienes a todos:

http://www.youtube.com/watch?v=8aKd-Lx-zlU

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

6500 04/03/2011 | 14:56

#1


...Sí, felicitémonos de que se persiga a los chorizos, y a ver si continúa con lo del Palau y los Millet & Cia.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

5thuban 04/03/2011 | 14:13

#1 Te refieres al 3% o quizás el nuevo considere un incremento?

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

4skeptical side 04/03/2011 | 11:09

porqué un simple boli en tienda vale X ?¿?

Y A LA ADMÓN LE VALE X AL CUBO ..alguién me lo diga !!!

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

3Gelabert de Cruïlles 04/03/2011 | 09:45

#2 Acaso es algo malo ser contratista?.

Acaso no lo son TODAS las administraciones públicas del mundo mundial?.

Y si es así, me está Ud. diciendo que TODAS las administraciones del mundo mundial son corruptas?.

En ese caso...qué propone Ud.?.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

2atropaduros 04/03/2011 | 08:56

#1 Eso es así: CAMBIAMOS DE CONTRATISTAS.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

1Gelabert de Cruïlles 04/03/2011 | 08:35

Por fin los catalanes hemos conseguido quitarnos de encima el corrupto y derrochador tripartito P$OEmontillista impuesto por Zapatero.

Ha dejado Catalunya como un solar, pero el nuevo Govern trabaja en la dirección correcta y lograremos sobreponernos.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

Las más, patrocinado por Aenor
España


ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios