Los motivos de Rubalcaba

Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior, continuará ejerciendo como tal en el próximo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Es un secreto a voces, aunque el
Foto: Los motivos de Rubalcaba
Los motivos de Rubalcaba
Fecha
Tags

    Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior, continuará ejerciendo como tal en el próximo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Es un secreto a voces, aunque el afectado todavía no haya dado su confirmación definitiva y se escude en que está en un "periodo de reflexión". Previsiblemente, Rubalcaba dará el sí quiero a Zapatero hasta, por lo menos, el ecuador de la legislatura en 2010.

    El presidente del Gobierno cuenta con él para seguir al frente de la lucha antiterrorista en una etapa en la que se presupone que ETA volverá a golpear con fuerza los estamentos del Estado. Hasta los socialistas vascos se han implicado en la tarea de darle ánimos para que continúe al frente de la cartera. Algo que Rodríguez Zapatero da por hecho: "Convencer a Rubalcaba no será lo más difícil", declaró el presidente a los periodistas el día en que acudió al Congreso a recoger su acta de diputado.

    Pero Pérez Rubalcaba hubiera preferido un papel más político en el futuro Gobierno de Zapatero, en el que soñaba con ocupar una de las vicepresidencias. Aspiración taponada de facto por el presidente del Gobierno al confirmar únicamente a Pedro Solbes y Teresa Fernández de la Vega como pilares de su Ejecutivo. Rubalcaba ha intentado ser nombrado vicepresidente o, al menos, ministro de la Presidencia, responsabilidad que recae en la esfera de De la Vega y que él ejerció en la última etapa de González. Ya lo intentó dos veces en 2006: la primera en abril, con motivo de la remodelación del Gobierno surgida con la dimisión de José Bono, y la segunda en octubre, cuando insistía a Zapatero que De la Vega era la mejor candidata del PSOE por Madrid.

    Decepcionado, Rubalcaba ha comenzado a deshojar la margarita con las primeras señales sobre su agotamiento al frente de una cartera con gran desgaste físico y que le deja poco tiempo para su vida privada. Hay que recordar que de su gestión depende no solo la seguridad del estado ante la amenaza terrorista, sino también las competencias de tráfico.

    El Clan Goya

    El líder socialista basa sus reticencias a seguir en una decisión "estrictamente personal" que no tiene nada que ver con el "organigrama", con el poder o con su edad y que está mucho más relacionada con el sino por el que atraviesa la familia de su esposa, Pilar Goya. Y es que tres de los hermanos del Clan Goya, a los que el ministro estaba también muy unido, han fallecido recientemente en trágicas circunstancias. "Es un tema complejo, de un cargo difícil, en una situación personal difícil", declaró Rubalcaba a los periodistas la semana pasada.

    En horas bajas de ánimo, ha asegurado, no obstante, que "pase lo que pase" lo que sí es "seguro" es que va a "estar cuatro años de diputado" y ser diputado "raso" o no depende de lo que le "toque". Acabará aceptando las responsabilidades que le confíe Zapatero, pese a que desearía un cargo con más tiempo libre para dedicarse a la atención de su familia.