los reducirá un 33% este año

No solo palma: Lidl declara la guerra a los azúcares en sus bebidas de marca blanca

La cadena alemana se compromete a reducir progresivamente este ingrediente en el 50% de sus bebidas azucaradas (Freeway y Solevita), como ya hiciera con los cereales en 2016

Foto: Lidl reducirá un 33% los azúcares en sus bebidas carbonatadas. (EFE)
Lidl reducirá un 33% los azúcares en sus bebidas carbonatadas. (EFE)

Aceite de palma, azúcares... La cruzada de los supermercados contra las sustancias poco o nada saludables es cada vez más intensa, o si no que se lo pregunten a Lidl. La cadena alemana ha retirado los colorantes artificiales y las grasas hidrogenadas de sus marcas propias, y ahora es el turno del azúcar. “Nos comprometemos a la reducción progresiva de los azúcares en nuestras bebidas azucaradas y carbonatadas”, ha anunciado el director general de compras de la compañía, Miguel Paradela.

La medida va dirigida al refresco de cola Freeway y a los zumos Solevita, cuya cantidad de azúcar menguará un 33% este año. Pero no se aplicará en todas las referencias: de momento, afectará al 50%. Lidl ya rebajó un 16% la presencia de azúcares en sus cereales de marca blanca y vuelve a mover ficha como respuesta a la demanda de unos consumidores cada vez más preocupados por su salud. Sigue así la estela de grandes marcas de fabricante como Coca-Cola, Pepsi o incluso Nestlé.

Todos ellos han captado el mensaje. El impuesto a las bebidas azucaradas ya es una realidad en Cataluña, con el consecuente encarecimiento de los productos y posible merma en las ventas. De cumplirse el anuncio de Cristóbal Montoro, tarde o temprano acabará implantándose en el resto de España para cumplir con las recomendaciones de la OMS. Lidl aspira a eliminar 1.000 toneladas de este producto de sus lineales, o dicho de otra manera, la cantidad equivalente a 150 millones de terrones de azúcar.

Las grandes marcas de fabricantes también se han puesto manos a la obra para reducir los azúcares.
Las grandes marcas de fabricantes también se han puesto manos a la obra para reducir los azúcares.

"El 95% de nuestro surtido no contiene aceite de palma", aseguran desde Lidl¿Qué hará con el aceite de palma? Lidl no acabará con este producto tan cuestionado desde el punto de vista nutricional (y medioambiental) en sus marcas propias, a diferencia de Alcampo, pero sí se compromete a retirarlo por completo en su zona Bio y a hablar con sus proveedores para que lo sustituyan por otros aceites más saludables cuando sea tecnológicamente posible. “El 95% de nuestro surtido no contiene aceite de palma”, matizan.

La cadena alemana invirtió 368 millones de euros destinados en su mayoría a la remodelación de tiendas: inauguró 39 pero cerró 34 para reformarlas o cambiar de ubicación. Sus ventas ascendieron a 3.335 millones de euros en 2016, un 9,4% más respecto al año anterior, si bien el resultado neto del ejercicio aún no se conoce.

Lidl contrató a 1.000 personas el año pasado, hasta alcanzar los 12.500 empleados en España, y prevé incorporar a otras 1.000 en 2017. Su cuota de mercado es del 4,1%, por detrás de Mercadona (22,9%), Carrefour (8,5%), DIA (8,5%) o Eroski (5,8%), y por delante de Aldi (0,9%), según datos de la consultora Kantar Worldpanel.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios