la naviera china entrará en el capital de la concesionaria

JP Morgan hace caja con la reforma de la estiba y vende a Cosco sus puertos españoles

El banco cede una parte de Noatum Ports a una de las mayores navieras chinas, que entra por la puerta grande en las terminales españolas. La operación calienta el conflicto con los estibadores

Foto: Un portacontenedores de la naviera estatal china Cosco. (Reuters)
Un portacontenedores de la naviera estatal china Cosco. (Reuters)

Pelotazo a la vista en el sector de las grandes navieras a la sombra del decreto de liberalización de la estiba. JP Morgan ha pactado con China Ocean Shipping Company (Cosco) la entrada en el capital de la mayor concesionaria de terminales portuarias de España, Noatum Ports. La operación, según ha podido confirmar en exclusiva El Confidencial de fuentes solventes, está prácticamente cerrada a la espera de trámites burocráticos y significará la entrada por la puerta grande en las terminales del país de la supernaviera asiática. A la vez, permitirá al banco radicado en Nueva York rentabilizar parte de la millonaria inversión que realizó en 2010, cuando adquirió al grupo ACS su filial de gestión de mercancías por vía marítima por 720 millones de euros.

El traspaso de la propiedad de Noatum Ports será parcial, según las mismas fuentes. Cosco entrará en el capital social con una acción combinada de caja para JP Morgan e inyección de fondos en la compañía portuaria para fortalecer su balance. JP Morgan seguirá manteniendo una participación relevante a través de la matriz holandesa Turia Ports Investments Holdings, un instrumento concebido en su momento como vehículo para ejecutar la inversión española y que tiene entre sus partícipes a inversores institucionales y en el que JP Morgan Asset Management y la holandesa Dutch Pension Fund Stichting Pensioenfonds ABP ejercen de gestores y asesores financieros. El porcentaje de capital que pasará a manos de Cosco y la plusvalía (si la hubiera) obtenida por los actuales propietarios todavía no ha trascendido.

Noatum controla terminales de contenedores y vehículos en los puertos de Valencia, Barcelona, Bilbao o Santander. Es el mayor operador español

Casi siete años después de comprar Dragos SPL (ahora Noatum), y como suele ser habitual en este tipo de vehículos, el gigante estadounidense considera que ha llegado el momento de empezar a hacer caja. Sin embargo, para lograr este objetivo, era clave que el Decreto de la Estiba recibiera la luz verde del Parlamento, ya que permite eliminar un incertidumbre y elevar la valoración de Noatum, al haberse liberalizado el sector y ante un previsible escenario de importante reducción de costes laborales.

El banco de inversión compró Noatum a ACS en 2012 por 720 millones de euros. (EFE)
El banco de inversión compró Noatum a ACS en 2012 por 720 millones de euros. (EFE)

Aunque una parte importante de las filiales de la terminalista está en beneficios, las fuertes inversiones acometidas en cumplimiento de los contratos de concesión aún mantenían a la matriz española Noatum Ports Holdings con patrimonio neto negativo, poco más 100 millones, en las cuentas depositadas en 2015. No obstante, la de carga y descarga de mercanías en las terminales españoles es un gran negocio que mueve cientos de millones de euros al año. Noatum gestiona terminales en Valencia, Barcelona, Bilbao o Santander, además de puertos secos en Madrid o Zaragoza. La valenciana es la mayor de sus concesiones, con una facturación anual de más de 130 millones.

Fuentes consultadas por El Confidencial aseguran que el acuerdo con Cosco está prácticamente cerrado desde hace meses, a la espera de que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, consiguiera sacar adelante su reforma de la estiba, como terminó ocurriendo el pasado 18 de mayo, gracias al respaldo de Ciudadanos y PNV, y a la abstención de PDeCat. Consultadas por este periódico, fuentes oficiales de JP Morgan declinaron hacer cualquier tipo de comentario al respecto.

El Puerto de Valencia, donde Noatum tiene una de sus mayores terminales. (Valenciaport)
El Puerto de Valencia, donde Noatum tiene una de sus mayores terminales. (Valenciaport)

Superado el escollo de la regulación laboral de la estiba, JP Morgan tiene el camino despejado para vender, puesto que la otra gran batalla que están lidiando ahora trabajadores y empresarios, la referente a la posibilidad de romper la fuerza sindical con diferentes convenios, es vista con menor preocupación por las grandes multinacionales.

Operación estratégica

La compra de Noatum supone para Cosco un importante hito estratégico porque toma una participación en la mayor terminalista de España, un país con el que operaba el transporte de mercancías pero en el que no controlaba ningún puerto. Otras navieras chinas, como Hutchinson, operan terminales propias, en su caso Best en Barcelona. Los responsables de Cosco llevaban meses realizando visitas y mostrando su interés por los recintos portuarios españoles, claves en el transporte marítimo como puerta de entrada y salida de Europa.

La operación revela la ambición de la naviera por gestionar puertos estratégicos para el comercio internacional e interoceánico. En agosto del año pasado, esta misma compañía, participada de forma mayoritaria por el gobierno de la República Popular de China, se hizo con el puerto de El Pireo, dentro del paquete de privatizaciones impulsado por el Gobierno griego de Alexis Tsipras por mandato de la troika. Aquella operación se valoró en más de 360 millones de euros y es evidente ahora que ha resultado insuficiente para los planes de expansión de Cosco.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios