listado de los brÓkerEs y los inversores

Los lobistas cinco estrellas de Zandi

El inversor iraní, acusado de un fraude fiscal millonario, utilizó a empresarios de la 'beautiful' madrileña para captar el dinero de millonarios nacionales y mundiales

Foto: Zandi, en el centro, en una foto de grupo en la que aparece Rafael Ansón, apoderado de otra 'offshore' que aparece en los Papeles de Panamá.
Zandi, en el centro, en una foto de grupo en la que aparece Rafael Ansón, apoderado de otra 'offshore' que aparece en los Papeles de Panamá.

Massoud Zandi, el hombre que repartía caviar a lo más granado de la esfera empresarial y política de España, vuelve a estar de moda. Mientras disfruta de su casa de lujo en Dubái, su refugio en los últimos meses, la Sección de Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Madrid ha ampliado la denuncia por graves delitos contra la Hacienda Pública española. En concreto, por defraudar 126,48 millones de euros al simular su domicilio fiscal en los Emiratos Árabes mientras ganaba ingentes cantidades de dinero vendiendo acciones de una compañía petrolera y otra minera en África que hoy en día no valen nada.

Para aquellos potenciales inversores en Sudán del Sur y Chad, el empresario de origen iraní, íntimo amigo de Juan Luis Cebrián y Felipe González, se valió de numerosos lobistas. La mayoría de ellos inversores de postín que llamaban a otros millonarios para que se animaran a entrar en el capital de Star Petroleum y SP Mining. Hacían de intermediarios para captar capital y financiar el desarrollo de estas aventuras en países con escasa seguridad jurídica e incluso física, donde el acusado por la Fiscalía de no declarar el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas aseguraba tener derechos de explotación con un valor incalculable.

Zandi posa ante la cámara junto al exfutbolista portugués Luis Figo.
Zandi posa ante la cámara junto al exfutbolista portugués Luis Figo.

Según la documentación oficial a la que ha tenido acceso El Confidencial, entre los lobistas que se movieron para sumar inversores a la causa, se encontraban personas como Andrés Piedrahíta, el millonario colombiano afincado en la madrileña Puerta de Hierro que en 2008 se hizo famoso en España por ser el responsable de la estafa piramidal de Bernard Madoff. Piedrahíta, un financiero discreto, la salsa de todas las fiestas de alto copete de Madrid, embarcó en dicho fondo a numerosos 'vips' que después le reclamaron vía judicial los fondos por los que él se había embolsado suculentas comisiones.

Años después, y pese al escándalo mundial, repitió la misma jugada con Zandi. Ni corto ni perezoso trató de convencer a Rafael del Pino, el actual presidente y máximo accionista de Ferrovial, para que invirtiese un trozo de su patrimonio en SP Mining. El constructor no entró en el negocio, que en aquel momento, y según la misma documentación, tenía un valor mínimo de 300 millones de euros. También intermedió con un bróker de reconocido prestigio mundial como Robert Hissum, que a su vez pretendía presentar el proyecto a banqueros de Deutsche Bank y Goldman Sachs.

Otro de los lobistas estrellas de Zandi fue el propio Felipe González, que se encargó de ofrecer el proyecto al mismísimo Carlos Slim. En el documento al que ha tenido acceso El Confidencial, se presenta a Slim como “el hombre más rico del mundo”, por delante de Bill Gates. El empresario iraní, con mansión en La Finca financiada con un préstamo de Caixabank, le pidió el favor al expresidente del Gobierno de España dada la gran relación que el exlíder del PSOE tenía y tiene con el magnate mexicano, actualmente dueño de la constructora española FCC.

Felipe González, Mesonero Romanos, Piedrahíta, los Cortina Koplowitz, Rafael Ansón y banqueros de Rothschild y de HSBC hacían de intermediarios

Por su parte, Guillermo Mesonero Romanos, un inversor que hizo mucho dinero con la compraventa de Puleva en los años noventa, era y sigue siendo –se mantiene como accionista de Star Petroleum– otro de los íntimos de Zandi que recibió el encargo de tantear a grandes fortunas españolas. Bajo las iniciales GM-R, Mesonero Romanos aparece en la documentación como el interlocutor con la familia Fernández Fermoselle, unos ricos del ladrillo que se hicieron millonarios con la venta de Parquesol por 900 millones. También fue el responsable de sondear a Blas Herrero, el dueño de Kiss FM, a quien asignaban unos ahorros de cientos de millones de euros.

Asimismo, fuentes próximas al empresario nacido en Irán aseguran que las iniciales AC, ACK y PCK se corresponden con Alberto Cortina y sus hijos Alberto y Pelayo Cortina Koplowitz. Los tres hicieron labores de intermediación con los Masaveu, probablemente la familia más rica de Asturias, con José Ramón Carabante, el millonario español que se metió en la Fórmula 1; con Trinitario Casanova, el polémico comprador del impagado Edificio España; y con Javier Díaz, otro español con base en el paraíso fiscal de Singapur. Los Cortina acabaron muy mal con Zandi, al que demandaron por estafa y al que le reclaman varios millones de euros. Se consideraron unas víctimas del locuaz 'trader'.

A cambio de un 3% contactaron con millonarios como Slim, la familia Masaveu, Blas Herrero, los Rothschild y la exmujer de Amancio Ortega

En la relación de lobistas, a los que se les prometió una comisión de entre el 3 y el 5% por captar capital, aparecen también Rafael Ansón, hermano de Luis María Ansón y gran amigo del iraní, con el que compartió grandes fiestas en Madrid y Dubái. El comunicador hizo de lobista con Mauricio Toledano, presidente de Eurofinsa, y Guil Silva, un banquero de HSBC. Otro banquero en nómina fue Juan Pablo Rodríguez Castejón, ex de Rothschild, quien se puso en contacto con Rosalía Mera, la exmujer de Amancio Ortega y dueña de un gran paquete de acciones de Inditex. El financiero, que también intermedió con la familia Losantos, multimillonarios tras vender la inmobiliaria Riofisa por 2.000 millones, acabó a malas con Zandi por impago de nóminas como ejecutivo de SP Mining.

El abanico de intermediarios de Zandi era tan grande que hasta se cita con las iniciales BK a Bernard Kouchner, el fundador de la ONG Médicos Sin Fronteras y exministro de Relaciones Exteriores de Francia hasta 2010. Su responsabilidad fue atraer a Benjamin Rothschild, uno de los descendientes de la famosa saga de banqueros. A todos ellos se les ofrecía participar en uno de los grandes pelotazos mineros y petroleros de África desde una Special Purpose Vehicle (SPV) o una sociedad fiscalmente eficiente si era necesario. Es decir, desde un paraíso fiscal. Varios de estos nombres aparecieron posteriormente en los conocidos Papeles de Panamá.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios