carta a todas las grandes empresas en bolsa

Albella pide al Ibex que acepte por escrito el uso de inglés como 'lengua oficial' de CNMV

El presidente de la CNMV considera que las sociedades cotizadas deben usar el inglés como idioma de referencia en sus relaciones con el organismo regulador de los mercados

Foto: El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella. (EFE)
El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella. (EFE)

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, ha remitido una carta a todas las empresas del Ibex-35 y a algunas otras sociedades cotizadas de gran tamaño y volumen de contratación en la que solicita de modo encarecido el uso del inglés en la comunicaciones oficiales que mantienen con el propio organismo de regulación bursátil. La misiva del titular de la CNMV responde al deseo mostrado por el ministro de Economía, Luis de Guindos, para que España aproveche las oportunidades que brinda el Brexit de cara a la atracción de las entidades que en un momento dado se vean obligadas a abandonar la City de Londres.

El tono empleado por el supervisor de los mercados y el empeño que manifiesta por convertir la lengua de Shakespeare en un segundo 'idioma oficial' no ha sido del todo bien encajado por algunas de las grandes compañías a las que se dirige Albella. En cualquier caso la intención de la CNMV es ampliar la requisitoria a cualquier compañía que contrate sus acciones en los mercados de valores con el fin de que la relación cotidiana entre el regulador y sus diferentes regulados se efectúe siempre de manera simultánea en español y en inglés.

Slyline de la City de Londres. (Reuters)
Slyline de la City de Londres. (Reuters)

Albella destaca como "especialmente importante" que la página web de la Comisión de Valores publique "cuanto antes en inglés todos los hechos relevantes" que cada día difunden los emisores en cumplimiento del artículo 11 del Reglamento de la Unión Europea 596/2014 sobre abuso de mercado. Estos comunicados forman parte de la actividad básica del regulador y permiten el puntual seguimiento de la actividad que realizan las sociedades cotizadas, que son las que vuelcan su información de manera directa en el servidor de la CNMV. El regulador ha reformado hace un mes su presencia en internet con una página más funcional y en la que se han incrementado significativamente los contenidos en inglés.

El planteamiento de la CNMV consiste en que ahora las sociedades cotizadas cumplan con el ejemplo y para ello Albella pretende que, además de los hechos relevantes, toda la información financiera periódica y las cuentas anuales sean reportadas en versión española e inglesa de manera ordinaria. La propuesta es bastante precisa y para evitar equívocos el presidente de la Comisión de Valores señala incluso la conveniencia de que las principales sociedades cotizadas empiecen a cumplir con este cometido antes de que concluya el primer semestre de este año, "aunque, obviamente, cuanto antes lo hagan mejor", añade Albella en su carta a los más altos ejecutivos del Ibex.

El regulador advierte que puede incluso proponer al Gobierno cambios legales para hacer obligatorio el uso del inglés por parte de las sociedades cotizadas

El jefe del organismo regulador muestra su autoridad de manera si cabe más apremiante cuando reclama, eso sí de manera sutil y en forma de agradecimiento, que sus interlocutores de las empresas confirmen "por escrito" si verdaderamente están dispuestos a atender el requerimiento en cuestión. Para despejar cualquier atisbo de duda entre los destinatarios de la carta Albella anuncia que "en la CNMV estamos valorando proponer un cambio legal para hacer obligatoria la remisión sistemática en inglés de las informaciones anteriormente mencionadas".

Albella, en rueda de prensa. (EFE)
Albella, en rueda de prensa. (EFE)

En medios jurídicos vinculados con las empresas del Ibex señalan a este respecto que la Ley de Procedimiento Administrativo otorga carta de naturaleza a las lenguas oficiales del Reino, entre las cuales no figura, de momento, el inglés. Quizá de ahí que Albella suavice en último término el tono de lo que parece una clara exigencia señalando que, en opinión de la CNMV, "no debería haber inconveniente para que las sociedades cotizadas importantes anticipen dicha remisión en términos voluntarios atendiendo a lo que se solicita en esta carta".

La comunicación ha sorprendido en medios bursátiles donde alguno de los principales inquilinos del Ibex mantienen estrategias que podrían entenderse contradictorias, por lo menos en comparación con el afán que manifiesta el presidente de la Comisión de Valores a la hora de imponer su criterio. No en vano, existen empresas cotizadas que están volcadas en defender el idioma español y que priorizan entre los criterios de idoneidad para seleccionar a sus consejeros extranjeros la conveniencia de que éstos manejen con cierta fluidez la lengua de Cervantes. La equiparación del español y el inglés puede suponer a la larga una quiebra en los programas de gobierno corporativo de grandes empresas que se postulan como santo y seña de la 'marca España' pero que ahora van a ser reclutadas para enarbolar también la bandera de la Union Jack.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios