ESPERANZA AGUIRRE LE RECOMIENDA HACER UNA DESAMORTIZACIÓN

Gallardón gasta 52 millones en alquileres pese a tener edificios totalmente vacíos

Alberto Ruiz Gallardón podría reducir considerablemente la deuda municipal del Ayuntamiento de Madrid con solo recortar la partida económica que destina año a año al alquiler

Foto: Gallardón gasta 52 millones en alquileres pese a tener edificios totalmente vacíos
Gallardón gasta 52 millones en alquileres pese a tener edificios totalmente vacíos
Alberto Ruiz Gallardón podría reducir considerablemente la deuda municipal del Ayuntamiento de Madrid con solo recortar la partida económica que destina año a año al alquiler de sedes y oficinas. Un concepto en el que el alcalde empeña, según la oposición socialista, 52 millones de euros cada ejercicio Y todo, a pesar de que dispone de un importante patrimonio inmobiliario infrautilizado o, en algunos casos, vacío.

La propia Esperanza Aguirre aconsejó ayer al alcalde que emprenda una gran desamortización inmobiliaria al estilo de la que, hace dos siglos, llevaron a cabo los ministros Juan Álvarez de Mendizábal y Pascual Madoz. Sería su fórmula para resolver el problema de la deuda municipal que axfisia al Consistorio. “El Ayuntamiento es propietario de muchísimos edificios que habría que sacar a subasta y vender, especialmente en momentos de crisis como los actuales”, explicó Aguirre en RNE. “No veo por qué las Concejalías tienen que estar situadas en los sitios más caros de Madrid”, añadió para meter un poco más el dedo en la llaga de una de las grandes polémicas que ha envuelto la gestión del alcalde de Madrid. 

Porque Ruiz Gallardón puso de moda, con su llegada al Consistorio en 2003, el cambio de sedes municipales, mudanzas que en su día alcanzaron cifras millonarias. La más llamativa, el propio traslado del Ayuntamiento y del despacho del alcalde al nuevo Palacio de cristal de Cibeles, lo que ha dejado hasta la fecha una factura de más de 500 millones de euros. El portavoz de la oposición, David Lucas, ha criticado también que los cambios de edificios de algunas concejalías se hayan llevado a cabo "a pesar de que las instalaciones de la Plaza de la Villa (sede histórica del Consistorio) están infrautilizadas”. 

Para los socialistas, algunos casos, han supuesto un auténtico despilfarro. Como el traslado de la sede de Servicios Sociales a la calle de Ortega y Gasset, en pleno barrio de Salamanca, cuyo alquiler cuesta 3,3 millones de euros. La mudanza de la concejalía de Hacienda a la calle Alcalá costó otros 10 millones de euros, mientras que habilitar la nueva sede de Economía en la calle Gran Vía supuso otros 3´2 millones

La desamortización de Aguirre

El “gran plan de amortización” de la 'lideresa' sacaría a la venta muchas de esos edificios vacíos o no suficientemente aprovechados que tiene en su propiedad el Ayuntamiento y que, según explicó Aguirre, “es un patrimonio inmenso”. La presidenta habla desde le experiencia que le da el hecho de haber pasado 13 años de su vida como concejal de la institución. 

Algunos de esos inmuebles ya salieron a la luz con el cambio de cromos que Gallardón tuvo que llevar a cabo para adquirir el Palacio de las Telecomunicaciones, antigua sede de Correos. El Ayuntamiento tuvo que deshacerse para ello de 360 millones en patrimonio y permutarlos con la Administración central para conseguir el ansiado edificio.  

En esa permuta, Gallardón intercambió una parcela en el PAU de Sanchinarro de 51.743 metros cuadrados valorada en 93 millones de euros. Incluyó también en el lote un local en la calle Hermanos Álvarez Quintero valorado en 1.160.000 euros y otro en el paseo de los Olmos que costaba 469.583 euros. El Ayuntamiento tuvo que comprar también, por 132 millones, un edificio que tenía alquilado en la calle Capitán Haya para entregárselo después al Ministerio de Ciencia y Tecnología y ceder a Cultura el edificio Cariátides, antigua sede del Banco Central hoy reconvertido en flamante sede del Instituto Cervantes. Solo este último inmueble fue tasado en unos 140 millones de euros. 
 
“Ya se lo dije a Juan Bravo (concejal de Hacienda)”, añadió ayer Aguirre. “Le recomiendo que se convierta en Juan Mendizábal. No se lo dije a Gallardón pero se lo digo ahora también y no veo por qué puede recibir estas cuestiones mal. Estoy segura de que se puede reagrupar la Administración municipal. Todas las empresas lo han hecho”. 
España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios