EN VIGOR A PARTIR DEL 1 DE JULIO

¿Tienes una empresa? Hacienda cruzará tus datos en tiempo real para evitar fraudes

Apenas se le ha dado bombo, pero el Gobierno ha instaurado un sistema de cruce de información entre empresas. Te ofrecemos todas las claves para que no llegues tarde

Foto:

Apenas se le ha dado bombo de manera pública, pero es una medida que desde el 1 de julio de 2017 afecta a parte de las empresas españolas y que, según Anfix, de aquí a 2019 afectará a la totalidad de las compañías que pagan el IVA de manera trimestral a la Agencia Tributaria en España.

La propuesta ya venía de la anterior legislatura, en la que se avanzó bastante en este sentido, pero la falta de tiempo provocó que el Gobierno no pudiera aprobarla. Sin embargo, en esta nueva legislatura ha habido más prisa: el Consejo de Ministros aprobó el pasado 2 de diciembre la entrada en vigor del suministro inmediato de información (SII), el nuevo sistema de gestión electrónica de información sobre el IVA por parte de las empresas españolas.

¿Qué es exactamente el SII?

El suministro inmediato de información es un nuevo sistema de gestión de IVA que ha introducido la Agencia Tributaria y que, de acuerdo al criterio oficial, tiene como objetivo "modernizar y agilizar la gestión de los libros de IVA", según el propio Gobierno. Sin embargo, a nadie se le escapa que lo que subyace realmente es combatir el fraude con la máxima eficacia posible, basándose en un sistema de cruce de información prácticamente en tiempo real entre empresas, una novedad para Hacienda.

Este sistema de gestión de IVA entrará en vigor el próximo 1 de julio. Las primeras compañías que tendrán que cumplir con el nuevo sistema son aquellas que estén inscritas en el Registro de Devolución de IVA Mensual (Redeme), así como las grandes empresas (facturación de más de seis millones de euros), los grupos societarios a efectos de IVA y las compañías que, voluntariamente, quieran acogerse.

Hacienda cruzará datos entre empresas en tiempo real para combatir el fraude

Lo de que algunas empresas quieran ir acogiéndose no es una frivolidad: según Anfix, el SII no se quedará solo en las grandes compañías, sino que acabará aplicándose a la totalidad de las empresas españolas. Sin embargo, para las pequeñas habrá un plazo progresivo que se extenderá hasta 2019. A partir de entonces, es previsible que se libren muy pocas empresas.

Hay dos años para la adaptación, cierto, pero con la experiencia vivida por las empresas de otros países, más vale comenzar a adaptarse cuanto antes si se quieren evitar sustos de última hora.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

De pagar el IVA en 20 días... a hacerlo en cuatro

Las implicaciones asociadas a este nuevo sistema se resumen básicamente en dos: por una parte, los plazos de entrega se reducen muy significativamente; por otra, la información presentada deberá tener un grado de detalle mucho mayor que la actual.

Los plazos de presentación de la información pasarán de los 20 días actuales a tan solo cuatro. Sin embargo, estos cuatro días serán definitivos en 2018; en 2017, a modo de transición, serán ocho días. En lo que sí insiste la Agencia Tributaria —ya en el propio nombre de la medida— es en la inmediatez de la entrega de la información; por tanto, cabe esperar que en pocos años esta deba ser tramitada de manera inmediata.

El plazo de entrega se reduce de 20 a cuatro días y la información deberá ser mucho más detallada

Pero no solo los plazos se verán afectados, también el nivel de detalle de la información, tendiendo a ser cada vez más detallada. Cuando un empleado incurra en un gasto, este deberá aprobarse, registrarse contablemente y ser presentado en un plazo de cuatro días después de su registro.

Por tanto, la carga administrativa de las empresas subirá sustancialmente, de la misma forma que ha sucedido en otros países que han seguido los mismos pasos.

Errores de contabilidad.
Errores de contabilidad.

Las facturas, a tiro de 'app'

Ante esta perspectiva, las grandes empresas ahora (y las pequeñas después) se acaban encontrando en una disyuntiva: o aumentan de manera muy significativa el equipo humano y los recursos destinados a la gestión de las facturas o recurren a la tecnología para llevar a cabo esa gestión de manera ordenada y, sobre todo, rápida de cara a Hacienda.

En este sentido, anfix, la única aplicación de facturación y contabilidad que está homologada por las cinco agencias tributarias que existen en España, ofrece una aplicación de gestión de facturas muy similar a otras existentes en otros países. Estas aplicaciones permiten, por un lado, conectar con el banco, donde de forma inmediata se incorporan los movimientos y permiten ser conciliados con un clic; y por otro lado, mediante una 'app' —homologada por la Agencia Tributaria— que se entrega a los empleados, permiten la captura de tiques con una sola foto. Es decir, se puede tirar el papel, porque la foto tiene validez ante una inspección. En el caso de anfix, se extraen automáticamente los datos del tique y también genera el asiento correspondiente.

Con hacer una foto a un tique, la 'app' ya recoge la información y la ordena

Mediante el uso de este tipo de aplicaciones, se consiguen agilizar los procesos contables al máximo, pues conectan a los empleados de las empresas, el departamento de administración (que valida la información, pero no la introduce), el asesor contable y la propia Agencia Tributaria. Todo bajo el control del asesor fiscal (si lo tiene) o el propio contable.

Y es que el suministro inmediato de información en 2017 solo afectará a algunas empresas y los plazos aún serán de varios días, pero si miramos alrededor y vemos lo que está sucediendo a nivel internacional, no hace falta pensar demasiado para darse cuenta de que Hacienda tenderá a solicitar esta información a las empresas españolas de manera cada vez más inmediata.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios