La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

REPROCHA A LA SALA DEL 61 PONER EN PELIGRO EL “PLURALISMO POLÍTICO”

El Constitucional acusa a los jueces del Supremo de ilegalizar Bildu sin pruebas

El fallo del Tribunal Constitucional (TC) que permite la presencia de Bildu en las elecciones del día 22, hecho público ayer, contiene numerosas y duras críticas
Foto: El Constitucional acusa a los jueces del Supremo de ilegalizar Bildu sin pruebas
El Constitucional acusa a los jueces del Supremo de ilegalizar Bildu sin pruebas

El fallo del Tribunal Constitucional (TC) que permite la presencia de Bildu en las elecciones del día 22, hecho público ayer, contiene numerosas y duras críticas al Tribunal Supremo (TS) por haber anulado las candidaturas de la coalición abertzale. Así, califica muchas de las pruebas en las que la Sala del 61 sustentó su sentencia de “excesivamente débiles, cuando no irrelevantes” y afirma que carecen de “insuficiente entidad probatoria” o son directamente “prescindibles”.

El TC concluye su rapapolvo al Supremo recordándole que “la simple sospecha no puede constituirse en argumento jurídicamente aceptable para excluir a nadie del pleno ejercicio de su derecho fundamental de participación política” porque pondría el peligro “el valor del pluralismo político” sobre el que se sustenta un Estado democrático.

La sentencia del Alto Tribunal ahonda las malas relaciones con el Supremo, al que no es la primera vez que corrige con contundencia. En esta ocasión, los seis magistrados que votaron a favor de la presencia de Bildu en los comicios (cinco votaron en contra), se despachan con sus compañeros de la Sala del 61 que anularon las 257 listas de la coalición con 3.500 candidatos.

Su argumentación jurídica gira en torno a la ausencia de pruebas sólidas que permitan concluir, como hace el Supremo, que Bildu es una sucesión de la ilegalizada Batasuna y parte de la estrategia de ETA para estar presente en las instituciones, para lo cual se habría valido de dos partidos legales, Eusko Alkartasuna (EA) y Alternatiba, con el objetivo de dar a la coalición apariencia de legalidad.

El Constitucional recuerda en varias ocasiones al Supremo que la izquierda abertzale, como expresión ideológica, “no ha sido proscrita de nuestro ordenamiento, ni podría llegar a serlo sin quiebra del principio pluralista (…) son los medios, y no las ideas o los objetivos políticos pacíficamente perseguidos, a los que está destinada la reacción del poder público”. E incide también en que la disolución de un partido político “no comporta la privación del derecho de sufragio, activo o pasivo, de quienes fueron sus promotores, dirigentes o afiliados”. “La Constitución –dice el fallo- es un marco de coincidencias suficientemente amplio como para que dentro de él quepan opciones políticas de muy diferente signo”.

La condena de la violencia.

El Alto Tribunal reprocha a los magistrados de la Sala del 61 haber “despachado o relativizado, sin más”, el rechazo de la violencia realizado por Bildu, “con el solo argumento de que la propia ETA habría recomendado tal crítica o condena”, y dice que no basta con poner en duda la sinceridad de dicha condena. “La identificación objetiva de la intención real de las declaraciones (…) sólo puede desvelarse a partir de hechos observables”, como sería que la banda terrorista cometiera un atentado y Bildu no lo condenara. Recuerda también el TC que tanto EA como Alternatia han condenado con reiteración la violencia de ETA, y “carece de sentido presumir que lo han hecho (incorporar a independientes) con abandono de aquella posición o por haber sido víctimas de un engaño”.

El fallo hace un repaso exhaustivo de todas las pruebas que el Supremo consideró suficientes para anular las listas de Bildu. La ausencia de candidatos “contaminados” en las listas abertzales, como había ocurrido en anteriores comicios electorales con otras marcas, obligó al Abogado y al Fiscal del Estado a recurrir a pruebas objetivas (documentos, intervenciones telefónicas, informes de los servicios antiterroristas) para demostrar que la coalición era una continuidad de Batasuna. Pruebas que el Supremo consideró suficientes y que el Constitucional dice ahora que carecen de “solidez”.

El Supremo llegó, incluso, a considerar que la ausencia de candidatos “contaminados” y el lugar preferente que ocupaban los independientes en las listas electorales, no solo no era una prueba de la legalidad de las candidaturas, sino una prueba precisamente del celo puesto por los promotores para intentar eludir la justicia. Una conclusión que el TC desmiente con firmeza. “No se puede concluir –dice- que candidatos independientes sin vinculación subjetiva con la organización terrorista y con los partidos políticos ilegalizados se conviertan en dependientes de dicha organización y partido” (…) ni que “de su sola presencia cuantitativa o cualitativa pueda inferirse que han sido incorporadas a las candidaturas por partidos políticos ilegalizados para seguir sus designios”.

De paso, el TC recuerda a los magistrados de la Sala del 61 que en su fallo contra Bildu reconocen que “las vinculaciones (personales) que proporcionaban los demandantes (Abogado y Fiscal del Estado) o bien son tan remotas que resultan prácticamente irrelevantes, o son inseguras en cuanto a su autenticidad (…) o hacen referencia a situaciones personales o actividades que, sencillamente, no merecen ningún juicio”, pese a lo cual consideraron que estos indicios tenían “indudable fuerza lógica”.

Informes policiales insuficientes.

El Constitucional califica de insuficientes los informes aportados por los servicios antiterroristas junto a los documentos internos de ETA en lo que se apoyan. En uno de ellos la banda terrorista alude a la necesidad de crear una fuerza abertzale en la que confluyan todos los partidos independentistas. “Sobre la base de los referidos documentos –recoge el fallo- puede admitirse razonablemente que, en efecto, ETA y Batasuna, como se afirma en la sentencia (del Supremo) han propugnado una estrategia de convergencia con otras fuerzas de la izquierda abertzale que les permitiera articular una presencia electoral bajo la cobertura de partidos políticos legales e, incluso, que ETA y Batasuna hayan dirigido sus esfuerzos a la búsqueda de acuerdos electorales con EA y Alternativa”, dicho lo cual, el Constitucional dice que eso no supone que hayan conseguido su objetivo de instrumentalizar a dichos partidos legales.
 
Los seis magistrados del Alto Tribunal que han dado vía libre a Bildu dicen que tampoco se han aportado pruebas que acrediten la existencia de “vínculos personales, de orden financiero, o de apoyo material entre ETA y Batasuna y la coalición Bildu”, circunstancia que si se daba en el caso de otras marcas electorales que la izquierda abertzale presentó en anteriores elecciones. Tampoco consideran relevantes las intervenciones telefónicas realizadas a, entre otras personas, Arnaldo Otegi y su mujer, que, para el Supremo, resultaban clarificadoras. “La reproducción de algunas conversaciones resulta, por su irrelevante contenido, absolutamente prescindible”, dice el Constitucional, para el que los “pinchazos” telefónicos “tanto considerados individualmente como en su conjunto, resultan carentes de la suficiente entidad constitucionalmente exigible para poder conferirles el valor probatorio que les otorga (el Supremo)”.

Argumentos que el TC considera suficientes para demostrar que se ha vulnerado el derecho de participación política de Bildu y, procede, en consecuencia, anular la sentencia del Supremo.

#62
63 Para comprobar si la Sentencia del Supremo ha vulnerado o no el derecho a elegir o a ser elegido se ha de examinar en base a que se ha concluido que Bildu no puede presentarse a las elecciones, no veo otra forma de discernir si se ha cecenado ese derecho fundamental. En la Sentencia del T.C. se examina los antecedentes doctrinales al respecto y se decide según lo que se expone en sus fundamentos de derecho. Se podrá estar de acuerdo o no pero la Sentencia está perfectamente motivada. En cuanto al Tribunal de Estrasburgo pienso que si alguién cree que esa Sentencia pone en peligro a las personas o los bienes o da ventajas a terroristas si que se podría plantear esa cuestión.
Ampliar comentario
#61
45 La cuestión es que bajo la cobertura de ejercer su función se ha extralimitado al sustituir la valoración probatoria realizada por el Tribunal, actuando de facto como un Tribunal de instancia superior al supremo cuando no es así, y no tiene facultad para entrar a valorar la suficiencia probatoria sino, y en todo caso, para determinar si se ha conculcado algún derecho fundamental en el procedimiento


Ampliar comentario
#60
58 No, Nou, el TEDH no dice se pronuncia sobre si algo es o no conforme a Derecho, sino que se pronuncia sobre si algo viola los derechos y libertades recogidos en la Carta Europea de Derechos Humanos.

Ampliar comentario
#59
58
No voy a estar polemizando con Vd. sobre Batasuna hasta mañana, porque me he de ir a hacer mi sesión de &034;footing&034;, pero le sugiero que lea un poco más sobre el brazo político de ETA, que desde 2003 es total y absolutamente ilegal en España y en la Unión Europea.
Asímismo, le informo que el 28 de Febrero de 2002, el Gobierno de los Estados Unidos emitió una orden por la que ETA, y con ella Herri Batasuna, eran incluidas en la lista de terroristas a perseguir en cualquiera de sus Estados, en los que de aparecer algún etarra o batasuno, si es detectado, será detenido y encerrado en prisión, sin que hagan con él lo que hace Ru-GAL-kaba con los asesinos y sus adláteres en España, que los suelta por ser &034;hombres de paz&034;, según ZP, como esas alimañas apellidadas De Juana Chaos, Troitiño, Ternera y tantos H.P. más.
Hasta mañana.
Ampliar comentario
#58
57 Pueden intentarlo en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.
Ampliar comentario
#57
55 Yo particularmente no quiero dinamitar la Unidad de España, creo que el tipo de Unidad al que se refieren no ha existido nunca.
Ampliar comentario
#56
55 No es así, Estrasburgo dijo que la ilegalización de Batasuna estuvo conforme Derecho y en aplicación de la Ley de Partidos en España, no ilegalizó Batasuna. En Francia bajo otros nombres se han seguido presentando sin ninguna prohibición, pero no tienen el respaldo de las urnas de aquí.
Ampliar comentario
#55
56. Mire, sé menos de leyes que la Pajín o Pepiño de Física Cuántica, pero si es cierto, y parece que lo és, que el TC ha invadido competencias que corresponden al TS, ¿no es injusta la sentencia del TC y por lo tanto podría recurrirse?
Si la respuesta es afirmativa, ¿quién debería hacerlo y ante qué instancia?
Ampliar comentario
#54
Con la última sentencia sobre Bildu ya está claro: Padecemos un TRBUNAL INCONSTITUCIONAL, grandemente maleable[deleznable]ante presiones políticas, especialmente de la izquierda, como siempre desde que la izquierda existe. Tardó 5 años en desmontar la Constitución por la puerta de atrás con el Estatuto de Cataluña, siendo que su inconstitucionalidad saltaba a la vista. Ahora, desvergonzadamente y desde las presiones del PSOE y PNV, ha invadido las competencias del Tribunal Supremo, revisando las pruebas, valoraciones y decisiones y ha pronunciado una sentencia para la que no tenía competencia, en lugar de limitarse a verificar únicamente si se ha quebrantado algún derecho constitucional.
La Constitución debe ser revisada, descargándola de las presiones políticas a la que la someten con deslealtad los Partidos, tanto mas cuanto mas lejos están de su trdicional estructura: Separación de Poderes, Independencia del Poder Judicial, unidad nacional, monarquía, aconfesionalidad  que no laicismo- del Estado.
Ampliar comentario
#53
42
Si los &034;gabachos&034; o franceses, como Vd. quiera, no ilegalizaron Batasuna, ¿Que hacían los representantes franceses en el Parlamento Europeo cuando la UE declaró ilegal a Batasuna? ¿Acaso dormitaban en sus escaños y no se enteraron?
Todavía hoy Batasuna está ilegalizada y declarada como partido afín al terrorismo de ETA, tanto por la UE como por los EE.UU
La legalización de las candidaturas de Bildu por parte del Tribunal Constitucional, se debe a la presiones ejercidas por Zapatero a sus correligionarios del citado Tribunal, entre los que se cuentan dos piezas insustituibles para sus fines de acabar con la unidad de España.
El Presidente Pascual Sala, socialista y tristemente conocido por su actuación parcial en el caso de la X del GAL, que afectaba a Felipe González, y el Vicepresidente Gay, catalán como Vd., que llegó a pedir por carta el voto para el PSOE en las últimas elecciones generales de 2008, son dos piezas importantes pero deslegitimadas por su sectarismo y parcialidad para juzgar y ningunear la resolución profundamente estudiada y razonada sobre Bildu del Tribunal Supremo.
Se ve que muchos vascos y algunos catalanes quieren dinamitar la unidad de España.....
Ampliar comentario
#52
53. Es un decir, no se lo tome al pié de la letra.
Ampliar comentario
#51
52 Como dice que se ha de acabar con éso de la froma que sea le sugiero una.
Ampliar comentario
#50
51. ¿Le pasa algo Nou?
Ampliar comentario
#49
50 Que se sienten coño!
Ampliar comentario
#48
8. Yo no daría valor alguno a las sentencias del TC si no tuvieran consecuencias, pero es que nos están dando por la popa constantemente, coño. Hay que acabar con esto de la forma que sea. Con talante o sin él.
Ampliar comentario