las sinergias pueden crear empleo en fabricación y destruir en venta

La fusión Peugeot-Opel pone en jaque la red de concesionarios y sus empleos en España

La posible adquisición del fabricante francés de la división de General Motors en Europa podría ser el espaldarazo definitivo a la consolidación de trabajadores en la fábrica de Zaragoza

Foto: Concesionario Peugeot.
Concesionario Peugeot.

La compra de la división de General Motors (Opel) en Europa por parte del Grupo PSA (Peugeot y Citroën), que podría cerrarse de forma inminente, según han señalado fuentes de la compañía citadas por Reuters, tiene consecuencias directas en España. Desde el punto de vista industrial, la operación tiene todo el sentido, e incluso podría generar más volumen de exportaciones, según explican a este periódico fuentes del sector conocedoras de la actividad de ambas compañías en suelo español. Sin embargo, en la parte comercial habría, presumiblemente, una reducción de concesionarios, y consecuentemente una merma de empleos, fruto de las sinergias que provocaría la integración de ambas compañías. Los inversores han recibido la noticia con fuertes compras en bolsa. Peugeot se ha elevado un 4,32% en la bolsa de París, mientras que General Motors ha subido casi el 5% en Wall Street.

La parte más difícil se la llevaría la red comercial de las dos compañías. Aunque su competencia es total, quienes conocen el sector creen que en las grandes ciudades podrían sobrar concesionarios de una de las dos compañías. Según explican a este periódico, cada marca tiene una posición de fortaleza en función del lugar de España. Esta red comercial podría estrecharse a favor de la marca que tenga la posición de dominio dependiendo de la zona en que se encuentre. El año 2016, Opel fue la marca más vendida en España, solo por detrás de Renault.

Los lugares de venta y reparación oficiales son concesiones a empresas particulares. La fusión de ambas compañías podría llevarlas a prescindir de algunas si consiguieran dar el servicio con aquellos centros más capaces y eficientes.

Vienen de situaciones difíciles

Esta fusión se entiende en un contexto de dificultades durante los últimos años para ambas compañías. El fabricante francés se vio con el agua al cuello, con pérdidas millonarias, hasta el punto de que tuvieron que entrar en el accionariado en 2014 capital chino y el Estado francés. Una situación similar vivió General Motors, que fue rescatada por EEUU tras el estallido de la crisis financiera desatada en 2008. La dolorosa reestructuración de General Motors en Europa vino acompañada de cierres de fábricas, y sus números no le salen. Desde 1999, la firma ha perdido 20.000 millones de dólares en Europa. Si finalmente se cierra la operación, la firma estadounidense saldría escaldada de Europa, donde ya no tendría presencia. Los expertos señalan que tras la reestructuración, ninguna de las dos compañías tiene una situación muy boyante de liquidez.

A pesar de los cierres de fábricas de General Motors y el grupo PSA (clausuró su fábrica de París), su construcción automovilística en España sigue adelante, no exenta de apuros, como demuestran las reestructuraciones que Peugeot implementó en su fábrica de Madrid en los últimos dos años. Los analistas de Citi, que han valorado la fusión, sostienen que General Motors es "más productiva pero menos rentable". La firma americana reportó pérdidas en Europa por valor de 300 millones de dólares, los cuales achacó en gran parte al Brexit. PSA, que no ofrece datos regionales, calcula que podría haber logrado unos beneficios operativos de 1.600 millones. La fusión convertiría a PSA en el segundo mayor grupo de automóviles de Europa, solo por detrás de Volkswagen.

Fuentes conocedoras del sector señalan que PSA Group podría avanzar mucho al disponer de la fábrica de Figueruelas (Zaragoza) que tiene General Motors. La capacidad de producción de la compañía francesa está limitada. La factoría de Madrid, con más de 2.600 trabajadores, tiene un tamaño reducido que permite construir un volumen no muy amplio (unos 50.000 coches al año). Y su otra gran fábrica, situada en Vigo y donde emplea a más de 7.600 personas, está limitada para crecer, dado que el mar supone un obstáculo geográfico importante. De esta forma, Peugeot-Citroën podría aumentar su producción, que exporta en un 85%-90%, de acelerar la construcción de vehículos en Zaragoza, donde trabajan alrededor de 6.000 personas para General Motors. Las plantas de producción de Galicia y Aragón sacan cada año alrededor de 500.000 vehículos.

Colaboración que viene de lejos

La fusión de ambas compañías llegaría cinco años después de que General Motors y PSA arrancaran un plan de colaboración que se va a materializar de forma inminente. La base de varios modelos de ambas compañías son los mismos. Por eso algunos modelos de Citroën y Peugeot se van a empezar a construir en Zaragoza, mientras que la PSA de Vigo ensamblará otros de Opel. Esto tiene todo el sentido industrial, comenta un experto, y daría a Citroën la posibilidad de aumentar su producción. De ahí que, desde el punto de vista de la fabricación, existan buenas expectativas de empleo. Los datos demuestran que la planta de Figueruelas viene empujando fuerte. A finales de este mismo mes de enero, se conocía que General Motors contratará en su factoría maña a 2.000 jóvenes para renovar la mitad de su plantilla. Esto supone un aumento de personal de 500 trabajadores.

Karl Thomas Neumann (c,i), presidente de Opel, y el director de General Motors España, Antonio Cobo (c,d).
Karl Thomas Neumann (c,i), presidente de Opel, y el director de General Motors España, Antonio Cobo (c,d).

No obstante, los números globales que maneja Citi también invitan a la preocupación de los trabajadores de las planta de PSA. Los analistas informan de que los empleados de la compañía americana son capaces de fabricar más coches que PSA. Las cuentas a nivel mundial de las dos fabricantes reflejan que cada trabajador de General Motors produce unos 46 vehículos al año, mientras cada empleado de PSA solo es capaz de hacer unos 17. No obstante, las cifras de Citi dicen que la firma estadounidense construye 35 coches año por 25 ensamblados por la empresa francesa. En cualquier caso, los números en España reflejan que en Zaragoza Opel saca más coches al mercado con menos operarios que PSA en Vigo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios