TERMÓMETRO DEL 'MIDDLE MARKET' EN ESPAÑA DE EY

Más crecimiento y empleo: las macropymes lideran la recuperación económica

Las medianas empresas españolas tiran del empleo y la economía española, pero ahora, además, están liderando una etapa de mejora económica en nuestro país.

Foto:

A la hora de medir el tejido empresarial y la creación de empleo, hay un hecho incuestionable: las pequeñas y medianas empresas (pymes) son fundamentales en nuestro país. Los datos lo dejan claro: las pymes son el 99,6% de las empresas existentes en España y crean el 66,9% de los puestos de trabajo por cuenta ajena. Además, en 2016 crearon el 70% de todo el empleo generado en nuestro país.

Y dentro de las pymes, las medianas empresas no lideran el ranking en número de compañías inscritas, pero sí en términos de facturación, crecimiento y creación de empleo sostenible y a largo plazo, constituyendo el esqueleto básico de nuestro sistema social y laboral.

Cinco motivos para seguir siendo optimistas

Lo mejor de todo es que esta tendencia no va a bajar, ni mucho menos, sino que aspira a seguir ascendiendo. Así lo revela el Termómetro del Middle Market en España, elaborado por EY, que el pasado mes de abril entrevistó a cerca de 100 empresas del llamado 'middle market' (entre 40 y 500 millones de facturación) de toda España para preguntarles por sus previsiones para 2017.

Y los resultados no han podido ser mejores: la mayoría de estas macropymes tienen una visión positiva acerca del futuro de la economía española y son optimistas en relación a sus niveles de ingresos, creación de empleo e internacionalización para este año.

Y es que, pese a la incertidumbre nacional e internacional, las macropymes españolas dan por cerrada la crisis y ahora se centran en crecer y seguir creando empleo estable.

Para José Luis Ruiz Expósito, socio de EY y responsable del Premio Emprendedor del Año de EY en España, las conclusiones del informe son indudablemente positivas: "Las empresas españolas se encuentran cada vez más optimistas con la evolución de sus negocios y confirman con sus planes de crecimiento el dinamismo visto ya durante 2016. Además, muestran una mayor concienciación ante los riesgos globales derivados de las incertidumbres existentes en el plano internacional".

Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).
Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).

1.- Más ingresos en 2017

Los datos hablan por sí solos: según el informe, el 100% de los directivos encuestados creen firmemente que las cifras de negocio de su compañía no empeorará en 2017.

Concretamente, de hecho, el 73% considera que dicha cifra de negocios aumentará durante este año. El 27% restante rebaja las expectativas, pero siguen sin ser negativas: cree que el negocio se mantendrá de manera estable.

Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).
Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).

2.- Aumento de plantilla

Los números son buenos no solo en el aspecto puramente financiero, también en el laboral: el 71% de los encuestados consiguió crear empleo en 2016, mientras que el 78% seguirá haciéndolo a largo de este año.

Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).
Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).

Además, el 75% de los directivos asegura que el rol de la mujer en sus empresas seguirá incrementándose en los próximos años, ya sea en posiciones ejecutivas (28%), en el Consejo de Administración (7%) o en ambos sitios (40%).

Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).
Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).

3.- Internacionalización

El buen momento de las medianas empresas españolas tiene un reflejo que va un paso adelante: ver más allá de nuestras propias fronteras e internacionalizarse. El 71% de las empresas consultadas prevé entrar en nuevos mercados a lo largo de 2017 y pondrán el foco en dos continentes prioritarios para el 64%: Asia y América.

Por otro lado, un 32% se fija en el continente americano, aunque las elecciones en Estados Unidos han hecho que el objetivo se centre más en otros países como México, Perú, Chile y Argentina. El continente asiático también es atractivo para el 32% de los encuestados, con China y Japón como los dos países que más destacan, seguidos por Singapur, un país que, según las previsiones, experimentará un fuerte crecimiento económico a lo largo de 2017.

Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).
Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).

Del mismo modo, el 25% de los empresarios españoles consultados sigue teniendo terreno por recorrer en Europa, especialmente en los mercados escandinavos. Por último, el norte de África, que el año pasado fue mencionado por el 20,7% como foco de interés para crear negocio, en esta edición es identificado como prioritario únicamente por el 9% de los empresarios.

4.- Fusiones y adquisiciones

En lo que respecta a las estrategias de crecimiento, el porcentaje de compañías que apuesta por una estrategia inorgánica (compras o acuerdos con otras empresas) ha pasado del 35% al 58% en solo un año.

En este sentido, el 37% de las empresas que apuestan por un crecimiento inorgánico planea nuevas adquisiciones e integraciones en el futuro próximo, mientras que el 63% asegura que explora la posibilidad de crear 'joint ventures' o alianzas con socios estratégicos.

Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).
Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).

5.- Situación geopolítica

La decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea y el auge de partidos favorables a la salida del euro dibujan un entorno global cambiante en el que surgen crecientes interrogantes.

Por ello, son varias las compañías que ya están diseñando planes de acción ante eventuales cambios de las reglas del juego en algunos de los principales mercados mundiales. El 67% de las compañías españolas del 'middle market' considera que alguno de los riesgos globales de incertidumbre geopolítica puede tener un impacto negativo en su actividad a corto plazo.

Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).
Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).

Para el informe de EY, son tres los potenciales riesgos en este contexto: las posibles restricciones del comercio internacional desde Estados Unidos, las consecuencias comerciales del Brexit y la posible crisis de la eurozona en caso de triunfos electorales de grupos políticos favorables a la salida del euro.

El reto: transformación digital

Uno de los principales motivos detrás de la búsqueda activa de alianzas estratégicas y adquisiciones por parte de las macropymes es la oportunidad de tomar posiciones ante los cambios que están experimentando la mayor parte de mercados y sectores con la irrupción de las nuevas tecnologías.

En este sentido, si bien hace un año el 49% de los directivos encuestados señalaba los costes y mejora de los márgenes como el principal reto de cara a 2016, hoy esta opción solo es considerada prioritaria por el 19% de los directivos. Para el 40% de las empresas la prioridad número uno en 2017 es la transformación digital seguida, en un 33% de los casos, por la irrupción de nuevos modelos de negocio.

Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).
Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).

También en el caso de la preparación de información financiera, el cambio tecnológico es identificado por el 54% de los encuestados como el principal reto de futuro.

La asignatura pendiente: ciberseguridad

Sin embargo, hay un punto en el que las medianas empresas continúan cojeando: la ciberseguridad. Y no parece un mal menor, precisamente, ya que acontecimientos como el de la difusión del 'ransomware' WannaCry han puesto en alerta a las compañías de medio mundo.

Y es que, según el informe de EY, el 33% de las compañías no tiene activado ningún protocolo de ciberseguridad. Por otro lado, el 40% sí lo tiene, pero admite que no cumple con todas las necesidades: continuidad de negocio, prevención de fugas de información, privacidad, protección y detección de ciberataques.

Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).
Fuente: Termómetro del Middle Market en España (EY).

Y es que la llegada de las nuevas tecnologías siempre es una posible ventaja competitiva para las empresas, pero también las hace más vulnerables ante posibles ciberataques. Por ello, es importante que las compañías protejan sus sistemas y se aseguren de que sus profesionales toman consciencia de los distintos canales por los que una empresa puede sufrir un robo de información y conocer las fórmulas existentes para combatirlos.

En cualquier caso, las conclusiones solo pueden ser positivas: las medianas empresas españolas no solo tiran del empleo y la economía de nuestro país; ahora, además, también están liderando la salida de la crisis y la recuperación económica.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios