reclamaciones por hasta 227,7 millones

Montoro estrecha el cerco sobre Sacyr: cierra la cuarta inspección en contra en cinco años

En apenas cinco años, la Agencia Tributaria ha cerrado cuatro inspecciones con veredicto de culpabilidad contra Sacyr. La última vez, el pasado septiembre

Foto:  El presidente de Sacyr, Manuel Manrique.
El presidente de Sacyr, Manuel Manrique.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no ceja en su cruzada contra las grandes compañías y continúa activamente levantando alfombras para recuperar el pago de impuestos pasados, una batalla en la que ha situado a Sacyr en el centro de su diana.

El grupo de infraestructuras acaba de firmar su cuarta acta en disconformidad en apenas cinco años, unas disputas que las dos partes han llevado hasta los tribunales en todos los casos.

El último tributo en disputa es el IVA del periodo de noviembre de 2011 a diciembre de 2012, impuesto sobre el que la delegación de grandes contribuyentes de la agencia estatal abrió una inspección parcial en diciembre de 2015.

Esta se saldó en septiembre del pasado ejercicio, cuando se firmó acta en disconformidad por un importe total de 8,9 millones, cantidad que Sacyr ha recurrido ante el Tribunal Económico Administrativo Central, según ha confesado en su último informe de auditoría.

Esta reclamación del fisco se suma a otras tres actas en disconformidad que suman 218,8 millones, lo que eleva la factura total que está exigiendo el fisco a 227,7 millones de euros. No obstante, solo una parte de esta cifra corresponde a Sacyr, ya que debe excluirse el importe correspondiente a Testa, filial que vendió a Merlin.

La constructora, además, considera que en el supuesto de que estas disputas terminen inclinándose en su contra, apenas tendrán impacto significativo, debido a que la reclamación más voluminosa, la correspondiente al impuesto de sociedades del periodo 2007-2010, "no supondrá, en ningún caso, ingreso en Hacienda, dado que solo supondrá menores bases imponibles negativas reconocidas".

Por este tributo, se firmaron actas en disconformidad por 128,7 millones de euros hace algo más de dos años, cantidad de la que 125,7 millones son imputables a Sacyr, y los otros tres millones de euros, a Merlin, y que está actualmente impugnada ante el Tribunal Económico Administrativo Central. En paralelo a esta inspección, Hacienda también exigió a la compañía 14,3 millones por el IVA correspondiente a los periodos de mayo de 2009 a diciembre de 2010.

Más antigua es la disputa por los impuestos de sociedades de 2004 a 2007, tributos que Montoro considera que se saldaron insuficientemente por un importe total acumulado de 75,8 millones, cifra de la que corresponden a Sacyr 74,8 millones y que la constructora ha recurrido a la Audiencia Nacional.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios