Marisol Yagüe se solidariza con los agentes detenidos por apalear a una prostituta

Los dos policías locales de Marbella detenidos junto a otros agentes más en relación a la violación y paliza sufridas por una prostituta, prestaron ayer declaración

Foto: Marisol Yagüe se solidariza con los agentes detenidos por apalear a una prostituta
Marisol Yagüe se solidariza con los agentes detenidos por apalear a una prostituta

Los dos policías locales de Marbella detenidos junto a otros agentes más en relación a la violación y paliza sufridas por una prostituta, prestaron ayer declaración en la localidad malagueña. Carmen T., pareja de Jesús Gil (alias Machota), principal implicado en el caso, declaró a El Confidencial que “aquí quieren que paguen solo unos pocos y han cogido a mi novio, pero esperamos que esto se resuelva porque, si no, te aseguro que vamos a tirar de la manta. Porque ellos no estaban solo en esto”.

 

Según Carmen T., “es verdad todo el tema de la paliza, pero lo de la violación es totalmente incierto. Ella también le pegó a él y le dio un taconazo que tiene un morado en el ojo que no veas. No es verdad todo lo que se está diciendo”.

 

En la puerta de los juzgados se produjeron varios altercados, uno de ellos el encuentro de las dos mujeres que denunciaron los hechos, testigos protegidas por la policía, con los familiares de los policías: “Iros a prostituiros a vuestros países, y dejar a nuestros hijos en paz”, decía la madre de uno de los policías detenidos a una de las testigos.

 

Una de las prostitutas que se quedó fuera, y que no tuvo que entrar a declarar a la sala, relató a El Confidencial que “con un móvil grabamos a estos hombres una vez poniéndoles las esposas a las chicas y haciendo el sexo, y otras veces apuntándolas con la pistola... todas tenemos miedo”.

 

La jornada de ayer fue de las más concurridas en los juzgados de Marbella. Era primero de mes y por allí se acercaron algunos imputados del Caso Malaya para firmar su libertad condicional. Fue el caso del anterior Jefe de la Policía Local, Rafael del Pozo, y de Marisol Yagüe, que de punta en blanco y conduciendo su propio Mercedes aparcó encima de una acera y se acercó hasta el juzgado número cuatro para estampar su firma mensual. En las escaleras del juzgado se encontró con los familiares de los agentes, ya que la entrada en el cuerpo de estos números de la policía local datan de la época del GIL.

 

Yagüe le dio dos besos a Pepa, la madre de Morente, uno de los policías imputado, y solidarizándose con ella le dijo: “Lo que necesitéis de mí y esté en mi mano, que yo pueda hacer, no tenéis nada más que decirlo”. Hablaba como si aún fuese la alcaldesa de Marbella.

 

La casa de la ex alcaldesa

 

Al ser preguntada sobre la investigación que se está llevando sobre la procedencia del dinero del pago de su casa y sobre el hecho de que el juez haya desestimado el recurso de devolución de su fianza, Yagüe evitó dar una respuesta en todo momento.

 

Según las diligencias policiales, los otros agentes que acudieron a declarar y que estaban también imputados, acudían al local para comprar y consumir droga de forma habitual sin detener a los vendedores, como es su obligación. La imputación es por omisión del deber de perseguir el delito. A la hora de cerrar esta información, el juez seguía con la ronda de declaraciones a las testigos protegidas y a sus presuntos agresores.

 

Francisca Caracuel, concejala de Seguridad, explicó que los policías no se encontraban de servicio cuando cometieron los supuestos delitos. Además, anunció que el Ayuntamiento adoptará como medida cautelar la suspensión de empleo y sueldo a los Policías del cuerpo municipal detenidos, una vez que les trasladen las imputaciones correspondientes. Asimismo, subrayó que el Equipo de Gobierno “no va a consentir bajo ningún concepto actitudes de esta naturaleza”, por lo que aplicará “tolerancia cero” a estos hechos “por respeto a la legalidad, a los ciudadanos y a la propia plantilla”.

 

Caracuel precisó que, de confirmarse la imputación, los agentes detenidos “serán apartados del servicio” por decreto de Alcaldía, que será posteriormente ratificado en Junta de Gobierno Local. La edil avanzó que el Ayuntamiento ya ha abierto expediente disciplinario y, en el momento en que reciba las imputaciones, actuará “con la máxima rapidez”.

 

La responsable municipal de Seguridad Ciudadana insistió en que “vamos a ser absolutamente contundentes con las medidas que se tengan que adoptar” porque, a su juicio, “se trata de hechos muy graves que no pueden arrojar ningún tipo de sospecha sobre la Policía Local ni empañar la excelente labor que desarrollan sus agentes”.

 

En todo momento precisó que el comportamiento de estos agentes no puede ser disculpado: un policía lo es las 24 horas del día. Tanto Jesús Gil como Enrique Morante ya habían sido objeto de varios expedientes por cuestiones laborales, pero ninguno de ellos por hechos similares a los que ahora se investigan.

 

Nota de redacción

 

El pasado miércoles 1 de octubre, El Confidencial publicó una información (La detención de varios policías en la 'Operación Puerto Banús' destapa una trama como la de Coslada ) en la que se decía que "además de Enrique Morante y Jesús Gil, autor de la paliza a la joven prostituta, se ha detenido al hermano de éste, Oscar Morante, alias Oskitar (...); y a Emilio Camacho". Hoy martes, este diario ha recibido un mail para hacer uso del derecho de rectificación amparado en la Ley 2/84 que reza el siguiente tenor literal: "No sabiendo de donde han recibo dicha información. Le solicito la rectificación en la información relacionada con el  policía local Emilio Camacho, puesto que no estoy imputado en ningún delito de los que Uds. informan".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios