logra un nuevo acuerdo sindicado

Resultados de OHL: pérdidas históricas de 432,2 tras ejecutar un fuerte saneamiento

El grupo de construcción ha cerrado un nuevo acuerdo sindicado, que asciende a 747 millones, dirigido a poder cumplir los objetivos del nuevo plan estratégico que presentará en marzo

Foto: Juan Villar-Mir de Fuentes, presidente de OHL
Juan Villar-Mir de Fuentes, presidente de OHL

OHL ha cerrado 2016 con unas pérdidas históricas de 432 millones de euros, derivadas del fuerte saneamiento que ha realizado y que ha supuesto un reconocimiento extraordinario de pérdidas en diversos proyectos problemáticos ('legacy' en la jerga del sector), ejercicio de limpieza dirigido a abordar su nuevo plan estratégico con los deberes hechos.

OHL

17:38:00 - 26/07/2017

(M :OHL )

3,831 €

0,161 €

4,39%

De hecho, según explica el propio grupo, “la cuenta de resultados normalizada, desafectadas de la reestimación de objetivos de los proyectos legacy y, a tipo de cambio constante, presentaría un beneficio neto de 248 millones de euros, cuatro veces superior al obtenido en 2015”. De hecho, los inversores están apoyando a la compañía en bolsa. La constructora subía alrededor de un punto por la mañana y se situaba entre las más alcistas del Mercado Continuo.

Entre otros ejemplos, OHL ha realizado un reconocimiento extraordinario de pérdidas en la división industrial de 44 millones, con impacto directo en ebitda, otro de 149 millones por el contrato de construcción del Centro Hospitalario de la Universidad de Montreal, con impacto en ebit (beneficio neto operativo); además de un saneamiento de 476 millones por los proyectos problemáticos, lo que eleva hasta 670 millones el importe total del ejercicio extraordinario de reconocimiento de pérdidas.

Todas las principales líneas de la cuenta de resultados han cerrado con caídas: las ventas han retrocedido un 11,6%, hasta 3.862 millones; mientras que el beneficio bruto operativo (ebitda) se ha situado en 222,9 millones, lo que supone un recorte del 77%.

Tras el saneamiento de 2016, que ha incluido un ambicioso programa de venta de activos, OHL prevé presentar un nuevo plan estratégico hasta 2020 el próximo marzo. Para abordarlo, y tras las fuertes rebajas de calificación crediticia sufridas en los últimos tiempos, el grupo de infraestructuras ha firmado un acuerdo sindicado de 747 millones con sus entidades acreedoras.

En concreto, Caixabank, Banco Sabadell, Bankia, Santander, Popular, Société Générale y Crédit Agricole, que representan el 60% de su banca acreedora, han decidido mantener sus posiciones y comprometer un paquete de financiación adicional por importe total de 747 millones de euros: 190 millones de línea de crédito, 465 millones de línea de avales y 92 millones de línea de confirming.

Las entidades han concedido un plazo inicial de 18 meses, que se irá prorrogando conforme el grupo de infraestructuras vaya alcanzado los objetivos fijados por ambas partes y que van directamente ligados al nuevo plan estratégico, el cual ha sido revisado por PWC. Uno de los principales objetivos que se ha marcado OHL para este año pasa por alcanzar un ratio de apalancamiento con recurso a finales de 2017 inferior a una vez, con el objetivo de lograr así una mejora del rating.

Agustín MarcoAgustín Marco

Para lograr este reto, es clave el programa de desinversiones del grupo, que en 2016 ha alcanzado los 2.267 millones, con unas plusvalías de 435 millones, de las que 330 millones se han generado en 2016, y que todavía tiene por delante varios hitos pendientes.

Por una parte, las desinversiones en el resort mexicano Mayakoba y en el complejo de Canalejas, que ya han sido acordadas pero todavía no están ejecutadas, aportarán unos fondos netos de 297 millones; por otra, la venta del grupo ZPSV y la autovía A2, que han recibido ya ofertas vinculantes que suman 101 millones; mientras que el plan de ventas de una participación del 49% en cinco concesiones en Latinoamérica cuenta con dos candidatos interesados que, si las conversaciones cristalizan, aportarían a final de este ejercicio unos fondos netos de 116 millones.

El objetivo del nuevo consejero delegado del grupo, Tomás García-Madrid, quien junto al nuevo presidente, Juan Villar-Mir, ha apostado por realizar este fuerte ejercicio de saneamiento, es destinar el grueso de estas ventas a reducir la deuda con recurso hasta el entorno de 180 millones para final de año, objetivo que sería viable alcanzar si todas estas desinversiones se logran ejecutar en 2017.

La cara más negativa de este plan de saneamiento es el recorte de plantilla que está preparando el grupo, y cuyas líneas maestras podrían anunciarse el próximo mes de marzo, dentro del nuevo plan estratégico, el cual mantendrá los mismos mercados objetivos, pero profundizará en la generación de caja y en la reducción de costes.

Para OHL es clave ir cumpliendo los hitos marcados cuanto antes, ya que esto le permitiría obtener, por parte de las agencias de calificación, una mejora de la perspectiva del ráting (actualmente negativa) en 2017 y una subida de la nota el próximo ejercicio. Si lo consigue, el siguiente paso consistiría en transformar parte del sindicado que acaba de pactar con sus entidades acreedoras en emisiones de bonos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios